Omega Peripherals aumenta un 48% su facturación en 2020

La compañía se ha beneficiado de la inversión de las organizaciones en tecnología y servicios para hacer frente a la pandemia del Covid-19, no ha tramitado ningún ERTE y ha incrementado su plantilla.

Publicado el 10 Mar 2021

28590_56

Omega Peripherals ha alcanzado en 2020 una facturación de 51,2 millones de euros, lo que supone un aumento del 48% respecto a 2019 que fue de 34,6 millones. La mayor parte de este incremento proviene de su oferta de Servicios, donde ha duplicado los ingresos. El objetivo para 2021 es lograr una facturación final cercana a los 55 millones de euros.

Además de ayudar a las organizaciones a responder ágilmente con TI a los retos que surgieron a raíz del Covid-19, Omega Peripherals llevó a cabo el año pasado una profunda reorganización de sus líneas de negocio para adaptarse a las nuevas demandas del mercado. En la actualidad, la compañía cuenta con tres unidades de negocio: Datacenter, Smart Business (Automatización de procesos, Gestión de proyectos y Business Data Analytics) y Seguridad, provistas de una amplia gama de servicios de valor.

Si bien en los primeros momentos de la pandemia, los proyectos se centraron principalmente en proporcionar a las empresas los recursos necesarios para desplegar puestos de trabajo en remoto (desde portátiles a redes seguras), el interés posterior de estas por avanzar en su digitalización originó una gran demanda de servicios integrales que parten de la realización de auditorías hasta el soporte final. “Antes del Covid-19, las organizaciones no tenían muy claro dónde invertir, poco a poco han ido detectando los puntos críticos, como la automatización, la gestión de flujos y la explotación de la información. Son campos que cubrimos al completo desde nuestras áreas”, comenta Javier Fernández, socio director de Omega Peripherals.

El incremento en la facturación de estos servicios de valor añadido ha sido fundamental en el salto cualitativo que han dado los ingresos de la compañía en 2020, un año en el que entendió que era el momento clave para, apoyada en una experiencia de cerca de 30 años en el sector TI, actualizar y reestructurar sus líneas de negocio para seguir siendo competitiva. En esa estrategia, decidió fortalecer su equipo profesional; no solo no aplicó ningún ERTE sino que incorporo más talento y personal, pasando de 145 profesionales a 170.

Servicios para modernizar la TI corporativa y la infraestructura empresarial

La puesta en marcha de las nuevas unidades de negocio se acompañó en 2020 con la implementación de una imagen corporativa renovada que potencia su valor como especialistas en servicios para la gestión del cambio con los que optimizar tanto la TI corporativa como la infraestructura empresarial.

“Hemos aprendido en la pandemia lo volátil que es todo y lo importante que es contar con los conocimientos y la flexibilidad necesaria para adaptar a las particularidades de cada cliente lo mucho que les pueden ofrecer las tecnologías que ya están y van a marcar el futuro más inmediato: Big Data, IA, Machine Learning, 5G…”, apunta Javier Fernández. “En 2021 vamos a continuar con nuestra senda de crecimiento, contamos con aproximadamente 800 clientes activos conscientes del momento de cambio actual, a muchos de ellos continuaremos gestionando sus infraestructuras en más de 70 países, y seguiremos fieles a nuestra apuesta por integrar el mejor talento. En ese sentido estamos promoviendo acuerdos con Universidades para formar a nuestro futuro personal. La velocidad del cambio en la tecnología y la sociedad es muy alta, y queremos estar siempre preparados”.

¿Qué te ha parecido este artículo?

La tua opinione è importante per noi!

C
Redacción Computing

Artículos relacionados

Artículo 1 de 2