El directivo que lidera una empresa debe trabajar la credibilidad y la ética

En la octava edición del Forum Ausape, la Asociación ha querido centrarla en el perfil del directivo líder en un momento actual de crisis de valores. Marta Williams, experta en coaching y liderazgo, ha sido la encargada de desgranar las características que debe reunir el líder de hoy, centradas en la credibilidad y la ética, entre otras.

Publicado el 08 Jun 2012

Hoy en día, el liderazgo de los altos ejecutivos ya no depende de la autoridad formal y de los niveles o jerarquías; sino que está más relacionado con la capacidad de influir positivamente en las personas que dependen de él. Esta es una de las reflexiones que Marta Williams, experta en coaching y liderazgo, ha dado a conocer a los más de 400 asistentes a la VIII edición del Forum Ausape, que este año ha centrado su temática en las características que debe reunir un directivo líder en un momento actual de crisis de valores.

Destacaba Marta Williams que el liderazgo actual ahora depende de la percepción que tenga la audiencia. Por tanto, los directivos pueden, hasta cierto punto, elegir cómo ser percibidos. En este sentido, recomendaba la experta que deben “trabajar la credibilidad, la capacidad técnica e interpersonal, el coraje, la consideración/empatía, la serenidad, la capacidad de inspiración y la ética”.

Pero sobre todo hay que trabajar la ética porque como puntualizaba Williams, “se tarda toda una vida en construir, se puede perder en nada y no se puede reponer. Ahora mismo, en el mundo estamos en una crisis de valores, y debemos pensar dónde estamos y hacia dónde vamos”.

Cuatro tipos de líderes
Según Marta Williams, existen cuatro clases de líderes:
• el querido no respetado: surge como consecuencia de la falsa creencia de que liderar es delegar todo
• el ni admirado ni respetado
• el respetado y temido pero no admirado, típico de los años 60
• el respetado y admirado

Precisamente, este último perfil es el que “consigue resultados a través de cómo trata a la gente. Son los que han encontrado la fórmula para inspirar a su equipo, un aspecto muy importante ya que existe una sutil diferencia entre motivar e inspirar: motivar es ‘empujar a alguien a hacer algo’ e inspirar es cuando el líder dice ‘ven, sígueme”, matiza la experta.

Finalmente, ha ofrecido su particular ‘receta’ para conseguir ser un líder respetado y admirado:

• Absorber la incertidumbre para que los demás puedan seguir trabajando.
• Confrontar la realidad
• Pensar de forma global
• Ser íntegro
• Actualizar constantemente los conocimientos básicos de finanzas, contabilidad y económicos porque “delegar sin entender sólo te traerá problemas”, matiza Williams
• No dejar que los errores te paralicen
• Aprender a priorizar
• Seguir aprendiendo
• Buscar partners en vez de competidores

¿Qué te ha parecido este artículo?

La tua opinione è importante per noi!

Redacción

Artículos relacionados

Artículo 1 de 5