EncuentrosInfraestructuras

La crisis como oportunidad para la Administración Pública

La AAPP destierra su mito de ineficaz.

A la crisis “como triste oportunidad” se refirió Fernando de Pablo, director General de la Oficina Digital del Ayuntamiento de Madrid, en el encuentro virtual organizado por Computing, Pure Storage  Omega Peripherals sobre el dato como motor de la transformación digital de la Administración Pública. Expertos TIC de Administraciones de toda España hablaron sobre cómo la Covid-19 ha acelerado la digitalización del sector público.

“Todos hemos evolucionado y hecho cosas que parecían impensables, sin embargo, lo que el año pasado era coyuntural este año se ha vuelto estructural, por lo que urge establecer una estrategia para perpetuar el modo de trabajar adquirido. Una ciudad exige cambios rápidos y flexibles”, afirmó de Pablo. Algunas de las necesidades más imperativas, “como levantar hospitales y hoteles medicalizados desde la nada”, se han podido dar gracias a que “ya existía mucho trabajo realizado en la implantación de infraestructura como servicio”, aclaró Angel Luis Sánchez, jefe de Servicio de Apoyo a la Planificación Tecnológica (CTO) del Servicio Madrileño de Salud (SERMAS).

Debido a este trabajo previo, muchas Administraciones estaban preparadas para afrontar un cambio abrupto. “En la Secretaría General de Financiación Autonómica y Local (SGFAL), hace tres años simplificamos la infraestructura de sistemas y apostamos por una plataforma de hiperconvergencia. De esta manera, cuando estalló la pandemia estábamos preparados a nivel de sistemas, y solo tuvimos que comprar portátiles”, contó Miguel Ángel Blanco, jefe del Área de Planificación y Sistemas Informáticos del Ministerio de Hacienda. Así, pasaron de tener tres nodos hace tres años, a cinco actualmente, con capacidad para que “el servicio no se haya visto interrumpido en ningún momento”. A raíz de la Covid también han extendido el teletrabajo. “Solo operamos de forma presencial dos quintas partes de la jornada y la administración completa de sistemas y servidores se hace de manera remota”.

Lo que el año pasado era coyuntural este año se ha vuelto estructural, por lo que urge establecer una estrategia para perpetuar el modo de trabajar adquirido

Funcionarios en remoto

La propagación del teletrabajo en la AAPP se ha podido dar gracias al “levantamiento de barreras desde el punto de vista regulatorio”, indicó Francisco Javier Baena, coordinador de Informática de la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones. Sin embargo, han sido “muy escrupulosos con la seguridad. En un principio se abrieron todos los sistemas para el acceso remoto, por lo que se sucedieron ciberataques sonados en el sector asegurador”, hecho del que aprendieron rápido. Baena considera que “la ciencia del dato tiene que entrar en la AAPP de cabeza”, y para abordarla, “hay que tener claro lo que se va buscando y coger la caja de herramientas adecuada. Una misma solución no vale para todos”. Aunque siempre supeditados al presupuesto, Baena dijo estar introduciendo temas de sandbox para “dar pie a nuevas soluciones tecnológicas”.

Seleccionar las herramientas adecuadas para crear un entorno de perímetro abierto, pero seguro, conlleva tomar las decisiones adecuadas en cada momento, para lo que es fundamental la concienciación de los usuarios. “Hace tiempo que implementamos una solución de escritorio a la que solo accedían altos cargos y personal de tecnología con un certificado electrónico, pero durante la pandemia dimos acceso a todos los empleados para implantar el teletrabajo, y la respuesta generalizada fue muy buena. La mayoría reportó rápido cualquier tipo de incidente e informó de elementos sospechosos, lo que nos ha permitido trabajar de forma ágil”, contó María Jesús Casado, responsable de Seguridad de la Información de la Intervención General de la Administración del Estado (IGAE)

Acceda al reportaje completo en PDF

Computing 805