EntrevistasInfraestructuras

Luis Roca: “Kyndryl es una firma independiente en un mercado de 500.000 millones de dólares”

Luis Roca, presidente de Kyndryl para España y Portugal.

Luis Roca, presidente de Kyndryl para España y Portugal
Luis Roca, presidente de Kyndryl para España y Portugal

El 4 de noviembre nacía Kyndryl, fruto de la escisión de la función de servicios de IBM. Un ‘bebé que nacía crecido’, líder en cifra de negocio, profesionales experimentados y que se abría a un mercado multicloud prometedor. Su responsable para España y Portugal, Luis Roca, explica las principales armas con las que cuenta su compañía ‘independizada’ para prolongar su reinado en el terreno de la transformación digital.

¿Cuál es la tarjeta de presentación de Kyndryl?

L. R.: IBM tomó la decisión de separar la función tecnológica de la función de servicios. A partir de ahí, el 4 de noviembre de 2021 Kyndryl nació como una compañía independiente. Una firma independiente con 90.000 profesionales que tienen más de 30 años de experiencia en servicios de TI, con más de 40 centros de datos, con un backlog por encima de los 60.000 millones de dólares. Es una compañía que va a soportar la transformación digital de nuestros clientes. Y lo hace con una definición de offering, con unas prácticas que nosotros tenemos, y vamos a poder trabajar con el ecosistema. Ya no dependemos de un solo proveedor, sino que podemos trabajar con todos los hiperescalares (AWS, Google, Microsoft…), con todos los integradores de sistemas y con todos los proveedores de tecnología. Esto nos lleva a que a la víspera de la escisión (3 de noviembre) nuestro mercado era de 240.000 millones de dólares, y en 48 horas se duplica por encima de los 500.000 millones de dólares.

¿Qué modelo de empresa han adoptado?

L. R.: Hay una cosa importante dentro de esta organización que se ha creado en torno a Kyndryl. Estamos creando un modelo operativo diferente: Fast, Flat y Focus. Hemos hecho una organización muy plana, lo más plana posible, que se puedan tomar decisiones muy rápidas y que esté focalizada en dos cosas: en el cliente y en los empleados.

Toda la gente que me reporta a mí puede tomar decisiones y yo también. En la época anterior, teníamos que reportar a Europa, y de Europa a la Corporación. Ahora directamente reporto a la matriz, y eso permite que yo pueda decidir en dónde quiero invertir, especialmente en recursos humanos, tecnología, capex y activos. Con los clientes queremos ser referenciales, y que cuando los clientes se pregunten quién puede hacer la transformación digital de su empresa digan Kyndryl.

El 75% de las empresas del Fortune 100 están con nosotros. En España, el 45% del Ibex 35 también son clientes nuestros

Kyndryl se posiciona, por tanto, como un jugador preferente en un mercado muy sustancioso. ¿Qué posibilidades tiene de captar una buena porción de esta tarta?

L. R.: Tenemos una ventaja competitiva que no tienen otros, 90.000 profesionales con 10 años de experiencia. Tenemos nuestra posibilidad de abordar el mercado con mucho más alcance. Vamos a seguir manteniendo todos los sistemas IT tradicionales que teníamos, y estamos ofreciendo una nueva oferta basada en automatización, seguridad, digital workplace, que nos va a abrir la forma de ir al mercado. La suma de nuevo ecosistema, nueva oferta y talento hace que podamos comernos mucha parte del mercado.

¿Con que armas cuenta en estos momentos y cuál es su estrategia a seguir en los próximos meses?

L. R.: Además de los empleados y el ecosistema, los clientes son el tercer pilar. El 75% de las empresas del Fortune 100 están con nosotros. En España, el 45% del Ibex 35 también son clientes nuestros. También trabajamos con clientes de todo tipo y sector de actividad. Tras la escisión con IBM, hemos solicitado la renovación con Kyndryl de los contratos anteriores, y el cien por cien de los contratos han sido renovados. Parte de ellos han sido ya renovados y extendidos por más de 10 años y apenas llevamos tres meses en el mercado. Veinte días después de nuestro lanzamiento, anunciamos el primer acuerdo con Microsoft, y luego con SAP y VMware. Ahora ha llegado Google, Pure Storage… lo cual demuestra la rapidez con la que nos estamos moviendo.

¿En qué son mejores que otros competidores de enjundia como DXC Technology, Atos o Fujitsu?

L. R.: Los números cantan. A nivel de facturación, somos los líderes del mercado, con una cifra de negocio mayor del doble de nuestros competidores. Tenemos 3.000 patentes y 800 que vienen en camino. Gestionamos más de 450 centros de proceso de datos, disponemos de más de 19 centros de innovación. La calidad de servicio que prestamos es alta, como ha quedado reflejada en la renovación del cien por cien de los clientes.

A partir de ahora, tenemos que ir creciendo en tecnología de vanguardia

Pero, al fin y al cabo, son los mismos proveedores con gorra diferente…

L. R.: Nacemos con los expertos de antes, pero las tecnologías van a ir cambiando. A partir de ahora tenemos que ir creciendo en esta tecnología de vanguardia. Hemos definido seis nuevas ofertas: cloud, tanto público como privado o híbrido; Core Enterprise y Z Cloud en el área de mainframe; todo lo relacionado con el puesto de trabajo; seguridad, resiliencia y disaster recovery; aplicación del dato y la inteligencia artificial; y networking y 5G. Seis prácticas que estamos definiendo en el mercado por encima de los servicios tradicionales que teníamos donde gestionamos los sistemas críticos. Todo ello nos va a permitir seguir siendo líderes. Lo importante no es ser líder, sino mantenerse.

¿Cuántos CPD tienen en España?

L. R.: Tendremos alrededor de unos ocho. Están los que son en propiedad y los alquilados y que gestionamos directamente nosotros, como es el caso de Cerdanyola de uso exclusivo para CaixaBank. Antes teníamos el de Bankia. Tenemos cuatro en propiedad que son multicliente. Gestionamos unos 15, ya sean propios o mantenidos en casa del cliente.

¿Van a seguir centrados en las grandes compañías? ¿En qué sectores se muestran más potentes?

L. R.: Trabajamos en todos los sectores y con grandes empresas en todos ellos (retail, banca, seguros, etc.). No hay ningún sector en el mercado español donde no contemos con una gran cuenta. Tenemos una gran penetración en banca y seguros. Ocho de los 10 principales bancos nacionales, uno de los principales retailers, dos de las tres grandes operadoras… forman parte de nuestra cartera de clientes. Son acuerdos estratégicos a largo plazo que van más allá de la gestión de la infraestructura. Tienen que ver con la modernización de las aplicaciones, modernización de la infraestructura, transformación digital, subida al cloud, etc.

La alianza de Kyndryl con CaixaBank tiene gran carga de profundidad, en estos momentos que la absorción de Bankia ha creado un auténtico gigante tecnológico. ¿En qué va a consistir la colaboración con la entidad bancaria?

L. R.: Con esta entidad llevamos trabajando desde finales de 2011, cuando creamos una joint venture IT NOW, que ahora está participada por Kyndryl (51% de las acciones) y CaixaBank (49%), y todo ello consolidado en los libros de Kyndryl. Por tanto, la gestión la llevamos a cabo nosotros. En esos diez años hemos gestionado todas sus infraestructuras y hace dos renovamos las infraestructuras para movernos a todo el mundo cloud. Hemos establecido que Kyndryl sea el integrador de CaixaBank. Lo vamos a llevar adelante con IBM y con otros proveedores, con los hiperescalares que decida trabajar la entidad bancaria.

Por otro lado, la migración de los sistemas se realizó en tiempo récord…

L. R.: La integración tan importante de La Caixa y Bankia se hizo en tiempo y ha sido un éxito. Fue más rápida de lo previsto y yo fui testigo de cómo se iban restableciendo las aplicaciones, como el caso de Bizum. Y se ha tratado de una de las integraciones más complejas que se han hecho en este país, la de dos titanes y que operan al cien por cien.

¿Puede comentar otros proyectos de calado como los del BBVA, Mapfre y Banco Sabadell?

L. R.: En BBVA gestionamos toda la infraestructura tanto de España como de México. Es un contrato que se firmó hace unos cuatro años, y por el cual gestionamos todo su movimiento de datacenter, su entorno mainframe y su migración paulatina a la nube. Todas las transacciones de negocio de BBVA en esos dos países están soportadas por sistemas críticos que gestionamos nosotros. Con Sabadell también es un acuerdo a largo plazo para modernizar y transformar todas sus infraestructuras y apoyarle en su transformación digital; y mantenemos sus sistemas tradicionales. Con Mapfre firmamos en 2018 un acuerdo a largo plazo para la gestión de sus sistemas tanto en España como en otros países (Italia, EEUU...) y estamos ayudando en su digitalización.

No ha mencionado la Administración Pública durante la entrevista. ¿No es un mercado atractivo para su compañía?

L. R.: Estamos trabajando en la AAPP, claramente, porque necesita transformarse digitalmente, y además vienen los fondos europeos y tienen posibilidades para invertir. Tenemos una referencia muy reciente con el Ayuntamiento de Madrid. Nuestra alianza va encaminada a diseñar y construir todo lo que es la infraestructura y arquitectura tecnológica cloud del consistorio madrileño, con el fin de posibilitar que haya una mejor interrelación entre el ciudadano y el ayuntamiento. Estamos trabajando con muchos más ayuntamientos; el sector público es crítico para nosotros.

¿Van a crecer en plantilla y fuerza comercial?

L. R.: Vamos a tener que crecer en plantilla porque nos vamos a tener que adaptar a las nuevas tecnologías. En España somos unos 3.000 empleados. Una compañía de servicios es tan fuerte como talento tenga. Si queremos seguir siendo líderes, tenemos que seguir creciendo en talento. Para ello tenemos que formarlo y renovarlo.

¿Qué resultados han registrado en 2021 en España? ¿Qué objetivos tienen para 2022?

L. R.: No podemos facilitar datos locales, por cotizar en bolsa. A nivel mundial, los resultados registrados fueron de 19.000 millones de dólares. Trabajamos en más de 63 países y hay 11 de ellos que reportan directamente a la corporación, y España es uno de ellos; somos el quinto o sexto en importancia.

A nivel de España, nuestro objetivo es ir creciendo en contratos y vender más nuestras ofertas, que el cliente perciba el valor añadido que tiene trabajar con Kyndryl soportando los distintos hiperescalares. Un cliente ya no te va a ir con una nube pública únicamente, necesita a alguien como nosotros para tener todo el control multicloud.

¿Cómo queda su relación con IBM?

Somos dos compañías absolutamente independientes. Eso no quiere decir que, de la misma forma que tenemos acuerdos con Google o Microsoft, debemos tenerlos con IBM. La mayoría de nuestros clientes (en el minuto uno) tienen mucha tecnología IBM, y por ello tenemos una alianza muy fuerte con el gigante azul, y vamos a ser uno de los clientes principales y viceversa. Seguimos trabajando con IBM como proveedor y vamos a trabajar como partner, de la misma manera que se tratase con un hiperescalar, con IBM Cloud, Google Cloud, AWS o Microsoft Azure.

Computing 814