“En acceso UMTS no teníamos tamaño suficiente para garantizar el éxito”

Darryl Edwards, presidente EMEA de Nortel Networks

Publicado el 03 Oct 2006

¿Qué razones han impulsado la venta de la unidad de acceso UMTS?
Son varias, como que no disponíamos de suficiente cuota de mercado y no era excesivamente rentable. No es que hayamos dejado de creer en 3G, pero no teníamos el tamaño suficiente en UMTS para garantizar el éxito. Además, sólo hemos vendido la gama de acceso, no el área de núcleo de la red, que aún permanece en nuestras manos y donde tenemos un importante negocio, incluido España.

Además, la inversión en 4G será significativamente, especialmente basándonos en WiMAX y MiMAX (IEEE 802.16) y queremos crecer fuerte en este área para recuperar una posición de liderazgo en 4G y sus tecnologías asociadas.

¿Pero 4G es a largo plazo, no en breve?
Es también MiMAX y WiMAX. Sí, 4G ha iniciado ya su camino en términos de tecnología y ha sido desplegada ya, además de que productos de 802.16e llegarán a inicios del próximo año.

Y mientras, ¿cómo se plantea Nortel cubrir ese hueco en términos de ingresos?
Con las áreas en las que somos más fuertes, como voz sobre IP y tecnología Mesh. La inversión en tecnologías heredadas está cayendo mientras la destinada a tecnologías de nueva generación crece a un ritmo de doble dígito.

Vamos a enfocarnos en nuestra gama óptica, con soluciones ópticas para carriers, Metro Ethernet, especialmente en tecnologías como PBT (Provider Backbone Transport), que es un estándar que se definirá en enero del próximo año y Nortel está liderando su desarrollo. Tenemos un gran compromiso y los clientes están muy interesados.
En el portfolio óptico, también hay que citar a IMS, donde hemos firmado una alianza con France Telecom, que lanzará servicios multimedia en octubre y lo hará recurriendo a nuestra plataforma.

La otra gran baza es el segmento corporativo, donde ninguna otra compañía tiene el abanico de soluciones con que cuenta Nortel actualmente. Eso es un gran activo para nosotros y tenemos que aprovechar esa ventaja.

¿Cuál es el peso actual de la región EMEA en el global de los ingresos de la compañía?
Alrededor del 25 por ciento de los ingresos procede de EMEA, sobre 2.500 millones de dólares.

Aunque no puedo dar una previsión para Nortel en Europa, pero nuestras estimaciones son que el mercado crecerá un seis por ciento en telecomunicaciones en general y doble dígito en soluciones de nueva generación y Nortel EMEA al menos estará en línea. Para toda la corporación, las previsiones son que alcance un crecimiento de un solo dígito, pero será un número alto.

¿Cuál es su percepción del mercado español?
Telefónica es uno de los grandes clientes y es uno de los principales actores del mercado de las telecomunicaciones, y también es un gran cliente tanto en Suramérica como ahora en Reino Unido con O2, donde pretendemos incrementar nuestra relación con ellos tras esta operación. Además, somos partners de Telefónica en el área de empresas.

También pretendemos sacar partido a las posibles adquisiciones y fusiones que tengan lugar en EMEA, como por ejemplo la que llevarán a cabo Alcatel y Lucent, porque muchos operadores no quieren un único y principal suministrador sino que optan por dos. En algunos países sería un problema para algunos operadores, y para el propio mercado, que sólo existiera un proveedor en algunos ámbitos.

Hablando de Alcatel y Lucent, ¿qué consecuencias cree que puede tener en Europa esta fusión?
Lo único que puedo decir es que representa una gran oportunidad para Nortel. Cuando dos grandes compañías como estas se fusionan, el proceso es complejo. Además, los clientes que compraron tecnología de una de ellas se preguntan si será esa tecnología la que sobreviva. De hecho, algunos clientes me están transmitiendo esa incógnita.

¿Cree que podríamos contemplar más fusiones en el panorama de los proveedores de telecomunicaciones?
Lo cierto es que estamos en un entorno muy, muy competitivo. Algunos de los grandes, como Alcatel, Lucent, Nokia o Siemens, ya se han integrado. El mercado ha pasado de cinco a tres jugadores fuertes, se ha estrechado, a los que habría que sumar a Ericsson. Y eso representa también una oportunidad de crecimiento para Nortel.

Nos hemos hecho con una muy buena cuota de mercado en Europa, hemos demostrado que podemos crecer año tras año y queremos crecer a un ritmo de doble dígito en las soluciones de nueva generación y para ello contamos con una diferenciación absolutamente única basada en nuestra tecnología.

¿Podríamos ver a alguna otra división de Nortel seguir los pasos del negocio de acceso UMTS?
Actualmente Nortel no tiene ningún plan de venta de otras unidades de negocio. La razón por la que vendimos el acceso UMTS es que teníamos escasa cuota de mercado. De todas formas, nadie puede decir con certeza nunca jamás, si alguien viene y te da un dinero… Es una decisión difícil. Pero, por ahora no hay planes de separar ninguna parte de la compañía. Todo lo que estamos haciendo es impulsar la relación con otras compañías como es el caso de Microsoft o IBM. Esa es la clave, pero no el fin.

¿Y qué supondrán los servicios, donde Nortel ha creado una división específica?
Hemos formado una joint venture con IBM y estamos muy esperanzados con ello. Pero no queremos incidir en los servicios entendidos de una manera tradicional, sino que queremos servicios profesionales de alto nivel dentro del mundo global de las redes especialmente las de nueva generación- con aplicaciones integradas de alto nivel. Y esto lo tenemos en Nortel porque estamos ya ofreciendo VoIP, IMS o tecnología óptica de nueva generación. No es algo de los últimos seis meses sino que estamos comprometidos con ellos los últimos cinco años.
Otro área que quiero mencionar es la posibilidad, y esto es sólo un ejemplo, de construir una red de comunicaciones para uso de los operadores y que fuera gestionada por nosotros. Es una idea de lo que entendemos por los nuevos servicios profesionales.

Actualmente generamos 2.000 millones de dólares en servicios y prevemos duplicarlos en los próximos tres años a nivel mundial.

¿Qué papel jugará la alianza con Microsoft?
Es una gran oportunidad de negocio en el área de servicios y aplicaciones. Sobre previsiones de negocio, lo que puedo decir es que barajamos alrededor de 1.000 en ingresos adicionales para los próximos tres años derivados de la alianza con Microsoft.

¿Qué te ha parecido este artículo?

La tua opinione è importante per noi!

C
Redacción Computing

Artículos relacionados

Artículo 1 de 3