Alejandro Rivas-Micoud, consejero delegado de Aló Comunicaciones

Aló Comunicaciones ha sido uno de los actores más activos durante el proceso de liberalización de las telecomunicaciones en España. Su consejero delegado, Alejandro Rivas-Micoud, ha tirado de las riendas durante el largo proceso.

Publicado el 16 Oct 2002

63581_16

Cmo describira el actual panorama espaol de telecomunicaciones?
El sector en s est muy revuelto, por un lado la desaparicin de muchos competidores est haciendo el negocio de la voz mucho ms interesante de lo que era en el ao 1999, 2000 y parte de 2001, cuando haba fuertes cadas de precio y por lo tanto un estrechamiento de los mrgenes muy importantes. Yo creo que la CMT se dio cuenta, a lo largo de 2001, de que esto estaba permitiendo a Telefnica hacer un juego con sus descuentos para realmente analiquilar los mrgenes de su competencia. En ese sentido, el hecho de que los precios finales los controlara el Ministerio de Economa, cuyo objetivo ms importante es la reduccin de la inflacin -la competencia es menos importante-, y que los precios mayoristas los controlara la CMT, junto a la proliferacin de temas de descuentos, bonos, etc., hace muy difcil que organismos separados con objetivos muy dispares controlen estas dos cosas.
De hecho, Al mantiene frentes abiertos en los Tribunales contra Telefnica, y viceversa.
A finales de 2001 la CMT empez a intentar dar la vuelta, entre otras cosas con la norma que estableci en 2001, lo que se denomina la interconexin por capacidad, que viene a ser una especie de tarifa plana mayorista y que en teora permite a la competencia de Telefnica ofertar planes de descuento originales y propios y no simplemente un calco o una copia de lo que hace Telefnica. sta ha estado luchando a muerte contra esta resolucin, existen varios frentes abiertos por parte de Uni2, otras empresas y nosotros mismos que intentamos negociar de buena fe con Telefnica y ellos se cerraron en banda; pedimos la intervencin de la CMT y en nuestro caso dict una resolucin el 28 de abril de este ao dndonos la razn al cien por cien y obligando cautelarmente a Telefnica a darnos el servicio de interconexin por capacidad. Espero que el nuevo Ministerio [Ciencia y Tecnologa] no sucumba a las presiones que Telefnica est ejerciendo ahora para intentar sabotear lo que ya decidi la CMT en otoo del ao pasado, aunque las cosas estn tan mal en el sector que todava no es efectivo.
Cul es la situacin real entonces?
En el negocio de la voz, gracias a esa decisin en parte, a la desaparicin de algunos competidores y a que los supervivientes ya no estamos haciendo la guerra de precios que hicimos en el pasado, se estn estabilizando los mrgenes. En el negocio de datos tenemos un mercado que est creciendo muy rpidamente; hace dos aos prcticamente no haba una conexin en banda ancha en Espaa y ahora hay ms o menos un milln. En ese sentido, nosotros estamos apostando fuerte por la banda ancha inalmbrica, nuestro negocio de franquicias es clave en ese sentido para llevar a cabo ese proceso de expansin.
Nuestro objetivo no es crecimiento de ingresos, sino rentabilidad; y en ese sentido nuestro margen bruto desde marzo de 2001 ha crecido en trminos absolutos cerca de un diez por ciento. Nuestros costes fijos han disminuido ms de un 50 por ciento en ese mismo perodo y nuestro negocio de datos sigue creciendo bastante.

Usted siempre ha sido especialmente crtico con el proceso de liberalizacin. Qu errores se cometieron a su juicio?
Yo no he sido especialmente crtico, ni mucho menos. Creo que la CMT ha hecho un papel muy bueno; la regulacin ha tenido cosas favorables y desfavorables. Un error fundamental fue la divisin de poderes que se realiz en el segundo mandato. Soy de la opinin de que todos los poderes deberan concentrarse en un nico organismo independiente. La CMT no slo debera ser ejecutor, sino que tambin debera disear la legislacin y todos los poderes que tienen los ministerios ser suyos.
En ese sentido y aunque los precios continan bajo Economa, es bueno que la CMT dependa de Ciencia y Tecnologa?
Los cambios que se estn planteando ahora creo que van en la buena direccin, pero tengo la sensacin de que van a ser demasiado poco demasiado tarde para tener una incidencia real. La dominancia de Telefnica en el mercado puede durar, desgraciadamente, mucho tiempo. Creo que aqu el error fundamental de las autoridades ha sido mirar esto como un tema jurdico de igualdad de condiciones, en vez de una cosa de economa y objetivos polticos. Quiero decir que si estamos de acuerdo en que la competencia es buena y que los monopolios de facto o de iure son malos, y si estamos de acuerdo que la posicin de partida de Telefnica es de tal dominancia, entonces nuestro objetivo debera ser el de crear una situacin en donde haya una o varias empresas que en su conjunto tengan algo que pueda hacerle frente y me refiero a una cuota de mercado significativa, del 30, 40 o 50 por ciento, para que en su conjunto financieramente tengan algo equiparable al dominante. Y a partir de ah las autoridades se lavan las manos y de lo nico que se tienen que ocupar es de procurar que no se repita la misma situacin de monopolio u oligopolio. Para llegar a esa situacin no se trata de justicia, sino de una regulacin asimtrica, no hay que tratar a Telefnica en situacin de igualdad, se trata hacer lo posible por las buenas o por las malas hasta que esa cuota de mercado haya sido trasladada a unos competidores. Eso a mi juicio es lo que debera ser el objetivo principal de las autoridades y eso o no lo han entendido o no lo han aceptado. Han tomado una posicin mucho ms legalista y jurista de Telefnica inocente hasta que se demuestre lo contrario. No, perdone, todos sabemos que Telefnica realiza actos de compentencia desleal en el mercado, probarlos es muy difcil y el regulador debera decir que dado que est convencido de que lo hace, se va a autoimponer la obligacin de probarlo en un juicio. No es el Tribunal de Defensa de la Competencia, tiene que ir mucho ms lejos. Telefnica es culpable hasta que se demuestre lo contrario.

Llegados a este punto, hay posible solucin?
Estructuralmente se ha visto tanto en EEUU como en Europa que el modelo de liberalizacin de bucle local no ha funcionado, en absoluto. Hace falta detenerse y reconocer los errores que todos hemos hecho. A mi juicio hay una solucin estructural que es radical, pero que quitara la necesidad de esta regulacin constante. Cul es el elemento que ms ventaja le da a Telefnica como el operador dominante y cul es la desventaja principal de todos los operadores? El bucle local. Qu se puede hacer? Dividir a Telefnica en dos, que los accionistas de Telefnica donde ahora tienen una accin, tengan dos, una en Telefnica Servicios y otra en Telefnica Bucle Local, por ejemplo. sta ltima tendra la propiedad sobre el bucle desde el hogar o la empresa hasta la primera central local, inclusive; no puede ofertar servicios a clientes finales, slo puede hacer a otros operadores, incluyendo a Telefnica Servicios, en condiciones de no discriminacin y va a estar regulado, igual que en las elctricas para que la tasa de retorno no sea demasiado alta y los precios sean razonables. Esto se est planteando ahora seriamente en Reino Unido. Creo que dentro de unos aos su implantacin en Europa ser posible, pero que ahora para la Administracin espaola es una solucin demasiado radical y probablemente preferiran seguirle el paso a otra entidad europea en lugar de liderarlo ella, sobre todo teniendo en cuenta la enorme presin en contra que pondra Telefnica. Es una solucin muy elegante, muy limpia y que estructuralmente resuelve muchos problemas.
Afirmaciones como la que haca Luis Lada, presidente ejecutivo de Telefnica Mviles, de que no habr Unin Europea hasta que los operadores no se cuenten con los dedos de una mano, son una equivocacin?
Creo que se ha demostrado que esto de la necesidad de tener cuatro o cinco megaoperadores europeos es una falacia, porque si fuera as entonces France Telecom, BT, Deustche Telekom, etc. no tendran los enormes problemas financieros que precisamente tienen ahora, fruto de una aventura de expansin internacional. Si tuviera sentido econmico no tendran problemas; Telefnica tambin los tiene por su aventura en Alemania, en Latinoamrica le ha salido algo mejor aunque con problemas. Yo creo que es una falacia.
En la bsqueda de rentabilidad el modelo de franquicias de Al est funcionando muy bien y prevan cerrar el ao con 60…
Creo que tenemos firmadas cerca de 40 y s que llegaremos a 60 franquicias. La verdad es que estamos muy contentos; queremos llegar a asociaciones con gente local, compartir riesgo y beneficio.
Existe una deuda remanente que corre a cargo de Redes y Servicios Liberalizados, cmo est la situacin en estos momentos?
Estamos en el proceso de reestructuracin de ese pasivo y de negociacin con los principales acreedores de ese pasivo, que es heredado de la situacin cuando pertenecamos a la multinacional norteamericana y precisamente estamos ahora renegociando. Creo que el proceso terminar sobre Semana Santa o incluso en junio del ao que viene porque es un proceso que lleva su tiempo.
Y no afecta en modo alguno a Al Comunicaciones?
No afecta para nada porque es una sociedad que tiene su propio consejo de administracin, su propio equipo de gestin. Fruto de la negociacin de la matriz, puede ocurrir algo similar a lo que ha ocurrido con Jazztel, es decir, un canje de bonos por acciones. Significara que el accionista de control de la filial de comunicaciones cambiase, es la nica manera de la que le podra afectar y de ser as sucedera al final del proceso.

¿Qué te ha parecido este artículo?

La tua opinione è importante per noi!

C
Redacción Computing

Artículos relacionados

Artículo 1 de 4