Red Hat presenta su estrategia para facilitar el despliegue del modelo cloud

La compañía ha dado a conocer toda su estrategia que gira en torno a la prestación de herramientas y soluciones para ayudar a sus clientes a contar y evolucionar hacia el modelo de cloud computing.

Publicado el 06 May 2010

Aunque el cloud computing es un modelo de prestación de servicios en el que aún es necesario profundizar, es evidente la gran oportunidad de mercado que generará debido al recorte de presupuestos que las compañías están experimentando. Por ello, existe gran interés y muchos proveedores ya cuentan con toda una estrategia en torno a la provisión de servicios cloud, ya sean públicos, privados o híbridos. En este marco se encuentra la compañía Red Hat que, aunque lleva cuatro años trabajando en este sentido, acaba de dar a conocer una verdadera aproximación al modelo del cloud computing.

De acuerdo con Scott Crenshaw, vicepresidente y director general de la Unidad de Negocio de Cloud Computing de Red Hat, la propuesta de valor de la compañía se eleva sobre tres pilares: la consolidación de los centros de datos a través de virtualización de servidores y, especialmente, la óptima gestión de estos entornos; la automatización para poder hacer frente a los picos de trabajo y la orquestación de todos los procesos y servicios gracias a la construcción de una ‘nube’ interna o privada; y, la extensión e integración de toda una serie de procesos para evolucionar hacia una nube pública.

Para ello, la compañía ha englobado bajo el nombre Cloud Engine toda una serie de soluciones y herramientas que los proveedores y clientes necesitan para ofrecer servicios cloud internamente o a terceros. En él destacan sus herramientas Satellite, Jboss y MRG (para la orquestación de los servicios en entornos de alto rendimiento). “Todo este conjunto de soluciones se está diseñando para ser paquetizadas o distribuidas bajo el modelo del cloud computing. Además, las estamos acompañando con un conjunto de portales web de administración para que los clientes puedan gestionar sus propias necesidades”.

Aunque a primera vista, esta estrategia pueda parecer similar a las de otros proveedores, las características que diferencian la propuesta de valor de Red Hat se encuentran inherentes a la razón de ser de la compañía. Como explicó Crenshaw, una de las primeras diferencias es que el propio modelo de negocio de la compañía es un modelo abierto como proveedor de soluciones ‘open source’, además de estándar. Algo que con el que ofrece flexibilidad para adaptarse y combinarse con soluciones de terceros en cualquiera de las capas, incluso de la competencia; “a diferencia de firmas como VMware o Microsoft que fuerzan a los clientes a coger sus soluciones desde abajo”, puntualiza el directivo.

Asimismo, Crenshaw asegura tener cuatro aspectos fundamentales y que les falta a la competencia: calidad de servicio; alta seguridad construida dentro del propio kernel de Red Hat; escalabilidad, disponibilidad y confianza; y, además, permite a los clientes elevar nubes con menor costes gracias a la relación del rendimiento al coste de adquisición y de operación.

¿Qué te ha parecido este artículo?

La tua opinione è importante per noi!

A
Ana Adeva

Artículos relacionados

Artículo 1 de 4