España, por encima de la media europea en administración electrónica

Gracias a servicios más sofisticados y mayor disponibilidad

Publicado el 13 Jul 2006

España se encuentra en una situación media en cuanto a sofisticación de sus servicios de administración pública on line, junto a países de su entorno como Italia y Francia, y superando a otros como Alemania y Holanda. De esta forma, logra mantenerse ligeramente por encima de la media europea, según la última edición de un estudio realizado por Capgemini para la Comisión Europea.

Atendiendo al grado de sofisticación, España ha conseguido mejorar sus servicios públicos on line seis puntos porcentuales, pasando del 73 por ciento de octubre de 2004 al 79 por ciento actual. La media europea se sitúa en el 78 por ciento con la “Europa de los 18” y en el 75 por ciento para la “Europa de los 28”, los 25 miembros de la Unión Europea más Noruega, Islandia y Suiza.

En cuanto a disponibilidad de los servicios, España mantiene la misma puntuación que hace año y medio (55), por encima del 52 y 48 de la EU18 y EU28, respectivamente.

Desde el punto de vista cualitativo, se aprecia un esfuerzo generalizado de los países para desarrollar nuevos modelos de servicios, si bien la mayoría de los gobiernos tienden a consolidar los servicios en Internet. En algún caso, se tiende hacia modelos de servicios públicos innovadores que permiten distintos canales de acceso a la información, Suecia es un claro ejemplo. Su servicio de impuestos combina el canal on line, con el teléfono y los servicios SMS.

Los servicios que generan ingresos (impuestos y contribuciones sociales) alcanzan un grado de desarrollo del 94 por ciento en los 28 países, si bien en los EU (18) la disponibilidad de servicios como las contribuciones sociales para empleados es menor, debido en parte a que los recientes miembros están aún trabajando en construir sus plataformas de Seguridad Social.

España, por su parte, obtiene puntuaciones elevadas en materia de servicios de recaudación de impuestos, tramitación de denuncias policiales, bibliotecas públicas, certificados de nacimiento y matrimonio o matriculación de vehículos. Por el contrario, las peores notas se las lleva en servicios de permiso de obras y medioambientales, y notificación de cambio de domicilio.

En el ranking europeo, Austria lidera la tabla tanto en sofisticación como en disponibilidad, seguida por Malta y Estonia, países de nueva incorporación que han experimentado una gran mejora en los últimos años. Cabe destacar el avance de Malta, que ha pasado del puesto 16 al segundo en cuanto a sofisticación en apenas año y medio o, el de Estonia, que escala a un tercer puesto, con el 75 por ciento de sus servicios disponibles de forma on line.

El estudio, realizado por Capgemini para la Unión Europea, ha examinado los servicios públicos básicos de 28 países, los 25 miembros de la Unión Europea más Noruega, Islandia y Suiza. El informe mide el grado de sofisticación y la disponibilidad de los servicios públicos on line, que van desde la información simple hasta los servicios completamente interactivos.

¿Qué te ha parecido este artículo?

La tua opinione è importante per noi!

C
Redacción Computing

Artículos relacionados

Artículo 1 de 3