OpiniónCloud

Nubes soberanas, la próxima tendencia en cloud

Vicente Chiralt, Vicepresidente de Marketing para EMEA de Vertiv

En la última publicación de Gartner, en su famoso “Hype Cycle” sobre tecnologías emergentes, se incluye la aparición de las llamadas nubes soberanas (Sovereign Clouds). Un tema que cada vez tiene más protagonismo dada la importancia de la privacidad de los datos, los nuevos marcos regulatorios sobre el almacenamiento de estos, y si, la situación geopolítica. Una nube soberana está diseñada y creada para ofrecer seguridad y acceso a los datos que cumplan los estrictos requisitos de los sectores regulados y las leyes de las jurisdicciones locales en materia de privacidad, acceso y control de los datos.

Su emergente necesidad deriva del hecho que Europa está avanzando muy velozmente hacia la economía digital. Sin duda, los datos son hoy el nuevo combustible y la nube es el motor. La nube es una de varias áreas tecnológicas, incluidos los semiconductores y la supercomputación, en las que la UE desea desarrollar sus capacidades autóctonas, y el avance de las nubes soberanas es un paso más. Actualmente, el panorama de la nube pública está dominado por proveedores estadounidenses, todos los cuales están aumentando su participación en el mercado europeo, y la Unión Europea quiere desarrollar un ecosistema de nube nativo y reducir esta dependencia. El año pasado, 25 estados miembros firmaron una declaración en la que se comprometían a construir la próxima generación de tecnología para la nube en Europa, y ya están en marcha varias iniciativas.

Al mismo tiempo, la seguridad digital cada vez tiene más importancia. Según una encuesta reciente de Munich Security Conference, el 38% de los europeos considera que la seguridad es su principal prioridad digital. En la UE, los ciudadanos y las empresas son, con razón, el punto de partida de la legislación en materia digital. Como nos recordó recientemente la Comisaria de Competencia de la UE, Margrethe Vestager, deberíamos tener los mismos derechos en el mundo digital que en el mundo físico. Por lo tanto, la Ley de Mercados Digitales y la Ley de Servicios Digitales propuestas por la Comisión tienen como objetivo garantizar que el entorno en línea de Europa se rija por los principios de competencia que sustentan el mercado interior, al tiempo que salvaguardan la privacidad de los usuarios y sus datos personales. El GDPR fue el primer paquete de nuevas normas legislativas introducidas por la Unión Europea para facilitar a los residentes de los países de la UE proteger sus datos personales en línea. Ahora las nubes soberanas son, indudablemente, la próxima tendencia en cloud. De hecho, el Gobierno de Mónaco ya ha lanzado Monaco Cloud, la primera operación de nube soberana en toda Europa.

Aparte de Mónaco, la UE está avanzando con sus propias nubes soberanas.

Aparte de Mónaco, la UE está avanzando con sus propias nubes soberanas. Este es el caso del proyecto Gaia-X, iniciativa anunciada en 2019, diseñada para ayudar al creciente número de proveedores de servicio en cloud locales. El marco de Gaia-X se centra en el desarrollo de espacios de datos, y la nube soberana garantiza la coherencia de los servicios cloud con las regulaciones locales y de seguridad nacional. El crecimiento exponencial de los datos ofrece una gran oportunidad para crear nuevos casos de uso para servicios de valor añadido (transformando los datos en conocimiento y servicios). Además, la UE se está tomando muy en serio este plan, y ha destinado parte de su fondo de recuperación Next Generation EU COVID-19 de 750.000 millones de dólares a apoyar a Gaia-X.

Aunque Gaia-X se construirá principalmente en torno a la infraestructura de telecomunicaciones y data centers ya instalados o previstos de sus más de 300 partidarios, hay algunos planes para establecer ubicaciones físicas adicionales para apoyar la futura expansión. La forma exacta de esos emplazamientos aún se está debatiendo, pero la necesidad de establecer edificios e instalaciones físicas para albergar la nube es otro ejemplo claro de cómo las nubes soberanas avanzaran. Al igual que los proveedores de servicio cloud, la UE debe equilibrar la demanda acelerada de servicios digitales con la necesidad de garantizar que la infraestructura se construya y opere de una manera sostenible y según los objetivos climáticos, un área en la que proveedores como Vertiv se concentran en gran medida en este momento.

La aparición de las nubes soberanas demuestra claramente la importancia del uso, manejo y almacenamiento de los datos, y al mismo tiempo reivindica lo importante que estos son en nuestra economía digital. Una vez más, la tecnología se enfrenta al gran reto de cómo proteger los datos, de cómo mantener la seguridad digital, y cómo salvaguardar los intereses nacionales. Y una vez más presenta una solución viable y segura a través de las nubes soberanas.

Computing 816