Castilla y León 112. Servicios SOS unificados

La Comunidad de Castilla y León ha avanzado significativamente en la coordinación de emergencias, como demuestra la evolución de su servicio 112.

Publicado el 30 Mar 2006

En esencia, el servicio 112 de la Junta de Castilla y León pasa por ser una plataforma no sólo tecnológica, sino también operativa, que coordina todos los organismos implicados en la seguridad pública. La clave se encuentra precisamente en esa palabra: coordinación. Así lo subraya el director general de la Agencia de Protección Civil e Interior en la Consejería de Presidencia y Administración Territorial de la Junta de Castilla y León, Luis Aznar.

Esta labor de coordinación va más allá de los cuerpos sanitario, policial o de bomberos puesto que, como precisa el director general, también entran en juego las Administraciones Central, Regional y Local. En el primero de los casos, el Gobierno Regional cuenta con convenios con el Estado en virtud de los cuales las Policías Locales pueden acceder a determinadas informaciones de Policía Nacional y Guardia Civil.

Por otro lado, la coordinación en el plano regional afecta directamente a las distintas consejerías implicadas, como es el caso de Medioambiente y sus competencias en incendios forestales o Fomento con los planes de viabilidad invernal, entre otros.

La tercera de las patas vendría definida por las agrupaciones de voluntarios de Protección Civil, siempre que estén ligadas a ayuntamientos, por lo que la Junta ha dictado una normativa para que se registren oficialmente.

Desde el punto de vista tecnológico, el 112 de Castilla y León (CyL) ha dado un salto cualitativo, ampliando su radio de acción por los cuatro costados de la región. En este sentido y respecto a la compartición de experiencias entre Comunidades Autonómas, Aznar hace especial énfasis en que “en este terreno ha sido en el que he encontrado la mayor lealtad a las instituciones sean del color que sean políticamente, intercambiando muy activamente nuestras experiencias”.

Para entender este salto, es necesario visualizar antes cómo se organiza el servicio en la región: el centro primario se encuentra en Valladolid, contando después con diversos centros distribuidos territorialmente. La aplicación en torno a la cual gira la gestión de las llamadas es un desarrollo propietario de una empresa canadiense llamada Positron Public Safety Systems, instalado en el centro primario y, a su vez, replicada en cada uno de los centros remotos.

“Eso iba funcionando cuando los centros eran pocos, pero a medida que han ido escalando las aplicaciones para atender un número de llamadas creciente -se ha pasado de las 200.000 originales a más de dos millones el año pasado-, nos hemos dado cuenta de que el sistema no estaba diseñado para funcionar de la misma manera en los centros dispersos deslocalizados que aquí”, apunta Julián Rivero, jefe de Servicio del 112 de Castilla y León. Este fue el motivo por el que, según relata Rivero

</em><br />La solución pasaba por convertir un sistema centralizado distribuido en sistemas diferentes acoplados, es decir, en el acoplamiento de sistemas o de aplicaciones. Estos conceptos se perfilaron en los pliegos del concurso público que a posteriori se adjudicaría Hewlett-Packard. Tal y como explica el jefe de Servicio, la propuesta de HP se concretaba en <em>“el desarrollo de una plataforma de interconexión de usuarios basada en una tecnología que estaba desarrollando la compañía para alguna Administración, aunque para otro tipo de aplicaciones”.</em>

La propuesta tecnológica de HP se plasmó en lo que denominan bus de interconexión, cuya prueba de concepto se realizó el pasado mes de diciembre, encontrándose ahora en pleno proceso de implantación y explotación productiva del sistema desarrollado (con tecnología Microsoft -BizTalk Server- y base de datos MS SQL Server), como herramienta de generación de servicios web.

Según explica el responsable, <em>“lo que se ha hecho ha sido utilizar este bus de interconexión como plataforma de comunicación, primero de esas aplicaciones propias del 112 y de otras aplicaciones que no están en el sistema”</em>. Esto quiere decir que el resto de los centros periféricos, que desde el punto de vista del primario son sus usuarios, pueden mantener sus propias herramientas de gestión, que se interconectan al bus a través de un adaptador mediante un modelo normalizado de datos y procedimientos.

En palabras del jefe de Servicio, <em>“se parte del principio de que cada usuario gestiona sus servicios con sus propias aplicaciones; por ejemplo, hay Policías Locales que tienen su desarrollo propio específico que ha ido evolucionando con el paso de los años y quieren conservar ese valor”.

</em>El funcionamiento del centro, básicamente, consiste en la recepción de las llamadas telefónicas y su procesamiento como datos para su posterior replicación vía WAN a los correspondientes centros de mando y control, que comparten y sincronizan esa información. La gran ventaja de la tecnología implantada por HP radica en que ya no es necesario que la infraestructura de todos los centros sea homogénea, sino que <em>“cada usuario tiene un adaptador con el que se conecta al sistema”.

</em>El jefe de Servicio señala que <em>“en la plataforma hay un sistema dinámico de asignación de operadores en función de las llamadas, cuyo límite en la recepción no viene dado por la tecnología, sino por el número de operadores. Una vez que se cubren todos los puestos de la sala -30 agentes- hay otra ubicación física con otros servidores de la misma aplicación, doce puestos más y capacidad para desbordar”.</em> Adicionalmente y para casos de emergencias masivas, existen sistemas automáticos con un escalado de diferentes grados de lanzar mensajes. Así, si un accidente afecta sólo a una región concreta, la actuación será el envío automático de mensajes a teléfonos fijos pregrabados. <em>“Ahora estamos incorporando también la opción de mensajes SMS”</em>, añade Rivero.

<br />Desde el centro del 112 de Castilla y León la actividad innovadora es incesante, sin perder de vista la calidad del servicio prestado al ciudadano. En este sentido, uno de los proyectos en los que se encuentra inmerso el centro es la ampliación del servicio para el colectivo de sordomudos. En la actualidad, la alternativa se encuentra en el fax y los SMS, pero ambos presentan dificultades. El primero de ellos por su escasa utilización y, en cuanto al segundo, el obstáculo viene dado por el hecho de que los SMS no están seleccionados territorialmente por las operadoras, a diferencia de la marcación del 112. Así las cosas, Rivero indica que <em>“todo eso quedará superado cuando la carga de la adaptación recaiga en el terminal del usuario, de manera que sea capaz de recoger mensajes de texto escritos por el usuario, sintetizarlos a voz y enviarlos por el canal 112, produciéndose también el proceso a la inversa”.<br /></em><br />Por otro lado y de manera experimental, se está trabajando en el establecimiento de la comunicación directa con la policía. Hasta la fecha esta comunicación no se produce, puesto que el 112 estable el contacto con los centros de mando y control y éstos con la Policía, Bomberos o Servicios Sanitarios. Para este proyecto, es necesaria la incorporación de un dispositivo técnico que digitalice e incorpore ya la información de voz a la red general de transmisión de datos, siendo esto labor local de cada uno de los centros de mando y control. <em>“Este año se va a empezar en Zamora”</em>, anuncia Rivero. Asimismo, existe otro tipo de usuario, como la Policía de municipios de entre 5.000 y 10.000 habitantes, que no cuentan con los centros periféricos, por lo que se está definiendo qué dispositivo PDA, Tablet, portátil- se puede utilizar para que se accedan al bus de interconexión.

En este mismo contexto de comunicaciones, Telefónica Soluciones reciente adjudicataria el pasado mes de enero- ha lanzado entre sus primeras propuestas el despliegue de la VoIP. No obstante, se trata de procesos más lentos que en la empresa privada, puesto que como puntualiza el jefe de Servicio, <em>“aquí las posibilidades de experimentación son muy limitadas por la criticidad del servicio”</em>. En la actualidad, 112 CyL ha pasado de trabajar únicamente con una operadora de fijo Retecal, ahora ONO-, a diversificar sus proveedores con la incorporación de Telefónica, a lo que hay que sumar las tres operadoras de móvil. Además, para la próxima legislatura se acometerá el gran proyecto de la red propia de telecomunicaciones de la JCyL, lo que traerá extraordinarios beneficios a este entorno.

<br />

¿Qué te ha parecido este artículo?

La tua opinione è importante per noi!

C
Redacción Computing

Artículos relacionados

Artículo 1 de 2