Servicio de almacenamiento: diferentes modelos para distintas necesidades

La mayoría de nosotros estamos familiarizados con la idea del software como un servicio (SaaS), que consiste en el alquiler de aplicaciones en internet para ser utilizadas cuando sean necesarias.

Publicado el 02 Feb 2009

76497_21

Ignacio Garicano, director de Marketing de Fujitsu Siemens Computers Un enfoque alternativo es utilizar la gestión de almacenamiento bajo demanda, manteniendo el hardware in-house. Alquilar capacidad dependiendo de las necesidades está siendo cada vez más popular en el sector del almacenamiento. De esta manera, se libera a la organización de los costes de inversión en actualización y de mantenimiento del hardware, además de asegurar la disponibilidad del servicio siempre que sea demandado.
Al implementar un acuerdo de nivel de servicios (SLAs) con un proveedor, los IT managers se aseguran que las necesidades de almacenamiento están cubiertas y tienen la garantía de saber que la información está protegida, si sucede algún imprevisto.

Internet: atractivo, pero arriesgado
Varios modelos han sido desarrollados en estos últimos años para ofrecer a los IT managers una amplia gama de recursos de almacenamiento, pero los modelos de almacenamiento de datos online son relativamente nuevos. Mientras algunos de los gigantes de la web como Amazon, Google y Microsoft han desarrollado ya su enfoque, el resto de la industria no ha podido todavía seguirles.

Con esta clase de servicios, un proveedor externo de almacenamiento, recopila la información en su propio data center y garantiza la disponibilidad y la seguridad de la información mientras asegura el total cumplimiento de la ley de protección de datos a través del SLA. Sin embargo, el almacenamiento online es frecuentemente limitado al backup como un servicio y es predominantemente utilizado por empresas privadas y pequeñas que no tienen demasiados datos para proteger. Para las grandes compañías, el riesgo de perder información durante las transferencias o de no estar capacitado para acceder a los datos debido a los tiempos de inactividad, es demasiado alto para hacerlo viable como una primera opción.

Capacity-on-demand: flexible pero no a gran escala
En el futuro, posiblemente la mayoría de las compañías continuarán ocupándose del almacenamiento en su propia ubicación, en lugar de comprar los recursos o alquilarlos sobre un modelo basado en servicios. Con ‘capacity-on-demand’, por ejemplo, pueden comprar un gran servidor de almacenamiento y liberar o restringir espacio en el momento que lo necesiten.
Esto podría realizarse de una de las dos maneras: usando un software in-house o requiriendo los servicios del fabricante. En este sentido, una organización tiene la opción de pagar por giga usado y no por los recursos que no ha utilizado, una perspectiva convincente para muchos directores de informática.
Sin embargo, esto no es algo trivial cuando se trata de operar con una gran infraestructura de almacenamiento que necesita una monitorización constante y una reorganización del espacio continua. Como resultado, muchas compañías buscan una tercera parte en un proveedor de servicios que le ofrezca la ayuda de un experto. Los servicios de almacenamiento gestionado simplifican la implementación y la migración de nuevos sistemas dentro del archivo y aseguran una continua disponibilidad, combinando herramientas de gestión y servicios remotos.

Amacenamiento gestionado
Los servicios de almacenamiento gestionado ofrecen una alternativa económica al clásico alquiler de software. Con este modelo, el equipo de almacenamiento está tutelado por el proveedor del servicio y el acceso está disponible cuando se necesite. El hardware se mantiene en el lugar del cliente, permitiendo mantener un completo control.
SAP Hosting GMBH ha usado este modelo flexible desde el principio, para el almacenamiento bajo demanda, además de para su backup. Así consigue evitar la gestión y el mantenimiento del espacio cuando no se está utilizando. Además, el proveedor mantiene constantemente vigilados los sistemas, con una monitorización y un mecanismo de alarma, mientras que ofrece la información para su uso en red.
A pesar de los beneficios de este enfoque, la expresión “bajo demanda” todavía pone nerviosos a algunos directores informáticos. Los costes pueden parecer impredecibles y, como resultado, el presupuesto puede convertirse en algo problemático. En respuesta, algunos proveedores han introducido una clase de sistemas de prepago mediante el cual, ofrecen módulos específicos de almacenamiento y SLAs a un precio fijo al mes, permitiendo así una mayor transparencia en los costes.

SLAs contribuye a tu tranquilidad
Al margen del modelo concreto que elija la compañía, el SLA juega un papel crítico a la hora de transmitir al cliente el nivel de servicio disponible y las regulaciones que tiene que cumplir. Además, criterios como la redundancia del hardware, los planes de emergencia, la seguridad de datos, el desarrollo de aplicaciones, la escalabilidad y la disponibilidad, así como la capacidad mínima y máxima necesaria, son determinados dentro del SLA. Las principales diferencias entre los proveedores de servicios están normalmente en el SLA. Un valor añadido sería que el proveedor pudiera demostrar la conformidad de la Biblioteca de Infraestructura de Tecnologías de Información (ITIL) en las operaciones y servicios.

¿Qué te ha parecido este artículo?

La tua opinione è importante per noi!

Rufino Contreras
Rufino Contreras

Artículos relacionados

Artículo 1 de 3