OpiniónAnalytics

La analítica y la nube: Impulsar el crecimiento mediante la toma de decisiones estratégicas

Rakesh Jayaprakash, Product Manager en ManageEngine

El movimiento hacia la nube comenzó en 2015, pero no ha sido hasta los dos últimos años cuando la adopción de la nube se ha convertido en la norma, con la gran mayoría de las cargas de trabajo empresariales migrando a la nube. Ofrece muchas ventajas para el almacenamiento y la informática frente a las formas tradicionales de computación, como la velocidad, la agilidad, la flexibilidad, el ahorro de costes, la conectividad, la colaboración y, lo que es más importante, la resiliencia.

Esta adopción generalizada de la nube se extiende a todas las tecnologías, incluida la analítica avanzada. El traslado de la analítica a la nube ofrece inmensos beneficios, como una mejor experiencia del cliente, una mayor visibilidad y previsibilidad de la cadena de suministro digital, la optimización de las operaciones de red y la mejora de la previsión de ingresos.

Exploremos algunas de las ventajas empresariales de trasladar la analítica a la nube:

Visión instantánea del “Big Data”

Las organizaciones recogen datos a gran escala y esperan obtener información de ellos en un tiempo récord. Desde un punto de vista técnico, estas dos cosas no suelen ir de la mano. Cuantos más datos estén disponibles, más tiempo se necesita para filtrarlos, clasificarlos y analizarlos antes de poder hacer una interpretación significativa.

Los sistemas de análisis de datos in situ pueden no ser capaces de mantener la alta potencia de procesamiento necesaria para procesar volúmenes masivos de datos; incluso si lo hacen, se requieren importantes inversiones de capital. Una infraestructura en la nube, por el contrario, es flexible y escalable y puede aumentar la potencia de procesamiento bajo demanda en respuesta al aumento de las cargas de trabajo. Esto supone un gran ahorro para la organización, ya que no tiene que pagar por poseer estos recursos adicionales.

Accesibilidad

A pesar de llevar casi dos años trabajando en el modo híbrido, el 80% de los datos de una organización siguen aislados en sistemas locales, en la nube y en la multi-nube que no sé comunican bien entre sí, lo que hace que las organizaciones tengan que aplicar la analítica a datos parcialmente disponibles y tomar decisiones basadas en esos conocimientos. En una época en la que los trabajadores son remotos o están en modo híbrido, puede ser perjudicial que la aplicación de análisis solo sea accesible a través de la red corporativa o de alguna forma de restricción geográfica. El público de la alta dirección espera que sus conocimientos estén disponibles independientemente de dónde se encuentren y de la forma en que se sientan más cómodos. Esto incluye estar disponible tanto en los navegadores de escritorio como en los móviles.

United Parcel Service (UPS), la mayor empresa de transporte de paquetes del mundo, abordó con éxito su problema de datos y acabó ahorrando 39 millones de galones de combustible y reduciendo más de 364 millones de millas de sus rutas. En 2012, UPS empezó a utilizar la analítica en la nube para sus datos de IoT y subió a la nube los datos de rendimiento de sus motores y vehículos. Con más de 250 millones de puntos de datos, UPS creó modelos avanzados de optimización de rutas y ahorró en costes de combustible.

Mantenimiento cero

Cuando la mayor empresa de viajes compartidos del mundo, BlaBlaCar, quiso actualizar su infraestructura para sostener el crecimiento, no quiso estar atada a un único servidor de ejecución en la nube o en las instalaciones. En lugar de ello, fue uno de los primeros en adoptar la contenedorización, pasando posteriormente a la plataforma de orquestación Kubernetes para dar soporte a su flota de aplicaciones. Mientras que BlaBlaCar solía tardar días en poner en marcha un nuevo servicio debido a los enormes esfuerzos de mantenimiento y conservación, después de la nube, pudieron poner en marcha nuevos servicios en cuestión de minutos.

Las empresas tienen necesidades tan diversas para alojar aplicaciones y cargas de trabajo que las soluciones totalmente locales o totalmente en la nube no suelen funcionar, debido principalmente a los esfuerzos de mantenimiento necesarios. Las aplicaciones que se ejecutan en las instalaciones requieren mucho mantenimiento regular y correcciones para mantener las cosas en orden. Además, la falta de disponibilidad física de los empleados en la oficina hace que el mantenimiento de la infraestructura local se convierta en un reto diario.

En estos casos, las organizaciones recurren al mejor enfoque de TI en el que contratan las mejores soluciones de los proveedores de SaaS. La infraestructura subyacente que soporta estas aplicaciones es propiedad de los proveedores de SaaS, que se encargan de su mantenimiento y servicio, lo que ahorra trabajo a la organización y garantiza el tiempo de actividad, las actualizaciones oportunas y una mayor seguridad. Esto permite a la organización redirigir su mano de obra a otras áreas de negocio multifuncionales, como la resolución de problemas, el crecimiento y la diversificación.

Flexibilidad con la migración a la nube

La mayor plataforma de comercio electrónico, Amazon, trasladó sus datos de gestión de inventarios a la nube para estar a la altura de las crecientes demandas del negocio y ofrecer a sus clientes información en tiempo real sobre la disponibilidad de los productos. Además de trasladar sus datos, Amazon también trasladó sus análisis a la nube, lo que le permitió predecir con exactitud las necesidades de inventario y limitar el tiempo de espera de los productos.

La capacidad elástica de las empresas de hoy en día, debido a las cambiantes demandas de los clientes y a la constante evolución de los requisitos tecnológicos, requiere una infraestructura igualmente elástica que se amplíe para dar cabida a las crecientes cargas de trabajo. Estos cambios exigen un modelo de trabajo accesible desde cualquier lugar que requiere que las aplicaciones y las cargas de trabajo estén disponibles en la nube. Dado que casi el 60-70% de las aplicaciones críticas se trasladan a la nube, es natural que las aplicaciones de análisis también tengan presencia en la nube.

La proximidad y la accesibilidad desempeñan un papel fundamental a la hora de ofrecer análisis y conocimientos en tiempo real. La transferencia de datos entre las aplicaciones de destino y las analíticas es más rápida cuando ambas están en plataformas similares, en lugar de que una esté en la nube y la otra en las instalaciones.

Recuperación de desastres y prevención contra la pérdida de datos

Los planes de recuperación de desastres suelen incluir la creación de un centro de datos secundario para replicar el entorno de producción y garantizar la seguridad de los datos. Sin embargo, es de esperar que se produzcan algunos retrasos en la copia de las cargas de trabajo cotidianas al centro de datos secundarios.

Para una organización que ejecuta sus cargas de trabajo en las instalaciones, la creación de un centro de datos secundario para la recuperación de desastres implica una planificación cuidadosa, una ejecución meticulosa, el cumplimiento estricto del protocolo y una parte considerable de su presupuesto de TI. Pasar a las aplicaciones SaaS elimina la necesidad de establecer un centro de datos secundario para la recuperación de desastres y es más fácil para el presupuesto de TI. Además, los proveedores de SaaS se encargan del aspecto de seguridad de la recuperación de desastres, dejando a la organización con una cosa menos de la que preocuparse.

Los proveedores de SaaS mantienen varias copias de los datos de los clientes junto con instantáneas basadas en el tiempo. En caso de borrado accidental, el cliente puede volver a una versión y configuración anteriores de su aplicación para recuperar los datos perdidos. En el caso de las aplicaciones de análisis alojadas en la nube, nunca se pierden los datos. Esto significa que una organización puede continuar donde lo dejó y avanzar en sus objetivos y estrategias de mejora y crecimiento empresarial.

Colaboración

 

La colaboración se vuelve sencilla, eficiente y sin complicaciones, y se produce en tiempo real con las plataformas de análisis en la nube. Ya sea para las operaciones diarias o para la toma de decisiones estratégicas, el tiempo que las personas de la organización esperan interminablemente para recopilar información se reduce significativamente al utilizar la analítica en la nube. La nube permite a las personas de diferentes designaciones, departamentos y geografías acceder sin esfuerzo a los datos centrales de su trabajo y colaborar para llegar a un consenso sobre las soluciones a los problemas urgentes.

Conclusión

La nube siempre ha estado a la vanguardia de la innovación. La analítica y la nube pueden desempeñar un papel fundamental a la hora de optimizar las operaciones de TI, agilizar los procesos, crear equipos de alto rendimiento y garantizar la seguridad de los datos de la organización. La analítica en la nube libera recursos para trabajar en la innovación en lugar de preocuparse por los arreglos y por mantener los servicios en línea.

En última instancia, la analítica mejora la productividad y aumenta el crecimiento de la organización. Además de la disponibilidad segura de la analítica las 24 horas del día, la nube permite acceder a los datos y buscar soluciones dentro de ellos sin restricciones geográficas ni de alojamiento de aplicaciones.

Computing 816