Endesa se vuelca en la “Movilidad Total” de la mano de Vodafone

El proyecto está valorado en 25 millones de euros y ha sido desarrollado sobre Oficina Vodafone para integrar las comunicaciones fijas y móviles; tendrá una duración de cuatro años y supondrá un ahorro de costes del 30 por ciento.

Publicado el 14 Jul 2009

El operador de energía ha lanzado una apuesta definitiva por su estrategia de “Movilidad Total”, de modo que renovará todos sus servicios de voz en España, con el fin de utilizar un servicio sin infraestructura y sin cables que mantiene las actuales numeraciones fija y móvil, pero integradas en un solo terminal telefónico.
El contrato está valorado en 25 millones de euros para los próximos cuatro años, y supondrá -según fuentes de la compañía- un ahorro de costes del 30 por ciento, “evitando la necesidad de inversión por renovación de equipamiento o nuevas instalaciones”. La solución aprovecha la inteligencia de la red móvil para prestar las funcionalidades tradicionales de las centralitas, lo que permite ganar en flexibilidad y eliminar equipos de telecomunicaciones.

Por lo tanto, Endesa sustituirá el 80 por ciento de las 21.500 líneas de telefonía fija actuales que tiene en España y alrededor de 8.500 terminales móviles, aunque, por razones de seguridad del negocio, se mantendrán en algunos casos líneas y terminales fijos en puntos críticos, como en Centros de Control u otros centros similares. Todos los empleados recibirán un equipo de “Movilidad Total”, adaptado según el perfil de su puesto de trabajo y necesidades, y se retirará toda la infraestructura telefónica existente.
“Movilidad Total” mantendrá las actuales numeraciones de la telefonía fija y móvil, y aumentará el nivel de prestaciones, proporcionando el soporte de comunicaciones adecuado para el nivel de agilidad, dinamismo y flexibilidad requerido por una empresa en los tiempos actuales, con un mecanismo de fácil uso, simple y de total accesibilidad.

La incorporación de este modelo estuvo durante más de un año probándose en el entorno de un proyecto piloto con más de 250 empleados de la compañía, “del que se ha recogido toda la experiencia para asegurar una migración segura y sin afectar a la calidad ni a la continuidad del soporte de comunicaciones”, señala la misma fuente. El inicio de la migración de los servicios tendrá lugar de forma escalonada, una vez que Vodafone concluya el proyecto de cobertura y capacidad de todas las sedes. El proceso se iniciará de forma controlada en Andalucía y continuará en los restantes centros en el plazo de 18 meses.

¿Qué te ha parecido este artículo?

La tua opinione è importante per noi!

Rufino Contreras
Rufino Contreras

Artículos relacionados

Artículo 1 de 2