“En A3 Software hay ilusión, pasión y compromiso con nuestro trabajo”

Desde su fundación en 1980, A3 Software, compañía dedicada a al desarrollo de software de gestión estándar para despachos profesionales, sigue teniendo planes de futuro, y su máximo responsable en España comenta qué áreas van a potenciar más y cómo el Software como Servicio se acabará imponiendo en las empresas.

Publicado el 23 Abr 2010

A3 Software está inmersa en su 30 aniversario, ¿qué hitos puede destacar de la compañía?
Es muy emocionante haber podido llegar hasta este punto, porque además todavía están aquí muchos de sus fundadores. Este año nos hemos marcado el objetivo de alcanzar los 30.000 clientes y reforzar nuestra presencia en el mercado de los despachos profesionales y pymes, porque somos una compañía de software de gestión especializado en los ámbitos laboral, fiscal y contable. Pero también reforzaremos nuestra presencia en el mercado de gestión de recursos humanos y de personal. Estamos comprometidos con el desarrollo de soluciones innovadoras, y en ese sentido, a lo largo de 2010 seguiremos dando a conocer nuevas soluciones. En ambos sectores pretendemos seguir con nuestro plan de adquisiciones para incorporar experiencia, capacidad, conocimiento, personas e incluso buenas prácticas.

A3 Software cuenta con dos principales líneas de negocio, la de gestión laboral, fiscal y contable sobre todo para despachos profesionales y la de gestión de RRHH, ¿Cómo está repartido el porcentaje de negocio y qué aspectos se pretenden reforzar más?
El 80% de nuestra facturación corresponde al segmento de Asesorías y Pymes, de los cuales, aproximadamente un 70% son asesorías y el otro 30 pymes. El 20% restante de la facturación lo ostenta la parte de Recursos Humanos, aunque pretendemos llegar a duplicar la facturación en este segmento en 2009.

La compañía opera mayoritariamente para despachos profesionales, ¿Tiene pensado dar el salto hacia compañías más grandes o el target sigue siendo la pyme?
Siempre analizamos la posibilidad de entrar en nuevos mercados adyacentes, pero nuestro negocio siempre ha estado dirigido al profesional del ámbito fiscal, contable, laboral y de recursos humanos. No obstante, nuestra suite de Recursos Humanos por ejemplo, sí se acerca a empresas de cierto calado, de hecho estamos abarcando a compañías de entre 100 y 1500 empleados. Más arriba tenemos competidores muy fuertes, grandes multinacionales que desde el punto de vista de producto no compiten con el nuestro.

¿Cómo puede hacer frente a una compañía tan fuerte y mayoritariamente implantada en el campo de los despachos profesionales como pudiera ser por ejemplo, Sage?
En realidad, nuestras principales bazas son nuestro alto grado de especialización y la tecnología que ofrecemos como elementos imprescindibles de diferenciación. La verticalización es muy importante, porque es la mejor manera de aproximarse al mercado, de ganar capilaridad. También es verdad que resulta muy importante para nosotros la integración de software, contenidos y servicios, y es que otros fabricantes se valen de partners para ello, haciendo que en realidad la integración no sea tal, sino una mera vinculación.

¿Cuál es la propuesta de Software como Servicio de A3 Software? ¿Detecta una demanda de este tipo de soluciones?
Sí, efectivamente se está detectando demanda, pero no a la velocidad que nosotros pensamos o que nos gustaría. La trasformación del SaaS y el cloud computing desde luego será una realidad, lo que no se sabe todavía es cuánto tiempo va a pasar hasta que esto sea posible. En un estudio de IDC en el que participamos hace un año se concluía que en tres años el Software como Servicio crecería un 12% cada año. Francamente nosotros sí vemos una tendencia a cambiar el modelo de utilización del producto de software, y a cambiar el modelo de licenciamiento, pero también hace falta un cambio de mentalidad y cultura, para que desaparezcan los miedos y temores. También es cierto que las aplicaciones SaaS, todavía tienen que mejorar en aspectos de integración o de capacidad de adaptación. Y cabe destacar que hace falta diferenciar entre Software como Servicio y cloud Computing, puesto que hay mucha confusión: no es lo mismo pagar por uso que tener una aplicación ‘en la nube’.

¿Cómo vislumbra el futuro de la compañía?
El gran hilo conductor de crecimiento este año será la división de recursos humanos en empresa, pero en el segmento de asesoría también seguimos creciendo. Hasta 2008, nuestro crecimiento era de doble dígito, mientras que 2009 se redujo a un solo dígito. Por otro lado, seguimos captando a clientes nuevos, y el año pasado sumamos a 2.000 nuevas compañías, de las cuales más de 800 son despachos profesionales de asesoría. Se trata de unos resultados totalmente alineados con la estrategia de grupo; de hecho, en los últimos meses llevamos implantando un cambio de estrategia a nivel global; un cambio organizativo que ya se ha puesto en marcha en Estados Unidos y ahora se está trasladando a Europa. A nivel local, nos afectará poco, porque España es uno de los países con mejores prácticas de Europa, y de hecho es somos referentes, porque nos ponen como ejemplo, como un país bien estructurado, bien organizado y con los negocios bien compartidos.

El grupo Wolters Kluwer al que pertenece A3 Software sigue apareciendo en las listas de mejores empresas para trabajar, de hecho en 2009 encabezó el ranking, ¿Cuál es la fórmula secreta para que los empleados estén motivados con su trabajo?
Estamos muy contentos. Porque al final lo que pesa es el equipo, porque todos somos equipo, todas las personas que formamos parte de la compañía. Aquí prima el sentido común en los directivos, y somos realmente un equipo. Desde la dirección hay mucha transparencia y los proyectos son siempre comunes. Hay ilusión, pasión y compromiso con nuestro trabajo. Nadie tiene un control de presencia, todo el mundo tiene horarioflexible, hay gente que teletrabaja. Además, al final, nos movemos siempre por objetivos, porque es importante que todo el mundo sepa cuáles son sus objetivos y los de su departamento. Otro punto importante es que hay mucha confianza en los empleados. Si pasamos en el trabajo ocho horas al día, hay que intentar que no sea una tortura, que la gente vaya con ilusión, sentido de humor y que haga las cosas porque quiere hacerlas; no porque se lo indique un jefe.

¿Qué te ha parecido este artículo?

La tua opinione è importante per noi!

B
Lucía Bonilla

Artículos relacionados

Artículo 1 de 2