EntrevistasInfraestructuras

“CAST da la posibilidad de ver y tocar el Software”

Vincent Delaroche, CEO y presidente de CAST.

Vincent Delaroche, presidente y CEO de CAST
Vincent Delaroche, presidente y CEO de CAST

¿En qué consiste CAST?

V. D.: Somos pioneros y líderes en el mercado del Software Intelligence. Operamos globalmente y contamos con más de 300 grandes cuentas entre nuestros clientes y colaboramos con grandes integradores de software. Pero, en resumidas cuentas, somos como una máquina de rayos X para el software. Nuestras máquinas son capaces de analizar aplicaciones de software muy complejas y pueden ver lo que hay dentro de las mismas. El análisis que extrae es lo que después se usa como apoyo en la toma de decisiones en el negocio o para remediar problemas de este. Por eso, la analogía de la máquina de rayos X me parece tan apropiada. Al final, el software es algo que no puedes ver, ni tocar, pero nosotros damos la posibilidad de hacerlo, para poder medir su rendimiento. Los responsables del negocio dicen, “lo que se puede medir, se puede mejorar”. Por lo tanto, se trata de analizar y medir el software produciendo resultados para que el equipo lo controle o tome decisiones relativas al negocio.

¿A qué persona de la organización está dirigida esta solución?

V. D.: Esta solución es para los CIOs que quieran tomar decisiones basadas en información, para equipos de QA que quieran controlar los riesgos generados por un mal sistema de software y para los desarrolladores que necesitan entender la complejidad de los sistemas o para remediar fallos complejos. Realmente esto es como el Business Intelligence; BI es inteligencia sobre el negocio, Software Intelligence es inteligencia sobre el Software para profesionales que dependen del software en el desarrollo de su negocio.

¿Cuáles son vuestros sectores de negocio principales?

V. D.: No nos enfocamos en sectores específicos del mercado, pero sí que trabajamos con compañías grandes principalmente. Bancos, el sector asegurador, gobiernos, sector retail o el de las comunicaciones son los que destacan principalmente entre nuestros clientes, ya que para ellos el software muchas veces es un elemento crítico en sus organizaciones. El software se está convirtiendo en un elemento más y más importante para las organizaciones, ya no puedes mirar hacia otro lado cuando te hablan de TI, y eso se ve en el auge que está teniendo el mundo de Software Intelligence.

Entonces, en resumidas cuentas, ¿qué es lo que podéis aportar a una organización?

V. D.: Visibilidad, sobre todo. Visibilidad para ver lo que hay dentro de su software. Y después, depende de las necesidades de cada compañía, puede ayudar a reducir costes, mejorando la productividad de los recursos o mitigar riesgos. O, si ve TI como un habilitador estratégico de negocio, puede ayudar a mejorar el nivel de satisfacción de sus clientes, haciendo predicciones más precisas sobre sus necesidades. Solemos hablar de TI, como la caja negra, ya que normalmente no puedes ver lo que hay dentro. Los CIOs admiten que en ocasiones hay poca visibilidad y falta de control en los sistemas de software estratégicos; nosotros solucionamos este conflicto mostrando lo que hay dentro del sistema.

Nuestras máquinas son capaces de analizar aplicaciones de software muy complejas y pueden ver lo que hay dentro de las mismas

¿Quién necesita Software Intelligence?

V. D.: Cualquier compañía que dependa del software para desarrollar alguna parte de su negocio. Uno de nuestros mejores clientes en el mercado norteamericano es el propio gobierno. Casi todos los gobiernos que conozco se encuentran ahora mismo inmersos en un proceso de transformación digital y para ello dependen de múltiples aplicaciones de software.

Si algún área de negocio depende del software, necesitas saber que este es seguro y fiable. Ahora no es el momento de hacer el avestruz y esconder la cabeza hasta que todo pase, porque es algo que solo va a ir en aumento. Hace 10 años no era un componente crítico para casi ninguna compañía, pero ahora hay pocas que sean totalmente independientes de él. Si alguien te dice que el software no es importante, significa que realmente esta persona está desactualizada. Todos los CEOs y líderes de las Administraciones Públicas lo saben.

¿Cómo hacéis Software Intelligence?

V. D.: Al igual que una máquina de rayos X para software, la tecnología CAST crea una imagen digital de la composición interna del software. La tecnología CAST realiza ingeniería inversa de la estructura de la base de datos, de los frameworks usados por la aplicación y de las transacciones desde la interfaz de usuario a todos los puntos de acceso a datos. Realiza un análisis de código contextual que examina cómo todos los componentes interactúan entre sí y entre capas tecnológicas. El resultado es información detallada de la arquitectura real que está usando la aplicación, que permite navegar por el sistema, realizar análisis de impacto, detectar defectos graves o prácticas de ingeniería de software defectuosas.

Las medidas de salud estandarizadas (robustez, eficiencia, seguridad, cambiabilidad, transferibilidad y tamaño funcional) se derivan de la imagen física del sistema, y cada medida representa un reflejo preciso de la verdadera salud y de las características técnicas del sistema de software.

¿Cómo lo está haciendo España en la industria del software?

V. D.: Llevamos ocho años aquí y al principio fue un poco complicado, porque tuvimos que empezar de la nada, pero tenemos una country manager magnífica y el negocio se ha acelerado notablemente los últimos años.

He pasado mi vida viajando y te puedo decir que los españoles son bastante inteligentes en cuanto a la actividad que realizan, son capaces de relacionar conceptos y son muy rápidos a la hora de desarrollar negocios. Al principio pueden ser un poco escépticos, pero si les demuestras que la solución puede traerles mejoras, no dudan a la hora de implantarla en sus compañías. Es la personalidad latina en Europa, los ejecutivos franceses e italianos son muy parecidos, y esto hace que sean buenos núcleos para la innovación y el desarrollo de nuevos conceptos.

¿Cuáles son vuestros planes para los próximos años?

V. D.: En los últimos cinco años hemos pasado de facturar 26 millones de euros anualmente a 37, y de 200 empleados a 350. Hemos expandido nuestro negocio a China e India y hemos crecido con mucha rapidez en Estados Unidos. En los próximos años nuestro objetivo es aumentar la facturación, pasar de los 35 a los 80 millones de euros, y seguir creciendo en todas nuestras filiales de Europa, Estados Unidos y APAC. Nuestro objetivo para este año es llegar a los 45 millones, lo que supondría un crecimiento del 20%, y en la filial española esperamos crecer cerca del 80%.

Si en dos o tres años el mercado hispanohablante va bien, también tenemos pensado abrir nuevas delegaciones en Latam. Pero principalmente nos vamos a enfocar en conseguir nuevos clientes y en mejorar la satisfacción de los que ya trabajan con nosotros.

Vincent Delaroche, presidente y CEO de CAST, lleva en el mundo tecnológico cerca de 30 años. Estudió ingeniería mecánica e informática, y comenzó su carrera en las grandes compañías, pero poco después, en 1990, fundó CAST, y de eso hace ya más de 25 años.

CAST empezó en París y poco a poco fue desarrollando negocio en Francia, para pasar a expandirse a Italia, España, Reino Unido, EEUU, India y China. “En 2006 me mudé de París a Nueva York para desarrollar el mercado estadounidense, aunque todavía echo de menos Europa, sobre todo su comida”.

Computing 783