Ducati, cuando el podio depende de los Mbps

La subsidiaria de Ducati, Ducati Corse, se ha propuesto subir a los pilotos Casey Stoner y Nicky Hayden al podio del Gran Premio de MotoGP. La emblemática firma italiana sabe que conseguir su objetivo puede depender de una diferencia de un milisegundo y por eso se ha aliado con Toshiba, cuyos portátiles, con procesadores Intel Core 2 Duo, han permitido a los técnicos de Ducati reducir en un 25 por ciento el tiempo necesario para la ejecución de herramientas, el desarrollo de análisis y la configuración de sus motos en carrera.

Publicado el 01 Jul 2009

La tecnología es uno de los grandes aliados del motociclismo y desde hace años viene jugando un rol clave en la evolución de este apasionante mundo, empezando por el diseño de las motos y su fabricación, hasta su monitorización en carrera, un proceso que implica el análisis de multitud de datos a fin de dar con la configuración que puede hacer ganadores a la moto, su piloto, el equipo y la marca. Es una cuestión de exactitud, precisión y, sobre todo, tiempo. Y es que, subir o no subir al podio puede depender de una diferencia de un milisegundo. “La pista es nuestro banco de pruebas y sólo hay un juez, que es el cronómetro, el que va a decir si nuestro esfuerzo fue o no fue válido”, afirma el director de Desarrollo de Marca de Ducati Motor Holding, Lucio Attina.

A la búsqueda de esa fiabilidad y de la capacidad para ir contra el cronómetro, Ducati Racing ha rubricado una alianza con Toshiba en base a la cual el fabricante japonés proporciona al equipo de la firma de origen italiano que compite en el Gran Premio de MotoGP los ordenadores portátiles que utilizan sus técnicos para llevar a cabo la monitorización y el análisis del rendimiento de sus motos en el campeonato mundial.

La apuesta de Ducati por el fabricante japonés se apoya justamente en la capacidad de sus portátiles para reducir el tiempo requerido para el desarrollo de estos procesos. “Un cambio puede suponer una diferencia de milésimas de segundo que puede significar estar dentro o fuera del podio”, subraya Attina.

En ese escenario, los requerimientos de Ducati eran claros. “Al elegir el equipamiento informático de esta temporada”, indica Attina, “nuestros ingenieros buscaban un fabricante que le ofreciese la mayor capacidad de procesamiento y rendimiento del mercado, pero que además se incluyera en dispositivos muy portátiles, ergonómicos, de calidad y a la vez robustos y seguros”.

Tras llevar a cabo una serie de análisis, los portátiles de Toshiba dejaron patente su potencia. Y es que, respecto al equipamiento que anteriormente utilizaba el equipo italiano, los nuevos portátiles de Toshiba, basados en la plataforma Centrino 2 de Intel, han permitido al equipo Ducati reducir en un 25 por ciento el tiempo de ejecución de herramientas, desarrollo de análisis y configuración de las motos. Ducati ha logrado asimismo reducir en un 40 por ciento el tiempo de arranque del sistema y en un 10 por ciento el tiempo de descarga de los datos desde el sistema electrónico de las motos, las cuales incorporan más de un centenar de sensores. Este avance supone poder llevar a cabo un mayor número de pruebas y reglajes sobre las motos durante los Grandes Premios, con la consecuente mejora general de los procesos de puesta a punto de las motocicletas.

Tras las correspondientes pruebas, el equipo de MotoGP de Ducati empezó a hace uso de los portátiles de Toshiba en el circuito italiano de Mugello y, sin despreciar otros factores -empezando por el piloto que, según Attina, supone el 50 por ciento del rendimiento en la pista-, las mejoras conseguidas parecen estar dando sus frutos. Ducati logró su primera victoria en el Gran Premio de Italia de MotoGP en Mugello, con Casey Stoner; y ha conseguido nuevamente subir al piloto al tercer cajón del podio en Montmelo y en el circuito holandés de Assen. En la pasada carrera en el circuito Red Bull en Laguna Seca (EEUU), el australiano de Ducati se ha quedado en la cuarta posición y tiene una nueva cita en Alemania.

Concretamente, el equipo de MotoGP de Ducati, que está integrado por 23 personas, está haciendo uso de los portátiles profesionales Tecra S10 y Tecra R10, con procesadores Intel Core 2 Duo. Entre las prestaciones del equipamiento, Ducati destaca, en primer lugar, su rendimiento. “Toshiba e Intel nos pueden ayudar a dar respuesta al reto de ahorrar tiempo en la transferencia de datos desde las motos cuando están en la parrilla de salida y, además, permite acelerar el trabajo oscuro de los técnicos a la hora de procesar datos para determinar qué ha pasado y qué se puede mejorar”.

Junto al rendimiento, también se han valorado la seguridad y la conectividad. En cuanto a la seguridad, Ducati destaca los sistemas para la protección de los datos, incluyendo el acceso seguro basado en huella dactilar y el sistema antirrobo con contraseñas en BIOS de los portátiles Toshiba; y en materia de conectividad, tanto los portátiles Tecra S10 como los R10, ofrecen un comprensivo abanico de posibilidades de conexión de forma que “los ingenieros pueden conectarse a otros dispositivos, así como a la red, estén donde estén”.

Por último, la robustez y resistencia de los portátiles de Toshiba también se ha tenido muy en cuenta en la selección. No en vano, en muchas ocasiones las carreras de MotoGP se desarrollan bajo la lluvia o con muy altas temperaturas. Estas circunstancias no pueden ser en ningún caso un obstáculo para el triunfo, el cual depende, tal y como reza el lema de Ducati, en “no rendirse nunca”.

¿Qué te ha parecido este artículo?

La tua opinione è importante per noi!

Redacción

Artículos relacionados

Artículo 1 de 5