Nokia Siemens compra la unidad de redes inalámbricas de Motorola por 1.200 millones

Motorola ha encontrado un comprador para su negocio de equipamiento de redes inalámbricas: Nokia Siemens Networks, que pagará 1.200 millones de dólares por la mayor parte de los activos de esta unidad.

Publicado el 20 Jul 2010

Siguiendo la estela de los demás fabricantes, Motorola ha dado un paso más hacia su desintegración al vender la mayor parte de su negocio de infraestructura de redes inalámbricas a Nokia Siemens Networks, a un precio de 1.200 millones de dólares. Esta compra convierte ipso facto a Nokia Siemens en el proveedor de activos inalámbricos número tres en Estados Unidos, número uno en Japón y a nivel mundial, el número dos.
Por otro lado, para Nokia Siemens, esta adquisición le proporciona también un mayor acceso al jugoso mercado norteamericano al poder acceder a más de 50 operadores, entre los que figuran como clientes de Motorola, Clearwire, Sprint, Verizon Wireless y Vodafone. Asimismo, se fortalece en las áreas de tecnología CDMA y WiMax, y consigue algo de terreno abonado para cultivar nuevas ventas en Estados Unidos y Japón.
En cuanto a los activos que Nokia Siemens ha adquirido de la división de redes inalámbricas de Motorola, se encuentran las operaciones de fabricación de los principales sistemas inalámbricos, incluyendo GSM (Global System for Mobile Communications), CDMA (Code-Division Multiple Access), WCDMA (Wideband Code-Division Multiple Access), WiMax y LTE (Long-Term Evolution). Y esto implica que cerca de 7.500 empleados de Motorola pasarán a formar parte de la organización de Nokia Siemens Networks, una vez el contrato quede cerrado, previsiblemente a finales de año, si consigue las aprobaciones regulatorias necesarias.
Por su parte, Motorola se queda con su portfolio de patentes inalámbricas y con su sistema inalámbrico iDEN, utilizado por operadores como Sprint Nextel entre otros. Destacar que el negocio de redes inalámbricas de Motorola generaba en total unos ingresos de 4.000 millones de dólares.
Señalan los expertos que Motorola era una rareza en el campo de la telefonía móvil ya que producía tanto terminales móviles como infraestructura de red. De hecho, la mayoría de los grandes jugadores de este mercado ya habían escindido sus operaciones para dedicarse de lleno a una de las dos bandas. Ericsson, por ejemplo, retuvo su negocio de redes pero formó una joint venture con Sony para hacer teléfonos móviles; Alcatel vendió sus operaciones de fabricación de terminales móviles, y Siemens se deshizo de ambos negocios vendiendo su filial de telefonía móvil, y asociándose con Nokia para el negocio de infraestructura formando la ya conocida Nokia Siemens Networks.
A grandes rasgos, la venta de Motorola es un paso más a la hora de separar su unidad de dispositivos inalámbricos, conocida sobre todo por sus smartphones Droid. La compañía norteamericana tiene previsto escindir esta división, -que incluye los terminales móviles y equipamiento de networking para el hogar-, en el primer trimestre de 2011. Y con respecto a la división de Soluciones de Movilidad Empresarial, esta permanecerá en la organización.

¿Qué te ha parecido este artículo?

La tua opinione è importante per noi!

Redacción

Artículos relacionados

Artículo 1 de 2