Calidad de la información

Aunque tengo la sensación de descubrir el Mediterráneo y de abusar de la confianza de Perogrullo…

Publicado el 30 Jul 2010

…creo que resulta necesario una vez más recalcar la importancia que los datos tienen para cualquiera y, muy especialmente, para una organización. El dato puede considerarse el ladrillo de la información, la unidad indivisible del conocimiento, que dota de atributos y sentido a las actividades empresariales. La gasolina que mueve los sistemas de información, ya sean CRM, ERPs o gestión de recursos humanos.

Sin embargo, esta obviedad no es interpretada siempre como se debiera ni valorada lo suficiente por las compañías para que decidan en invertir en consecuencia. En estos tiempos en que las fusiones entre cajas de ahorro o las adquisiciones de compañías son moneda corriente, es cuando hay que enarbolar con más fuerza la necesidad de contar con unos datos limpios y válidos para que la operativa de la empresa resultante no acabe paralizada o resulte ineficiente.

Ahora que vivimos en tiempos de cloud computing y que son terceros los que van a acarrear con nuestra información más estratégica y vital, es el momento de efectuar una depuración de los datos, para que no quedemos en manos de un sistema que ya no podemos controlar y que no depende de la empresa que los generó. Las Tecnologías de la Información nos permiten instrumentalizar el mundo y ordenarlo para extraer conocimiento.

Pero vivimos en un momento de explosión de la información, de un big bang de terabytes que nos agobiará amenazando desestabilizar nuestras estructuras informativas. La saturación de la información nos lleva a una desinformación a la que hay que añadir la frustración asociada. Las empresas deben poner manos a la obra para conseguir que sus datos tengan calidad, y asentar sobre ellos el futuro de su negocio sustentado en la Sociedad del Conocimiento.

¿Qué te ha parecido este artículo?

La tua opinione è importante per noi!

Rufino Contreras
Rufino Contreras

Artículos relacionados