OpiniónMercado TI

Mejorando la madurez de los procesos de Outsourcing

Autelsi y la GSA firman un acuerdo de colaboración.

El Grupo de Outsourcing de Autelsi-GSA, constituido tras la firma de un acuerdo de colaboración entre Autelsi y la GSA (Global Sourcing Association Spain), ha presentado el informe ‘Outsourcing: Grado de madurez, modelos de precios y gestión de riesgos’. El grupo se ha configurado con profesionales del entorno TIC de ambas asociaciones: entidades proveedores y compradores de servicios, consultores de tecnología, asesores en procesos de externalización, responsables del área de compras, etc.

Objetivos

  • Recopilando todas estas visiones, el trabajo de este equipo se ha centrado en mejorar la madurez de las empresas en la gestión de los procesos de outsourcing, tomando como base estas premisas:
  • Mejorar las prácticas en la externalización de servicios.
  • Enriquecer la práctica de los profesionales del outsourcing.
  • Renovar el conocimiento del mercado del outsourcing y la promoción de los cambios normativos y legislativos necesarios. Tras varios meses de trabajo, este estudio concluyó con los siguientes trabajos:
  • La generación de un cuestionario para autoevaluación del grado de madurez en los procesos de outsourcing de TI. l Estudio de las diferentes modalidades de contratación de los servicios de TI.
  • Análisis de los riesgos que pueden materializarse en cada una de las fases del Ciclo de Vida del Outsourcing.

Como consecuencia, el estudio concluye con un conjunto de Buenas Prácticas, en el que se recogen las experiencias de las distintas perspectivas existentes en el propio grupo de trabajo.

Conclusiones

La decisión de externalizar una parte del negocio es una decisión estratégica en aquellas compañías que lo abordan. Es un proceso complejo y, para obtener los beneficios que potencialmente ofrece, debe dotarse de medios necesarios que le permitan ostentar la dirección desde el inicio hasta el final.

Por ello, es conveniente analizar la madurez de nuestras capacidades para gestionar iniciativas de outsourcing, identificando las áreas que debemos fortalecer en cada fase de su ciclo de vida, y desarrollar planes de mejora que nos preparen, previamente, para tener las mayores garantías en la obtención de los resultados esperados.

Es conveniente analizar la madurez de nuestras capacidades para gestionar iniciativas de outsourcing

La industria del outsourcing en España está muy consolidada. Podemos decir que existe una modalidad de compra acorde a cada necesidad de cliente y cada una de estas modalidades es verdaderamente flexible. Los servicios de outsourcing se presupuestan y se formalizan sobre la base de un cuantioso conjunto de variables que, combinadas entre sí, hacen que cada servicio externalizado sea diferente en cada cliente. Otro factor que flexibiliza la compra y la configuración de este tipo de servicios es el significativo número de proveedores que prestan servicios de outsourcing. Este factor introduce elementos de competencia que mejora sustancialmente los resultados.

Indudablemente, como en cualquier otro tipo de servicio, la identificación, gestión temprana, mitigación y solución de los riesgos asociados tanto a la fase de decisión de externalizar, como a todas y cada una del resto de fases, son las tareas más importantes a nivel de dirección del proceso de outsourcing. La clave de esta gestión está en tomar conciencia y anticiparse a cualquier eventualidad que pudiese ocurrir pues estos servicios tienen su sentido en el largo plazo.

Para terminar, uno de los principales puntos de consenso a la hora de analizar esta industria, es la generación y consolidación de una sólida relación de confianza entre cliente y proveedor, así como la flexibilidad por ambas partes que, unidas a las garantías de los comportamientos éticos, reducirán drásticamente los problemas y los posibles riesgos a los que nos podemos enfrentar.

Computing 785