OpiniónInfraestructuras

Estrategias de digitalización inteligente

Justino Martínez, Director General de Zucchetti Spain.

Justino Martínez, Director General de Zucchetti Spain
Justino Martínez, Director General de Zucchetti Spain

No es un secreto que la digitalización de las empresas viene siendo uno de los imperativos estratégicos de los últimos años. Si bien la covid-19 ha ayudado a impulsar este proceso de transformación digital de las industrias, lo cierto es que no siempre se ha seguido una hoja de ruta racional y eficaz que ayude a maximizar el retorno de la inversión. Una de las razones de esta digitalización apresurada que han puesto en marcha algunas empresas se debe a que todavía existen algunos tópicos con respecto a lo que significa la transformación digital de las empresas.

En primer lugar, la digitalización inteligente va mucho más allá de adoptar nuevo software de gestión empresarial. No se trata de adquirir múltiples programas para diferentes finalidades, ni de aumentar la complejidad de la gestión, sino todo lo contrario. La digitalización implica simplificación de procesos, reducción de tiempos, eliminar duplicidades y la dispersión de datos en múltiples herramientas.

De lo que se trata es de potenciar la integración de datos, para que la empresa pueda funcionar de manera ágil, intuitiva y 100% productiva. Es necesario optimizar los procesos, y la digitalización nos ayuda a lograr este objetivo. No tiene sentido utilizar más y más herramientas digitales si no van acompañadas de la integración de todos estos software. Es necesario disponer de un registro único de datos, de manera que se pueda compartir información entre los distintos departamentos, desde la gestión de pedidos hasta la planificación de la producción o la gestión de contabilidad.

La digitalización implica simplificación de procesos, reducción de tiempos, eliminar duplicidades y la dispersión de datos en múltiples herramientas

En segundo lugar, para que haya una estrategia de digitalización inteligente, es preciso abordar el cambio de mentalidad en la empresa. Es esencial apostar por la formación digital del empleado, que será la clave para repensar los procesos internos que ayuden a realizar las tareas en menos tiempo, reducir costes y aportar un mayor valor al cliente. No basta con adquirir soluciones de software avanzadas. Si no se aborda la resistencia al cambio a través de la formación digital, sería como tener un coche de última generación, pero traccionado por caballos de tiro a la antigua usanza. Un tercer pilar para llevar a cabo una digitalización inteligente es la elección del software. Existen muchos programas de gestión, pero todos deben pivotar alrededor de la misma solución, que es el software ERP-CRM. Un software de gestión como Solmicro ERP, de Zucchetti Spain, es un elemento estratégico fundamental para digitalizar la empresa. Una mala elección puede derivar en mayores dificultades para tener una buena escalabilidad y la necesidad de cambiar de software en el corto plazo. Un ERP debe ser innovador y vanguardista, adaptarse a las nuevas regulaciones, y sobre todo responder a las necesidades de personalización de la empresa. Además, es esencial que esté adaptado a las nuevas tendencias, como la inteligencia artificial, el big data, la realidad virtual y aumentada, el Internet de las Cosas, la robótica industrial y otras tecnologías que están transformando el mundo en el que vivimos. Y otras que vendrán.

En esta línea, lo esencial es adoptar una estrategia de digitalización inteligente, en la que de verdad se tenga en cuenta el ROI de estas acciones. El resultado de la transformación digital debe ser una mejora de la productividad, la eficiencia de costes, basar las decisiones en datos y lograr el mayor grado de automatización para aumentar la competitividad y rentabilidad de la empresa. En Zucchetti Spain contamos con el ERP que demandan hoy las empresas para adaptarse al reto de la digitalización, y con una amplia experiencia de más de 2.300 implantaciones que avalan el éxito en su implantación.

Computing 814