España cuenta con los científicos e ingenieros más jóvenes de la UE

La edad del 40,3 % del total oscila entre los 25 y 34 años.

Publicado el 07 Jul 2006

De los 193 millones de trabajadores que contaba la Unión Europea de los 25 en 2004, 32 millones, es decir, el 16 por ciento, entraban dentro de la clasificación de Recursos Humanos Cualificados en Ciencia y Tecnología (HRSTC), es decir, disponían de un formación científica de nivel superior y estaban empleados como profesionales o técnicos.

Así se recoge en un reciente estudio de Eurostat que, si bien constata la temida pirámide y la consecuente carencia futura de profesionales especializados, también muestra que el déficit de estos recursos altamente productivos podría ser menos severo que el que se experimentará por parte de otros perfiles. De hecho, el estudio de Eurostat constata que la franja más ancha de la pirámide de HRSTC se corresponde con el grupo de 30 a 34 años, una edad a la que la mayoría de los individuos ya han completado su educación formal.

No obstante, el panorama no es homogéneo; en primer lugar, cuando se considera el género y, en segundo lugar, cuando se entra al detalle por países. En la primera vertiente se ponen de manifiesto ciertas diferencias interesantes. Y es que en el lado femenino de la pirámide el grupo de edad de 25 a 29 años registra el nivel más elevado (25,2 por ciento) de población empleada, un ratio que disminuye progresivamente a medida que aumenta la franja hasta registrar un mínimo del 10,4 por ciento en el grupo de 65 años o más. No sucede lo mismo en el lado de los hombres, donde la cuota de HRSTC se distribuye de forma más homogénea a lo largo de los distintos grupos de edad. El nivel más alto (18,2 por ciento) corresponde a la franja de 60 a 64 años, mientras que el más bajo (14,4 por ciento) se registra en el grupo de 45 a 49 años.

Por países la situación de España es especialmente positiva, puesto que registra una cuota relativamente alta de HRSTE en el grupo de 25 a 34 años. Concretamente, más del 38 por ciento o 2,8 millones de profesionales españoles con educación superior se encuentran en ese grupo de edad.

En el lado contrario de la balanza se sitúa Alemania, con alrededor del 16 por ciento, es decir 2,2 millones de personas con formación superior en el grupo de 25 a 34 años. No obstante, puede decirse que el país con la población con educación superior de mayor edad es Estonia, puesto que más del 42 por ciento (alrededor de 113.000 personas) de su población con educación superior tiene una edad comprendida entre 45 y 64 años. Y no es el único caso; muchos otros países -Suecia, la misma Alemania, Dinamarca, Finlandia y Hungría- registran tasas casi tan altas en el grupo de edad de 45 a 64 años.

Afinando más, el trabajo de Eurostat se detiene en el específico grupo de científicos e ingenieros (S&E). La cifra de estos profesionales clave en el avance de los procesos de innovación y creación de conocimiento ascendía en 2004 en la UE de los 25 a algo más de nueve millones, es decir, alrededor del cuatro por ciento del total de la población activa.

De acuerdo con las tablas de edad, algo menos de un tercio del total de científicos e ingenieros de la UE se encuentran o bien en el grupo de 25 a 34 años (29,2 por ciento) o bien en el de 35 a 44 (30,5 por ciento). Algo más de un tercio (35,5 por ciento) se sitúan en la horquilla de 45 a 64 años; y alrededor del 4,8 por ciento del total están por debajo de los 25 o por encima de los 64.
Tres países Alemania, Reino Unido y Francia- suponen el 37 por ciento de la población total de científicos e ingenieros de la UE. En Alemania, que alberga la población más numerosa (dos millones) de científicos e ingenieros de los tres países, también es la de mayor edad, puesto que el 38,7 por ciento de los científicos e ingenieros alemanes se encuentran en la franja de 45 a 64 años y sólo el 22,6 por ciento tienen entre 25 y 34 años. En los otros dos países -Reino Unido y Francia- la distribución por edad está más cerca de la media de la UE.

No obstante, si se considera a los 25 países de la UE, Letonia es el país que tiene la población de científicos e ingenieros de más de edad, con un 52 por ciento del total en la horquilla de 45 a 65 años, comparado con sólo un 20 por ciento en el grupo de 25 a 34. Bulgaria, todavía en proceso de adhesión, que suma alrededor de 84.000 científicos e ingenieros, y registra una distribución por edad similar a la Letonia, puesto que el 47 por ciento se sitúa en el grupo de 45 a 64 y sólo un 20 por ciento en el de 25 a 34. Otro país con una cifra relativamente pequeña de científicos e ingenieros es Lituania, donde además sólo el 21 por ciento de éstos tiene una edad comprendida entre los 25 y los 34 años; si bien en Lituania la distribución de científicos e ingenieros entre los grupos de 35 a 44 y de 45 a 64 es más equilibrada que en Letonia y Bulgaria.

Malta, con una población de científicos e ingenieros comparablemente pequeña, registra la población relativamente más joven de todos los países de la UE, ya que la edad de la mayoría (55 por ciento) de sus científicos e ingenieros oscila entre los 25 y los 34 años. Pero vuelve a ser España el país con una población de científicos e ingenieros más joven, con un 40,3 por ciento en este grupo de edad; seguida de cerca por Irlanda (40 por ciento).

Chipre, Portugal, Eslovenia y Finlandia también son países con una población de científicos e ingenieros relativamente joven. En estos cuatro países el 39, 37,5, 35,8 y 35,6 por ciento de su población S&E, respectivamente, se encuentra en la franja de 25 a 34 años.

¿Qué te ha parecido este artículo?

La tua opinione è importante per noi!

C
Redacción Computing

Artículos relacionados

Artículo 1 de 2