El spam sufre las consecuencias de la crisis

La situación económica también ha afectado a los cibercriminales, que han experimentado una caída del precio de las campañas de envío de correo basura cercana al 50 por ciento con relación a 2007

Publicado el 28 Abr 2009

Nadie está a salvo de los efectos de la crisis económica, ni siquiera el cibercrimen.
Según las últimas investigaciones de G Data, los servicios de envío de spam ofertados en el mercado negro han sufrido una fuerte caída durante el primer trimestre de 2009, reduciendo sus tarifas prácticamente a la mitad.

Mientras que el precio medio de enviar 20 millones de correos no deseados ascendía a 290 euros en el primer trimestre de 2008, ahora la cifra se reduce a tan sólo 150 euros. La caída es aún más clara si la comparamos con los datos de 2007, cuando el coste por el mismo servicio rondaba los 350 euros. La siguiente tabla muestra la evolución en los precios del spam de los tres últimos años:

La propia temática del spam se ha visto afectada, y durante los tres primeros meses del año los cibercriminales han recurrido a ella como principal gancho para sus ataques. Según los análisis de los laboratorios de seguridad de G Data, en este momento uno de cada cuatro correos electrónicos no deseados consiste en una oferta de préstamo bancario.

Ralf Benzmüller, director del laboratorio de seguridad de G Data, explica que “se hace creer a las víctimas que podrán acceder a ayudas financieras, pero el crédito siempre es ficticio y sólo se trata de hacerse con comisiones fraudulentas. Una vez se efectúa el pago, los falsos intermediarios financieros se desvanecen por completo y dejan de responder a cualquier comunicación”.

A finales del pasado año, el spam centrado en falsos préstamos bancarios apenas suponía un 3 por ciento del total, mientras que ahora el 28 por ciento recurre a asunto como señuelo. De esta forma, el spam farmacéutico deja de ser el más habitual, tras varios años de hegemonía.

En cuanto a la incidencia del spam en lo que llevamos de año, el 72% de todos los correos electrónicos enviados en el mundo era no deseado. La tasa llegó a dispararse incluso al 95% a comienzos de año, reflejando claramente cómo esta lacra puede llegar a colapsar el tráfico de datos en la Red.

¿Qué te ha parecido este artículo?

La tua opinione è importante per noi!

Rufino Contreras
Rufino Contreras

Artículos relacionados