OpiniónCloud

Cómo los MSP pueden navegar en el caos de la multinube

Gonzalo Echeverría, Country Manager Iberia de Zyxel.

Las empresas, especialmente las pymes, dependen cada vez más de las recomendaciones y la experiencia de los proveedores de servicios gestionados (MSP) a la hora de gestionar la nube. Aunque los MSP tengan una mayor influencia en el proceso de selección, la decisión final de compra sigue siendo de los dueños de las empresas, cuyas motivaciones a menudo no reflejan los esfuerzos de los MSP para asegurar una implementación eficiente.

Lo que necesitan es impulsar más rápidamente los resultados empresariales y verlos reflejados en mejorar la eficiencia de la nube y la productividad del personal. Esta presión, a menudo lleva a las empresas a contratar diferentes proveedores para la gestión de la nube. Según un informe de IDC, más del 70 por ciento de las empresas están utilizando varios entornos en la nube, a pesar de que trabajar en múltiples nubes puede causar muchos dolores de cabeza.

Como resultado, el papel de los MSP se ha vuelto aún más desafiante. Al principio, la adopción de la multinube fue impulsada por las inseguridades acerca de la fiabilidad de ésta, ya que las empresas querían evitar la pérdida de datos y de tiempo. Sin embargo, esto ha evolucionado desde entonces, y los entornos multinube se han visto impulsados por la necesidad empresarial de disponer de diversas funciones ofrecidas por distintos proveedores, así como por la ubicación geográfica de las oficinas y los proveedores de gestión de la nube.

La adopción de la multinube fue impulsada por las inseguridades acerca de la fiabilidad de ésta, ya que las empresas querían evitar la pérdida de datos y de tiempo

Desde el punto de vista de un MSP, esto añade un nivel más de complejidad a la migración y gestión de la nube. No solo necesitan asegurarse de que trabajan como una extensión de los equipos de sus clientes para definir y llevar a cabo una estrategia clara de transición a la nube, sino que también necesitan optimizar la arquitectura de la red y vigilar de cerca el coste total de la propiedad.

Los MSP tienen que adquirir un alto conocimiento sobre los diferentes proveedores y modelos de gestión de la nube para poder evaluar los entornos según los objetivos de negocio específicos. El reto clave en la gestión de estos entornos es minimizar la nube para obtener el máximo beneficio. El uso de más de un proveedor a menudo significa que hay una superposición cuando se trata de ofertas, duplicación de tareas y el tiempo necesario para gestionar sus servicios.

Para utilizar todas las capacidades de un entorno multinube, los MSP deben usar herramientas que permitan un movimiento fácil y efectivo de las cargas de trabajo a través de la nube. A medida que los servicios y el software evolucionan, los MSP necesitan mantenerse al corriente de las novedades y actualizaciones, yendo siempre un paso por delante. Esto implica el aprendizaje de nuevas habilidades y la garantía de que los procesos y flujos de tareas existentes sigan aplicándose a los nuevos entornos de trabajo de sus clientes.

Seguramente la gestión y la integración de un entorno multinube siga siendo uno de los retos más difíciles de superar, por ello, los MSP no deben perder de vista este problema. Necesitan trabajar con los clientes para revisar y evaluar continuamente el estado actual de la situación.

Ayudar a los clientes a aprovechar la arquitectura multinube implicará tener un alto conocimiento sobre qué es, lo que hace y cómo afectará a su infraestructura de TI actual. En este sentido, puede ser demasiado fácil olvidarse de la red, que es lo que mantiene a flote la estructura comercial.

Mientras que las empresas centran su atención en ser más eficientes, aumentar la productividad e impulsar los ingresos, los MSP deben asegurarse de que sus clientes también tienen en cuenta los elementos clave de su infraestructura de TI. En este punto es precisamente donde la red es tan importante y donde se hacen visibles los beneficios que ofrece la nube. Al adoptar una red basada en la nube, los MSP pueden trabajar codo con codo con las empresas para centralizar la gestión de acceso y evaluar los puntos débiles dentro de la red en tiempo real para mitigar las vulnerabilidades de la red y garantizar un tiempo de inactividad cero.

Computing 783