La UE castiga a Intel con una sanción histórica de 1.060 millones de euros

Como todos los analistas preveían desde hace meses, Bruselas ha impuesto al fabricante de procesadores una de las mayores multas que ha impuesto la Comisión por prácticas comerciales desleales.

Publicado el 13 May 2009

Intel ha sido castigada por la Unión Europea por abuso de posición dominante en el mercado de los procesadores para ordenador con una multa récord de 1.060 millones de euros. La comisaria de la competencia, Neelie Kroes, afirma que esta sanción está justificada porque la compañía ha desequilibrado la competencia dejando sin opción de elección a los consumidores. “Intel ha empleado prácticas ilegales y anticompetitivas para excluir a su único competidor y reducir la capacidad de decisión de los consumidores socavando la innovación”, ha declarado Kroes.

Pero, “Intel disiente profundamente de esta decisión. Creemos que esta decisión es equivocada e ignora la realidad de un mercado de microprocesadores altamente competitivo, caracterizado por una innovación constante, un rendimiento de producto mejorado y precios más bajos. No ha habido ningún perjuicio para los consumidores. Intel apelará”, ha declarado Paul Otellini, presidente y consejero delegado de Intel Corporation sobre la decisión de la Comisión Europea sobre sus prácticas de negocio.

En cuanto a la postura de AMD, expresa Dirk Meyer, presidente y CEO de la compañía, que “la decisión de hoy es un paso muy importante hacia el establecimiento de un mercado verdaderamente competitivo”. Y Tom McCoy, vicepresidente ejecutivo de AMD para asuntos legales, comenta que, “después de una investigación exhaustiva, la UE llega a una conclusión final: Intel ha quebrantado la ley y ha perjudicado a los consumidores. Con esta sentencia, la industria se beneficiará del final de la práctica inflacionista impuesta por el monopolio de Intel y los consumidores se podrán beneficiar de una mayor oferta, innovación y valor”.

La decisión de la Comisión Europea establece concretamente que:
– Intel ha ocultado, en todo o en parte, descuentos a fabricantes de ordenadores, con la condición de que comprasen todas o casi todas sus CPUs x86 a Intel
– Intel ha realizado pagos a una gran cadena de distribución, Media Saturn Holding, desde octubre de 2002 a diciembre de 2007 con la condición de que vendiese exclusivamente PCs basados en Intel en todos los países donde Media Saturn Holding está presente
– Intel ha interferido directamente en las relaciones entre los fabricantes de ordenadores y AMD. Intel ha recompensado con pagos a los fabricantes, sin relación con ninguna compra concreta realizada a Intel, con la condición de que estos fabricantes de ordenadores pospusieran o cancelasen el lanzamiento de diversos productos basados en componentes de AMD

¿Qué te ha parecido este artículo?

La tua opinione è importante per noi!

Redacción

Artículos relacionados

Artículo 1 de 4