Lento despegue para el BPM

Menos de una cuarta parte de las empresas españolas ha implantado alguna solución BPM.

Publicado el 12 Sep 2006

El nivel de conocimiento que tienen las empresas sobre la tecnología BPM es escaso y su grado de implantación se sitúa en el 22,5 por ciento, de acuerdo a un estudio realizado por el Club-BPM. Estos datos indican una penetración en el tejido empresarial bajo, así como un alto desconocimiento de este tipo de soluciones. Al analizar cada una de ellas, se ha detectado en la citada encuesta (realizada a medianas y grandes compañías) que las soluciones que lideran estas implantaciones corresponden a la automatización de procesos (de acuerdo a más del 26 por ciento), monitorización de procesos (25,1 por ciento) y análisis de procesos de negocio (20,3 por ciento); por delante de otras variables como son las soluciones de integración o los motores de reglas de negocio. Son herramientas que actualmente están en fases avanzadas de implantación, destacando el hecho de que se basan en gran parte en tecnología propietaria.

En cuanto a la tipología de los procesos que se están desarrollando bajo el marco BPM, las compañías consultadas indican que se reparten en el mismo porcentaje en procesos horizontales y verticales; de forma más concreta, afirman que en el ámbito horizontal, el BPM atiende todas las áreas funcionales de la empresa, con especial relevancia en fabricación, gestión financiera y gestión de ventas.

Pero estos indicadores no ocultan una situación pesimista con respecto al futuro de las soluciones BPM. Aunque los proveedores de estas soluciones piensan en incrementos para los próximos años superiores al 15 por ciento, en cambio este informe cifra el crecimiento anual en no más allá del 11 por ciento.

Como datos complementarios a subrayar, la encuesta elaborada por el Club-BPM menciona que el 47 por ciento de las empresas estarían dispuestas a contar con asesoramiento externo con objeto de seleccionar soluciones BPM, y que más del 55 por ciento considera de gran importancia la necesidad de tener una buena formación en BPM.

Las empresas encuentran barreras que pueden llegar a obstaculizar la implantación BPM. La más mencionada es la que atañe al precio, ya que un 26,5 por ciento de las ellas opinan que son soluciones caras. Otro de los obstáculos es que existe una gran falta de concienciación de la dirección sobre esta materia; ello unido a una carencia de formación de personal bastante acusada.

Por el contrario, y como ventajas de contar con una tecnología BPM en el seno de sus empresas, sobresale el incremento de productividad que conlleva, de acuerdo a un 30,2 por ciento de los encuestados; por delante de la mejora de los procesos (27 por ciento), los beneficios en control de procesos, el aumento de la calidad y la mejora de la atención al cliente.

¿Qué te ha parecido este artículo?

La tua opinione è importante per noi!

C
Redacción Computing

Artículos relacionados

Artículo 1 de 4