EntrevistasCloud

“Salesforce sería el frontoffice y nosotros el backoffice en la nube”

Chano Fernández, Copresidente de Workday

Chano Martínez, Workday
Chano Martínez, Workday

¿En qué entorno se mueve su compañía?

C. F.: Workday se dedica al área de Finanzas y Recursos Humanos de grandes, medianas y pequeñas empresas, siempre mayores de 500 empleados totalmente integradas en la nube pública. Comercializamos un software en el que todos los clientes comparten la misma versión.

¿Se consideran un Salesforce de Recursos Humanos?

C. F.:  Es una buena comparación. Salesforce podría ser la parte del frontoffice de interacción con el cliente, y nosotros proveemos las herramientas de backoffice, finanzas, RRHH y el ERP más tradicional.

¿Cuál es su perfil de cliente?

C. F.: Cubrimos todos los perfiles. Tenemos referencias en más de 20 industrias. Somos muy conocidos por los grandes usuarios. Más del 30% de las ‘Fortune 500’ son clientes nuestros y 20 de las 50 mayores compañías del mundo trabajan con nosotros. Las principales industrias son Financial Services, Business Services, IT, Manufacturing y farmacéuticas, con una importante penetración de clientes.

Cotizamos en el Nasdaq y tenemos una capitalización bursátil de 21.200 millones de dólares

¿Qué número de usuarios tiene su plataforma?

C. F.: No medimos principalmente el número de usuarios, pero nos diferenciamos en un aspecto fundamental. Tenemos más de 1.800 clientes globales. Pero cuando tenemos un cliente, todos los empleados de esa empresa utilizan nuestra aplicación, en eso somos muy diferenciales. Si en Europa hemos ganado las cuentas de Siemens o Shell, eso se traduce en que sus miles de empleados hacen uso de nuestra solución. Lo mismo nos sucede con Unilever, por poner otro ejemplo.

Workday es una empresa pública y cotiza en bolsa. ¿Pueden facilitarnos datos económicos?

C. F.: Efectivamente, cotizamos en el Nasdaq y tenemos una capitalización bursátil de 21.200 millones de dólares. Este año hemos facturado por encima de los 2.000 millones de dólares.

¿Por qué no están instalados en España o al menos no son conocidos?

C. F.: Estamos en el mercado español desde mayo de 2016. Cuando entramos ya había más de 200 empresas que utilizaban Workday en España, en este caso, subsidiarias de compañías multinacionales como Sanofi o Beckham, que eran clientes nuestros. Cierto es que todavía no habíamos vendido ninguna licencia a empresas con sus servicios centrales ubicados en España. Esto se explica porque somos una empresa joven, con solo 12 años de existencia. Hay que tener en cuenta que lo primero que se empezó a mover a la nube fue la parte de CRM y luego los RRHH, y ahora se está desplazando al cloud el capítulo de finanzas y, más adelante, le seguirán las aplicaciones de industria. Ese es el ritmo de madurez, que tiene su proyección desde el punto de vista geográfico.

¿Considera maduras a las empresas españolas en relación con cloud?

Cuando empezó la cloud pública en Europa, los RRHH llevaban un desfase de un par de años con relación a Estados Unidos, con el Reino Unidos y los países nórdicos como adelantados. Pero el Sur de Europa se mostraba todavía inmaduro en este aspecto. Inmaduro a la hora de valorar las ventajas y por tener reticencias con respecto a la seguridad o la privacidad, o explorar la innovación. La oficina de Reino Unido la abrimos en 2008, tres años después de empezar en EEUU y ocho antes que España. Considero que las empresas españolas van madurando. Lógicamente, las ventanas de maduración se están acortando. Si el desfase entre Reino Unido y EEUU en RRHH fue de dos a tres años, el desfase con Finanzas, que va hacia el ‘pure cloud’, es de un año. Yo creo, en relación con el mercado español, que las distancias se están reduciendo cada vez más rápidamente.

Computing 777