OpiniónInfraestructuras

Orquestación de sistemas y personas -el elemento humano de la automatización-

Por Miguel Valdes Faura, CEO de Bonitasoft.

En mi anterior artículo sobre la orquestación de microservicios, monolitos, personas y robots, presenté la idea de que la orquestación es una solución bien adaptada para gestionar aplicaciones basadas en microservicios, quizá mejor adaptada que la coreografía -como ha descubierto Netflix, entre otros, con necesidades y complejidades empresariales en aumento-. También abarqué algunas de las diferentes tecnologías de orquestación, y los beneficios de utilizar tecnología basada en el BPMN (Business Process Model and Notation), para definir gráficamente y automatizar la orquestación entre múltiples microservicios

En este artículo sobre el mismo tema, ilustraré los beneficios clave que tiene usar un motor BPMN, cuando se trata de orquestación de interacciones que involucran, no solo microservicios, sino cualquier tipo de servicio (incluyendo monolitos)… y personas.

Tomemos el hipotético caso que usé en mi artículo anterior para ilustrar la orquestación de microservicios: MobileBank. Podemos esperar que los nuevos servicios y productos automatizados para los clientes de MobileBank estén funcionando bien, empleando un conjunto de microservicios muy bien orquestado, a través de un motor basado en BPMN.

Pero MobileBank es por sí mismo una unidad de BigBank, que cuenta con un gran abanico de sistemas informáticos heredados, que no está preparado o no es capaz de dejar atrás. Además, los servicios de BigBank de MobileBank pretenden ser altamente amigables de cara al cliente, y en el actual panorama de chatbots y sistemas automatizados, esto implica que una persona real tiene que estar disponible cuando otra lo necesite.

Los empleados y clientes son elementos humanos involucrados en las operaciones de MobileBank. Y por lo tanto, no podemos olvidarnos de ellos a la hora de hablar de orquestación y automatización.

Consideremos una serie de sistemas de informción (SI): heredados, monolitos, servicios accesibles de API REST… ¡y luego, a los humanos!

Orquestación y coordinación de sistemas y servicios de información

Hoy en día, se ofrecen servicios de banca mediante una variedad de estructuras financieras, desde algunas completamente nuevas, 100 % online con jugadores fintech disruptivos, hasta "grandes compañías" establecidas en la industria bancaria y financiera. Los últimos se enfrentan a un desafío doble -estar al nivel de la ágil y flexible competencia, sin tener que deshacerse de su sistema de información fundacional heredado-. Los sistemas heredados en bancos de todo el mundo siguen respaldando funciones tan críticas, como la contabilidad de depósitos, la administración de pólizas, el servicio de préstamos y el procesamiento de pagos.

Los jugadores financieros establecidos que deben enfrentarse a estos desafíos están integrando con éxito una combinación de sistemas heredados (Cobol sigue funcionando en algunos ordenadores centrales), tecnologías modernas (plataformas para aplicar ciencia y análisis de la información) y el uso de APIs abiertas.

Las instituciones financieras como BigBank necesitan gestionar esta complejidad en su cambio hacia la transformación digital y esto implica transformar sus sistemas de información. Las tecnologías de orquestación son una pieza esencial aquí. Hay múltiples sistemas que necesitan participar en los procesos para ofrecer nuevos/mejores servicios a los clientes. Por ejemplo, consideremos la incorporación digital para MobileBank, en la que un nuevo cliente utiliza su teléfono para pasar por todo el proceso de "nuevo cliente".

Un motor de orquestación gestiona aquellas interacciones -entre nuevos microservicios, como los servicios de autenticación biométricos, y los sistemas de procesamiento heredados-. Aquí es donde la orquestación basada en BPMN aporta ventajas:

  • La orquestación general que involucra diferentes servicios también puede modelarse gráficamente.
  • La mayoría de las tecnologías de orquestación basadas en BPMN incluyen conectores nativos a los servicios, tanto nativos como modernos, así como conectores genéricos, como REST o JAVA para llamar a APIs.
  • Los servicios de gestión de transacciones, las capacidades de compensación, las llamadas de servicios síncronos y asíncronos, y mucho más también son nativas.

Archivado en:

Computing 795