El desarrollo de software en la nube: clave para la flexibilidad y la eficiencia

Por Jorge Herrero, Head of Technology de Entelgy.

Publicado el 10 Mar 2023

El desarrollo de software en la nube: clave para la flexibilidad y la eficiencia.

Cada vez son más las empresas que adoptan la nube como base de los entornos digitales, y se espera que en 2023 el 88% de las compañías ejecute más de la mitad de sus cargas de trabajo en la nube. Sin embargo, la nube por sí sola no resuelve (o solo en parte) las necesidades de las empresas en cuanto a transformación digital. Estas deben ser capaces de desarrollar, ejecutar y mantener sus propias aplicaciones, y en este sentido, el desarrollo de software en la nube está experimentando su edad de oro a día de hoy.

Flexibilidad, eficiencia y escalabilidad en la creación y distribución de aplicaciones son solo algunas de las ventajas de esta tecnología con respecto al desarrollo de software tradicional. Esto supone que los desarrolladores pueden trabajar en cualquier lugar y en cualquier momento utilizando herramientas de colaboración en línea.. Además, la nube permite a los desarrolladores realizar actualizaciones y mejoras continuas sin interrumpir el servicio a los usuarios, lo que conduce a una experiencia del cliente mejorada. De esta manera, el desarrollo de software en la nube trata de ofrecer muchas más garantías y protecciones activas.

No obstante, existen algunas preocupaciones que las empresas todavía están considerando a la hora de abrazar el desarrollo en cloud, y no son cuestiones baladí, por lo que hay que analizar todas las variables para dar una respuesta apropiada.

Se espera que en 2023 el 88% de las compañías ejecute más de la mitad de sus cargas de trabajo en la nube

Por un lado, la seguridad de sus datos y aplicaciones en la nube es un factor decisivo para decantarse o no por esta tecnología. En este contexto, temen que la nube pueda ser menos segura que sus propios servidores internos, o que puedan haber vulnerabilidades de seguridad que puedan ser explotadas por atacantes. Sin embargo, ocurre todo lo contrario: los proveedores de nube utilizan tecnologías de seguridad más avanzadas que los sistemas locales, y tienen equipos dedicados a vigilar activamente las provisiones de servicio. Para mejorar la seguridad de los datos y la privacidad en el desarrollo de software en la nube existen diversas opciones que ofrecen una capa extra de seguridad, que pasan por la utilización de servicios de nube confiables y seguros, y que cumplan el Esquema Nacional de Seguridad. Entre ellas, existe la posibilidad de encriptar los datos de punto a punto, o implementar controles de acceso y autenticación, y por supuesto, hacer un uso correcto desde la programación con un código seguro, y un diseño de las estructuras de almacenamiento optimizadas para cada tipo de dato y el uso que se le va a dar. Todo ello para asegurar que solo las personas autorizadas tienen acceso a los datos y garantizar el cumplimiento de la normativa local en materia de soberanía digital.

Al mismo tiempo, en ocasiones existe incertidumbre sobre el coste de la migración de aplicaciones existentes a la nube o la necesidad de invertir en nuevas herramientas. De nuevo, la nube, cuando se pone en marcha con un plan y estrategias adecuadas, permite una mejora directa de la eficiencia de los procesos empresariales de un 15%. Sin embargo, hay que tener en cuenta que se trata de modelos de pago por uso, por lo que hay que estar alerta, a través de marcadores o límites, para cerciorarnos de que los recursos de nuestras operaciones están equilibrados. En este punto, de nuevo, debemos elegir un proveedor de nube adecuado, que ofrezca un equilibrio entre precio y rendimiento, y optimizar el uso de recursos, y que nos ofrezca las herramientas necesarias para ayudar a reducir los costos de desarrollo y de operación.

En este sentido, existen algunas soluciones de observabilidad que están siendo clave para el éxito de muchos negocios. Se trata de tecnologías monitorizan, con absoluta visibilidad, toda la infraestructura tecnológica, las aplicaciones y la experiencia de usuario para así identificar exactamente y en tiempo real los problemas, evitando que lleguen a afectar a los usuarios finales, reduciendo costes en la solución de problemas y generando beneficios en términos de rendimiento. En definitiva, el desarrollo del software en la nube se ha convertido en indispensable para solucionar los problemas corporativos a los que se enfrentan las empresas inmersas en sus procesos de transformación digital, más aún en un entorno altamente competitivo donde el aprovechamiento de todos los recursos, especialmente tecnológicos, puede definir el rumbo de la compañía y marcar la diferencia frente a la competencia. Mitigar los posibles riesgos o desafíos ante la adopción de esta tecnología pasa por escoger a los partners adecuados y sacar partido de los recientes avances de la nube para resolver las preocupaciones de los CIO en materia de seguridad y de coste.

¿Qué te ha parecido este artículo?

La tua opinione è importante per noi!

Redacción

Artículos relacionados

Artículo 1 de 4