HP extiende su infraestructura de misión crítica a los entornos x86

Ante la tendencia del uso de plataformas x86 en entornos de misión crítica, la compañía ha decido ampliar su estrategia en este sentido, e incorporar en su portfolio el soporte a sistemas Windows y Linux sobre procesadores Intel Xeon. Además, HP dará continuidad a su oferta Unix y ratifica su compromiso con Intel Itanium.

Publicado el 26 Ene 2012

‘Proyecto Odyssey’ es el nombre con el que HP ha decidido englobar su nueva estrategia para los entornos de misión crítica. Se trata de un proyecto a través del cual, la compañía redefine así el futuro de la computación de misión crítica con un roadmap que unificará los sistemas Unix y las arquitecturas de servidores x86 en una sola plataforma.

La propuesta de HP en el terreno de los proyectos de misión crítica ha estado compuesta hasta ahora por dos ofertas. Por un lado, se encuentran los servidores HP Integrity, cuyo último lanzamiento fue el denominado Superdome 2, y por otro, los servidores HP Integrity Nonstop; basados en los sistemas operativos HP-UX (el sistema Unix propietario de HP) y OpenVMS, respectivamente, y en los procesadores Intel Itanium.

La nueva propuesta consiste en unificar y adaptar las características de ambas plataformas para evolucionar hacia los entornos x86, abriéndose hacia los sistemas Windows y Linux, y los procesadores Intel Xeon. El primer paso en este sentido, será, de acuerdo con Chano Rebollo, director de Sistemas Críticos de HP para España y Portugal, “trasladar a los blades x86 las capacidades de las plataformas de misión crítica”. Y, el segundo, “incorporar al equipo Superdome 2 procesadores x86 que, en este caso, serán de la familia Xeon de Intel”.

El primer producto fruto de esta evolución verá la luz a mitad de año. Se trata del clustering HP Serviceguard, que estará disponible también, para entornos Linux.

Más adelante, HP incluirá blades con procesadores Intel Xeon en Superdome 2, que se conocerá en este sentido como DragonHawk. De esta forma, gracias a la disponibilidad de DragonHawk, los clientes podrán poner en marcha cargas de trabajo de misión crítica sobre HP-UX con blades equipados con chips Intel Itanium. Y, de forma simultánea, podrán poner en funcionamiento cargas de trabajo en Microsoft Windows o Red Hat Enterprise Linux con blades basados en Intel Xeon. Todo, en la misma cabina Superdome 2. “Esto es algo que nadie en el mercado tiene”, enfatizaba Rebollo.

Así, la infraestructura de soluciones de misión crítica de HP queda compuesta por dos propuestas, ya que el directivo recalcaba que la compañía no dejará de lado el desarrollo de Itanium. “Recientemente, reafirmamos nuestro compromiso con los procesadores Itanium y lo mantendremos inamovible. De hecho, cuando estén disponibles, incorporaremos en nuestros productos Integrity las plataformas Poulson y Kitson que Intel lanzará a partir del próximo año, con lo que aseguramos la continuidad a largo plazo”, concluía el directivo.

¿Qué te ha parecido este artículo?

La tua opinione è importante per noi!

A
Ana Adeva

Artículos relacionados

Artículo 1 de 5