Es momento de asegurar la satisfacción del cliente, no de reinventarse

Incrementar la productividad de los empleados, reducir los gastos y costes operativos y mantener la satisfacción de los clientes son los tres grandes objetivos del momento en las empresas y organismos públicos españoles, según una encuesta realizada por Canon a más de 1.800 directivos de 18 países europeos.

Publicado el 03 Dic 2009

Un alto porcentaje de los directivos españoles encuestados por Canon (38 por ciento) afirma que en los últimos 12 meses han comenzado a utilizar mucho más las herramientas tecnológicas disponibles en su empresa y que los técnicos son cada vez más influyentes dentro de la organización interna pero la tecnología sigue sin ocupar un papel relevante en la mente de los directivos europeos y, especialmente, en la de los españoles (sólo el 13 por ciento cree que sería necesario invertir más en tecnología como medida para incrementar la eficacia de su empresa).
La escalabilidad, la simplicidad, la seguridad y la integración con la tecnología ya existente son las características que más se valoran en las empresas a la hora de adquirir una nueva herramienta tecnológica. Curiosamente, sólo el 11 por ciento de los encuestados valoran la capacidad de personalización de estas tecnologías a los procesos particulares de cada empresa.

Organizaciones jerárquicas y poco orientadas al cliente
En tiempos de crisis los directivos españoles necesitan mantener a sus clientes satisfechos. Según la encuesta, ese sería el mayor desafío para el 61 por ciento de los mismos. Sin embargo, sólo el 28 por ciento piensa que la organización de su empresa se caracteriza por estar orientada al cliente.
Sólo el 33 por ciento de los encuestados que trabajan en empresas españolas piensa que es momento para conseguir nuevos clientes y el 21 por ciento considera necesario reinventarse y buscar nuevas fuentes de ingresos. Con respecto a la organización de sus empresas, en general, opinan que es jerárquica y orientada al control de costes. El 9 por ciento cree que su empresa es innovadora y un 6 por ciento que tiene conciencia medioambiental.
El 31 por ciento de los encuestados españoles, frente al 41 por ciento de los europeos, piensa además, que su empresa ha tenido la iniciativa necesaria en los últimos 12 meses. Sin embargo la mitad de los encuestados están convencidos de que esta iniciativa va a surgir en el próximo año. Para incrementar el espíritu emprendedor, los españoles damos más valor al desarrollo de planes de formación (45 por ciento) que a los incentivos económicos (20 por ciento). Para los directivos europeos, por el contrario, la iniciativa surge, principalmente, gracias a la motivación económica y a la sensación de orgullo por el trabajo que se realiza.

¿Qué te ha parecido este artículo?

La tua opinione è importante per noi!

Redacción

Artículos relacionados