Bruno Chao, managing director de Accenture Technology: La Digitalización Sostenible más necesaria

En 2023, se estima que el 4% de las emisiones de carbono sean generadas directamente por la tecnología, y esta cifra será del 15% en el 2040. Por Bruno Chao, Managing Director de Accenture Technology en España, Portugal e Israel.

Publicado el 17 Ene 2023

2018_fotografo_nacho_urbon-nachourbon, fotografia-profesional-corporativa

Cerramos un año convulso marcado por el conflicto en Ucrania, con un impacto económico que está sacudiendo con especial virulencia el sector energético. Todo ello exige a la Unión Europea en su conjunto, y a España en particular, incrementar su independencia energética, al mismo tiempo que mantienen sus objetivos de neutralidad en emisiones. Según nuestro estudio ‘Acelerando los objetivos de cero emisiones de las empresas de todo el mundo para 2050’, la creciente inflación de los precios de la energía y la inseguridad del suministro están provocando que los objetivos marcados queden fuera de su alcance, a pesar de que cada vez más empresas de todas las regiones están estableciendo objetivos de descarbonización claros y visibles. En España, los datos reflejan el incremento del compromiso de las compañías con el entorno: el 83% tiene objetivos de cero emisiones netas, un 33% más que en 2021.

La tecnología es fundamental a la hora de contribuir a modificar el comportamiento humano en lo que respecta a cómo consumimos los recursos y cómo producimos. Para ello, debemos tener en cuenta el impacto en todo el ecosistema: en origen (proveedores, partners), internamente (empleados) y destino (clientes y consumidores finales) para escalar y amplificar todas estas soluciones. Ahora, más que nunca, es fundamental acelerar la ejecución de las estrategias sostenibles eficaces para alcanzar los objetivos ESG.

Tecnología sostenible

Para lograr el ímpetu que se necesita, hay que abordar todos los ámbitos de negocio en los que las capacidades tecnológicas de última generación pueden impactar rápidamente:

– Generación de cadenas de valor sostenibles basadas en la economía circular de todos sus productos, desde la obtención de las materias primas hasta el reciclaje. En este sentido la clave es la trazabilidad de toda la cadena de producción, a través de tecnologías de blockchain, y la implementación de gemelos digitales que permiten simular estas cadenas productivas.

– Ofrecer al mercado y al consumidor opciones de productos sostenibles que incorporen transparencia, claridad y rigor. Para ello, son los modelos predictivos basados en inteligencia artificial los que permiten analizar las preferencias de los consumidores y por tanto ofrecer los productos que más se adecúen a las mismas.

– Reducción del consumo energético y de las emisiones de carbono mediante la migración de la infraestructura tecnológica a soluciones cloud que reducen este consumo energético en más de un 84% y las emisiones en un 65%.

– Identificar, definir, medir y mejorar los objetivos de sostenibilidad (ODS), forma parte del aspecto regulatorio. Las tecnologías basadas en IoT permiten capturar datos de consumo energético y emisiones en tiempo real y los modelos analíticos avanzados facilitan la explotación de estos. Las soluciones tecnológicas de mercado incorporan en su funcionalidad los informes y cuadros de mando que permiten el seguimiento de los principales indicadores.

En 2023, se estima que el 4% de las emisiones de carbono sean generadas directamente por la tecnología, y esta cifra será del 15% en el 2040

En 2023, se estima que el 4% de las emisiones de carbono sean generadas directamente por la tecnología, y esta cifra será del 15% en el 2040. Por ello, las líneas de actuación que habrá que tomar deberán estar relacionadas con la optimización del consumo de los data centers, mediante la utilización de infraestructuras basadas en cloud; con un balance adecuado en los modelos de inteligencia artificial en cuanto a exactitud y consumo energético. Hay que recordar que la evolución de un modelo de inteligencia artificial para reducir en un 2% el margen de error puede conllevar un incremento en consumo energético de más del 700%. Y, por último, habrá que garantizar una adecuada selección del lenguaje de programación teniendo en cuenta los parámetros de consumo energético. Los lenguajes interpretados (Python, NodeJS) tienen un consumo energético de hasta 10 veces más que los semicompilados (Java, C#) y de 48 veces más que los compilados (C, C++).

En medio de los cambios económicos, políticos y medioambientales mundiales, más empresas que nunca se han comprometido públicamente a reducir en gran medida las emisiones de carbono en torno a 2050. Esta mayor ambición es alentadora, pero también está claro que se requiere una fuerte aceleración de las reducciones de emisiones. La transición a las cero emisiones netas debe incluir todas las áreas de la empresa, y no es posible sin una combinación de tecnología digital y física que habilite la transformación sostenible de las industrias y del ecosistema. 2023 deberá ser el año en el que la digitalización sostenible empiece a volar, por fin, a velocidad de crucero.

¿Qué te ha parecido este artículo?

La tua opinione è importante per noi!

Redacción

Artículos relacionados

Artículo 1 de 5