La Sanidad se agarra a las TIC para sobrevivir

España se presenta como un país avanzado en sistemas de información sanitarios, destacando en la tasa de adopción tecnológica en asistencia primaria, gracias a los proyectos emprendidos con las TIC como eje central en torno a este sector de actividad tanto a nivel municipal, comunitario como general. Esto supone un soplo de esperanza en unos momentos en que los recursos empiezan a escasear seriamente y se agudizan los recortes.

Publicado el 23 Jul 2012

79192_26

Si echamos un vistazo a la situación de la Sanidad española el panorama no resulta a todas luces favorable: drásticas reducciones de las contraprestaciones sanitarias a los ciudadanos, privatización de los centros, reducción de personal médico, copago/repago de los medicamentos, abandono de subvenciones para enfermos graves, crecimiento desmesurado de enfermos crónicos… A esto hay que añadir el recorte de los presupuestos generales del estado -la Sanidad este año tiene unos fondos de 3.975 millones de euros frente a los 4.255 de hace un año, que ya iban a la baja- y por tanto el capítulo de las TIC se ve seriamente afectado. Ya en 2010 el presupuesto TIC se situaba en 970 millones. Para echar más leña al fuego, hay que tener en cuenta que durante el primer trimestre de 2012 se publicaron en España licitaciones TIC por importe de 463 millones de euros, lo que supone una bajada de casi el 37%, como publicaba la consultora LicITa Canal de Negocio (LCN).

Este panorama desolador podría descorazonar a cualquiera si no fuera porque nuestro país ha venido en los últimos tiempo haciendo los deberes en el desarrollo de la Sociedad de la Información y más concretamente en el ámbito de las TIC y la Salud. Esto hace que nuestro modelo tecnológico pueda ayudar a compensar los recortes presupuestarios y mitigar las debilidades de nuestro sistema de salud. En eso confían tanto los responsables públicos como privados, que llaman a una colaboración más estrecha entre los diversos ámbitos de responsabilidad. También se habla de aprovechar los recursos y fomentar la interoperabilidad entre los diferentes sistemas sanitarios nacionales. Y es que el nivel de desarrollo de eSalud de nuestro país abre una puerta al optimismo y todo el mundo habla de que hacer las cosas mejor es la llave del éxito.

España, a la cabeza en sistemas de información Efectivamente, España se sitúa entre los países más avanzados en sistemas de información sanitarios, superando al resto en las áreas de adopción y uso de intercambios de información de salud (IIS) y destacando también en la tasa de adopción de Tecnologías de la Información sanitarias en asistencia primaria, como constata un reciente estudio de Accenture realizado en ocho países –Australia, Canadá, Inglaterra, Francia, Alemania, Singapur, España y Estados Unidos-. Javier Mur, socio de Accenture responsable de Sanidad en España, Portugal, Africa y América Latina, lo explica de forma sencilla: “el modelo organizativo de la atención primaria en España, con gestión integrada y homogénea dependiente de las CCAA y con procedimientos y herramientas comunes para los médicos, se ha demostrado eficaz y ha facilitado la extensión en el uso de Tecnologías de la Información”.

El estudio, titulado ‘Connected Health: The Drive to Integrated Healthcare Delivery’ (Salud conectada: la tendencia hacia una atención sanitaria integrada), analiza el modo en que los países y los sistemas sanitarios aplican enfoques sistemáticos sobre las TI sanitarias. El informe está modulado en torno al Accenture Connected Health Maturity Index, que compara el avance relativo de cada país en el ámbito de la adopción de TI sanitarias y el intercambio de información de salud, o IIS entre los facultativos y las distintas organizaciones. El índice se basa en el uso de distintas tecnologías sanitarias (por ejemplo, la anotación electrónica de notas de pacientes, referencias electrónicas, realización electrónica de pedidos, expedición electrónica de recetas y comunicaciones electrónicas con otros médicos).

Atención primaria
De siempre la Sanidad se ha jugado en distancias cortas, y el médico de cabecera es el primer factor de valoración. En lo que se refiere a atención primaria, España obtuvo la máxima puntuación global en ‘madurez‘ en salud conectada. De hecho, el 58% de los facultativos españoles son usuarios habituales de funciones de TI sanitarias y el 52% participa periódicamente en IIS. El informe señala que aunque la madurez en TI sanitarias en atención primaria fue mayor en Inglaterra (63%) y Australia (62%), el uso de IIS por parte de facultativos de atención primaria se encuentra bastante menos extendido. Dentro de la atención especializada, el uso de tecnologías sanitarias e IIS no está tan extendido como en atención primaria, con algunas excepciones como Singapur. Aun así, los especialistas estadounidenses y alemanes se encuentran a la par que sus colegas de atención primaria en este punto. Canadá y Australia mostraron la frecuencia de uso de IIS más baja entre los facultativos de atención secundaria.

El estudio concluye que “España ostenta una adopción de TI sanitarias en atención primaria relativamente alta, especialmente en alertas electrónicas de pacientes y herramientas destinadas a reducir la carga administrativa“. He aquí unos datos convincentes: ??Aproximadamente el 81% de los facultativos españoles introduce notas de pacientes por vía electrónica, comparado con el 68% en los demás países. ??En torno al 69% emplea herramientas electrónicas para reducir la carga administrativa, frente al promedio del estudio situado en el 56%. ??Casi la mitad de los facultativos españoles recibe recordatorios/ alertas electrónicos mientras atiende a pacientes, comparado con el 43% de otros países.

Datos clínicos compartidos En última instancia, hay que considerar que España también supera a otros países en materia de intercambios de información de salud (IIS):

??Más del 70% de los facultativos de atención primaria envía solicitudes de pruebas a laboratorios por vía electrónica, frente al 37% registrado en los demás países.

??El 60% de los médicos de atención primaria y secundaria reciben por vía electrónica resultados clínicos que se agregan automáticamente a los historiales de pacientes, comparado con el promedio global del estudio del 52%.

??Alrededor del 70% de los facultativos españoles, más que en ningún otro país encuestado, declaró que comparte datos electrónicos sobre pacientes con otras organizaciones, frente al 46% que registran los demás países. Como queda expuesto, la utilización intensiva de las TIC en Sanidad tienen como consecuencia una mayor eficacia de la atención al paciente, y un proceso más racional de los historiales médicos. Los expertos hablan de avanzar en unas mejores prácticas y conseguir un mayor aprovechamiento de nuestro capital tecnológico para paliar las cada vez más drásticas políticas de recortes presupuestarios.

¿Qué te ha parecido este artículo?

La tua opinione è importante per noi!

Rufino Contreras
Rufino Contreras

Artículos relacionados

Artículo 1 de 5