El negocio recurrente aporta a Amper el 65 por ciento de sus ingresos en 2009

Amper ha cerrado su ejercicio de 2008 con un ascenso de su facturación del 16 por ciento alcanzando los 359,1 millones de euros; y con un incremento del cuatro por ciento de su Ebitda hasta los 33,1 millones.

Publicado el 04 Mar 2009

Con un accionariado más institucional, estable y comprometido con la estrategia de negocio de Amper, la compañía ha presentado oficialmente los resultados correspondientes a su ejercicio de 2008, y que han superado todos sus objetivos. Así lo afirma el presidente de la firma, Jaime Espinosa de los Monteros, quien tiene grandes perspectivas para Amper este año a través de la recién creada Comisión de Estrategia e Inversiones. “Queremos crecer con compañías que nos aporten tecnologías punteras que no tenemos, y nos faciliten el acceso a mercados internacionales como Estados Unidos y Gran Bretaña. Tenemos una gran solidez financiera y buscamos principalmente empresas en el sector de Defensa y Homeland Security”, explica.

Tras 52 años de experiencia, Amper ha conseguido su octavo año consecutivo de crecimiento, esta vez del 16 por ciento, con unas ventas de 359,1 millones de euros. “Unos resultados muy importantes porque son el refrendo de la estrategia que como consejero delegado y mi equipo pusimos en marcha el 1 de enero de 2007”, comenta Manuel Márquez. “Y son fruto de poner el foco en negocios de alto potencial de crecimiento y elevada recurrencia”, añade.
Destacan de estos rendimientos, que han generado un Ebitda de 33,15 millones de euros, que el área de Telecom, que incluye integración de redes y sistemas, y equipos y servicios de acceso, sigue siendo el peso pesado de la facturación constituyendo un 67 por ciento, aunque los negocios de Defensa y Homeland Security poco a poco van adquiriendo mayor peso en la compañía con un 33 por ciento de contribución. En 2007, este ratio era del 31 por ciento. En general, todas las unidades han crecido a dos dígitos, salvo equipos y servicios de acceso, que se ha quedado igual que en 2007 y además ha visto reducir su cartera de pedidos un diez por ciento con respecto al año pasado, debido “a la reducción de los precios”, como indica Manuel Márquez.
Para 2009, Amper afronta el año con podría decirse que tranquilidad, ya que actualmente el negocio recurrente de su cartera le asegura un 65 por ciento de los ingresos, los cuales quiere aumentar también a dos dígitos generando caja y manteniendo los ratios de solvencia financiera.

¿Qué te ha parecido este artículo?

La tua opinione è importante per noi!

Redacción

Artículos relacionados

Artículo 1 de 5