NoticiasInfraestructuras

Divisando el horizonte de 2022

Vivimos inmersos en un momento de cambios profundos, fundamentalmente derivados de la transformación pospandemia, con una demanda acelerada y escasez en el suministro.

Por estas fechas, siempre es bueno mirar al futuro y analizar qué nos deparan los próximos meses dentro del sector. Empresas y analistas aunamos datos para proporcionar una visión realista del mercado. Ni que decir tiene que vivimos inmersos en un momento de cambios profundos, funda[1]mentalmente derivados de la transformación pospandemia, con una demanda acelerada y escasez en el suministro.

Para el próximo año se espera que siga fuerte la demanda de equipos móviles, monitores y seguridad informática

Para el próximo año se espera que siga fuerte la demanda de equipos móviles, monitores y seguridad informática. La demanda de estos dispositivos ha ido en aumento a lo largo de este 2021 y a buen seguro continuará la tendencia en los próximos meses. La vuelta a las oficinas por parte de los trabajadores impulsará estos dispositivos, pero también esperamos una recuperación de la impresión departamental, que se había mantenido a la zaga debido al teletrabajo desde casa.

Además, volveremos a presenciar un aumento de proyectos orientados a redes y wifi, un aspecto clave para el desarrollo de los negocios en cuanto a un acceso seguro y una gestión ágil y eficaz. Asimismo, se fortalecerán los CPD gracias a las renovaciones y actualizaciones principalmente debidas a la implementación de nuevas tecnologías, pero en particular, los proyectos de backup y recuperación ante desastres están entre las principales prioridades de los CIO a fin de incrementar la seguridad ante los ataques informáticos.

Por supuesto, la ciberseguridad será una de las áreas de mayor crecimiento dentro de los departamentos TI en todos los ámbitos. La seguridad informática ya destaca como protagonista de los presupuestos de las organizaciones desde hoy, pues encabeza la lista de riesgos sistémicos para las organizaciones. La virulencia de los ataques informáticos y el aumento de delitos en la red está impulsando que empresas y organismos aceleren la instalación de nuevas medidas de protección.

Sin perder de vista las entregas

En cuanto a la nota negativa, la dan los problemas de entrega que continuarán durante todo 2022. La crisis de los microchips está afectando a todo tipo de dispositivos si bien de manera especial a los PC y dispositivos móviles, que sufren retrasos inauditos. Aunque los fabricantes están implementando políticas resolutivas, es muy probable que la normalización de las entregas aún esté por llegar durante el próximo año, un aspecto que nos afecta a todos.

Con todo ello, nos enfrentamos a un periodo de fuerte progreso, sin duda, pero donde los es[1]fuerzos deberán realizarse en aras de un mercado en adaptación donde el cliente cuenta con un mayor conocimiento de la tecnología, y la cultura empresarial vira hacia la digitalización y el talento para dar respuesta a la gestión informática, algo que cada vez está más valorado. No olvidemos que la tecnología contribuye al desarrollo de empresas y organismos generando enormes valores añadidos, hoy más que nunca.

Computing 807