NoticiasCloud

Red Hat: "La cloud híbrida cuaja en la empresa española"

Según Red Hat, cada vez más organizaciones saborean los beneficios de la computación en la nube. Sin embargo, en esta transición la plataforma será lo que marcará el éxito del viaje.

¿Por qué las empresas están apostando por la nube híbrida? Según Red Hat porque los beneficios que aporta para la operativa del negocio son muy elevados. En palabras de Julia Bernal, country manager para España y Portugal, la razón es porque permite a las compañías “transformar la forma en la que entregan valor a los clientes”. La computación en la nube aporta agilidad y la mayoría de los ecosistemas TI son, a día de hoy, híbridos. “A medida que las organizaciones adoptan la nube pública resulta más habitual utilizar un entorno híbrido”, matiza la máxima responsable. De hecho, según un estudio de IDC, el 70% de las organizaciones implementan entornos de nube híbrida y multicloud y para 2020 la consultora prevé que este porcentaje suba al 90%. En este contexto, la inversión en contenedores irá aumentando como una alternativa cloud que concede flexibilidad en la gestión de aplicaciones. La consultora 451 Research estima que el mercado del software de contenedor de aplicaciones crecerá hasta llegar a más de 5.500 millones de dólares para 2023 con una tasa de crecimiento anual compuesta del 28%.

Sin embargo, para conseguir que este viaje a las nubes sea satisfactorio la clave está en la plataforma. “Es el factor que va a marcar el éxito del desarrollo de estas soluciones”, apunta Julia Bernal. Una plataforma que haga posible que todas las aplicaciones de una empresa funcionen con los mismos parámetros que bajo el modelo tradicional. Actualmente 9 de cada 10 nubes públicas se ejecutan en Linux de ahí que la directiva asegure que “en el corazón de la cloud está Linux”.

Innovación y seguridad: valores del código abierto

“El open source es el alma de Red Hat”, observa Bernal. Según la compañía, innovación y seguridad son los dos grandes valores que brinda el código abierto. El hecho de que se desarrolle de forma colaborativa lo hace más seguro (está configurado por mucha más gente). Además, “trae más talento técnico” con más de 23 millones de desarrolladores aportando sus conocimientos en la materia. Quizás sea estos dos aspectos los que están haciendo que el open source sea cada vez más atractivo para las empresas. De acuerdo con el reciente estudio State of Enterprise Open Source realizado por la multinacional, el 69% de las organizaciones consideran muy estratégico el software de código abierto empresarial en las estrategias de sus compañías; y un 20% muy importante. Asimismo, analizando la evolución en los últimos doce meses, muy pocas compañías que han recurrido a él han dejado de utilizarlo. El 68% ha incrementado su empleo y el 59% van a seguir apostando por él en el próximo año. Pese a estas buenas perspectivas, todavía existe mucho software tradicional en las empresas (ostenta un porcentaje mayoritario), pero en dos años habrá una paridad. Habrá una migración por las tecnologías que se están usando en la nube y en contenedores que son open source.

La cloud híbrida cuaja en la empresa española
La cloud híbrida cuaja en la empresa española

Buscando proveedores cloud para dar servicios gestionados

Red Hat lleva 25 años dedicándose al código abierto empresarial. Recientemente lanzó OpenShift 4, la última generación de su plataforma de Kubernetes corporativos, y a día de hoy, más de 1.000 clientes utilizan Container Platform. Socio de IBM desde hace 20, el gigante azul la compró en octubre de 2018. La fusión entre ambas no se ha producido todavía, tal y como ha confesado la country manager y esta operación “les ha permitido escalar a mayor velocidad y llegar a cualquier parte del mundo, mucho mejor que si lo hubiéramos hecho solos”.

La compañía aterrizó en España en 2005 y tienen presencia física en Madrid, Barcelona y Valencia. A escala global ha registrado crecimientos del 68% trimestre tras trimestre, una tendencia que también ha seguido España. Concretamente, en nuestro país captado más de 40 nuevos clientes de OpenShift en 2019. Asimismo, más de 250 organizaciones confían en sus soluciones middleware. Entre su cartera de clientes figuran Cepsa, Repsol, Telefónica, BBVA, Santander, Seur o X by Orange, entre otras.

Para llegar a estas enseñas, Red Hat se ha apoyado en su canal: “el 75% de nuestra operación es indirecta y contamos con partners que cubren todas las geografías”, ha desvelado Julia Bernal. También han puesto mucho foco en la formación o, en palabras de la directiva, en “certificar talento” contando para ello con diferentes programas de formación en 38 universidades y centros de formación en España.

Aunque todas sus soluciones están certificadas para todos los proveedores de nube pública bajo un modo on premise, la firma está apostando por los servicios gestionados de infraestructura que, por el momento, proporciona sobre Azure y AWS aunque confían en incorporar más enseñas en breve.

Computing 785