La subsidiaria alemana de móviles de BenQ se declara en quiebra

Otras subsidiarias, como la brasileña, también están revisando su posición financiera.

Publicado el 29 Sep 2006

Menos de un año después de su venta por 300 millones a la taiwanesa BenQ, la unidad de móviles de Siemens se ha declarado en quiebra.

BenQ ha tomado la decisión de no invertir más en la subsidiaria alemana de telefonia móvil, un negocio que considera podría poner en peligro su propia supervivencia. “Desde octubre de 2005, hemos comprometido e invertido un cantidad extraordinaria de capital y recursos en nuestra subsidiaria alemana de telefonía móvil”, ha comentado el presidente de BenQ, K.Y. Lee, quien explica que “a pesar del progreso conseguido en la reducción de costes y gastos, las crecientes pérdidas han convertido está dolorosa decisión en inevitable”.

La decisión afectará a las operaciones de BenQ Mobile en Munich, Bocholt y Kamp-Lintfort. Otras subsidiarias, la brasileña entre ellas, también están revisando su posición financiera.

BenQ ha anunciado que continuará con el negocio de móviles en mercados seleccionado para aprovechar el I+D y sus plantas de fabricación en Asia.

¿Qué te ha parecido este artículo?

La tua opinione è importante per noi!

C
Redacción Computing

Artículos relacionados

Artículo 1 de 4