Ahorrar con los portales corporativos

David Teixidó, director general de Pasiona, explica en este artículo de opinión, cómo en los tiempos de crisis que vivimos, un portal puede ahorrar dinero de varias maneras.

Publicado el 03 Nov 2009

98940_51

Hoy en día nos encontramos con los portales informáticos en Internet literalmente en cada clic de ratón. La mayoría de los usuarios de Internet están más que acostumbrados a ellos. Sin embargo, detrás de los cortafuegos corporativos, la situación es distinta. La gran mayoría de las empresas tiene al menos una intranet o portal interno donde exponen la información de utilidad privilegiada para sus empleados. Lo que no está tan claro es que la inversión en tal portal valga la pena.
Muchos portales corporativos nacen sin que los usuarios finales hayan podido influir en el diseño y los requerimientos del mismo. De este modo ya se establece una barrera psicológica entre los usuarios y los “creadores” del portal, cuando lo cierto es que nadie mejor que ellos sabe las funcionalidades que realmente quieren y necesitan. A la larga, esto suele desembocar en un abandono del uso del portal corporativo por no ser útil en su trabajo del día a día.
No obstante, en tiempos de crisis como la que atravesamos en estos momentos, un portal puede ahorrarnos dinero de varias maneras. Para empezar, reduciendo los costes de soporte para las peticiones de los usuarios. Si los usuarios son más autosuficientes en sus tareas porque tienen un portal donde encontrar la información actualizada y las herramientas útiles y necesarias, esto significará que habrá menos tiempo perdido en soporte técnico o en la búsqueda de la información (ROI) y más para invertir en la actividad principal de la empresa, lo que tiene repercusión financiera casi inmediata: rentabilidad.
Si elegimos bien nuestra plataforma de portal, podemos beneficiarnos de la reducción en los tiempos de aprendizaje de los usuarios del portal. Al usar un portal intuitivo, como Microsoft SharePoint, aumentamos la productividad, porque los usuarios no necesitarán largas sesiones de formación para tener la destreza en el uso del mismo.
¿Y qué decir de los usuarios avanzados y administradores? Si éstos pueden realizar las operaciones más avanzadas y de administración desde el mismo portal, nos quitamos la necesidad de desarrollar aplicaciones a medida para estos perfiles de usuarios, redundando en un portal coherente y consolidado, además de ahorrar el coste de adquisición y/o desarrollo de las mismas aplicaciones.
Para acabar, mencionaría la inestimable oportunidad que nos brinda un portal para convertirlo en un verdadero centro de información corporativa. Si la información que necesitan los usuarios es fácilmente extraída de los repositorios (bases de datos, cubos OLAP, documentos etc.), los usuarios podrán tener las respuestas adecuadas en menos tiempo y tomar las decisiones cotidianas con más confianza, elevando el rendimiento y los resultados de la empresa.
Si hacemos una inversión en la plataforma de portal que tenga en cuenta estos aspectos, como puede ser Microsoft SharePoint Server 2007, podemos ahorrar dinero recuperando así la inversión en poco tiempo. Al mismo tiempo podemos reutilizar la infraestructura para desarrollar un portal del tipo 2.0 con el que dotar de valor a nuestros clientes y proveedores, los cuales hallarán en éste una ventaja diferencial en el ámbito de la comunicación que nos puede distanciar de nuestra competencia. Dicho esto: ¿por qué no rediseñar nuestro portal corporativo?

¿Qué te ha parecido este artículo?

La tua opinione è importante per noi!

Redacción

Artículos relacionados

Artículo 1 de 2