Vodafone moviliza la telefonía fija

Vodafone pretende aprovechar la creciente convergencia de las comunicaciones con una oferta que permite a los usuarios trasladar todas sus llamadas fijas al móvil y eliminar la infraestructura de cables.

Publicado el 23 Jun 2006

La nueva propuesta de Vodafone supone todo un giro en su estrategia al atacar un segmento que quedaba fuera de su área habitual de competencia y abre la puerta a que pymes y autónomos -el principal objetivo de la oferta- puedan librarse del habitual gasto que supone la contratación de los servicios fijos, además de toda la infraestructura (centralita y cableado) ligada a los mismos.

Denominado “Oficina Vodafone”, el servicio permite, en palabras de Javier Foncillas, director de Marketing de Empresas de Vodafone, “movilizar los servicios de telefonía fija”, permitiendo al usuario la posibilidad de recibir en el teléfono móvil todas las llamadas dirigidas al número fijo mediante una tarifa plana de 30 euros (módulo “Vodafone Moviliza tu fijo”). Para el usuario que efectúa la llamada, el coste es similar a una comunicación a un fijo aunque Vodafone únicamente recurra a su infraestructura móvil para culminar la comunicación. Este módulo incluye, de forma gratuita, la realización, desde el móvil, de todas las llamadas a fijos nacionales. Vodafone ofrece también el módulo sencillo “Zona Oficina” para llamar a todos los fijos nacionales por 10 euros.

El nuevo concepto de comunicaciones avanzado que propone la operadora con Oficina Vodafone permite a empresas y autónomos disponer de una solución basada en telefonía móvil para toda la empresa que además incorpora aquellos elementos de la telefonía fija que son útiles para su operativa funcional, como los números fijos y las tarifas baratas a fijo. Oficina Vodafone se revela como un sistema de comunicaciones integral para toda la empresa -desde la central a las delegaciones-, que permite a todos los empleados disfrutar de sus servicios de comunicación independientemente de su ubicación geográfica y evitando la complejidad ligada tradicionalmente a la telefonía fija.

La nueva oferta brinda a un sinfín de pequeñas empresas y profesionales autónomos la oportunidad de eliminar la infraestructura fija, especialmente las cuotas de mantenimiento de línea, para un colectivo en el que el móvil se ha convertido en un medio de comunicación prioritario.

Oficina Vodafone se pone a la altura de cualquier solución de telefonía fija en cuanto que permite mantener un número fijo porque la mayoría de las empresas opta, por razones de imagen o confianza de cara a sus usuarios, por publicitarse mediante este tipo de numeración. Por eso, una de las principales ventajas reside en que el cliente no necesita perder o variar su numeración fija ya que Vodafone realiza la portabilidad en caso de que proceda de una operadora fija o le asigna nueva numeración gracias al rango numérico que le concede la licencia de telefonía fija con la que cuenta.

Pero también Oficina Vodafone da respuesta en la misma medida a factores como que las llamadas de “fijo a fijo” son más baratas que de “móvil a fijo” y a las funcionalidades que tradicionalmente se asocian a las centralitas, como que los empleados pueden comunicarse de forma gratuita entre ellos cuando utilizan las extensiones telefónicas de la empresa o disfrutar de las funcionalidades avanzadas para evitar perder llamadas.

Otro de los valores diferenciales que aporta la propuesta es la escalabilidad que garantiza, en la medida que permite su crecimiento al ritmo que demande la empresa cliente sin obligarle a costosas renovaciones de aparatos. Es más, su característica de servicio móvil facilita incluso que se puede trasladar en su totalidad si se cambia de ubicación. Su flexibilidad a la hora de adaptarse a los diferentes escenarios de las pymes es otro punto a favor ya que con Oficina Vodafone se proponen diferentes esquemas tarifarios, estructurados por módulos, en los que es posible combinar diferentes planes y soluciones para solventar sus necesidades de comunicaciones.

El usuario puede ir un paso más allá y completar el servicio con una oferta que lanzó Vodafone hace unos meses: la posibilidad de disfrutar de llamadas internas gratis entre los móviles de los empleados de una misma empresa por un cuota de cinco euros mensuales por línea. Además, el servicio también es compatible con los habituales planes de precios para las llamadas móviles realizadas al exterior de la empresa.
Además de idoneidad para pequeñas empresas y autónomos y profesionales, la solución también encuentra potencial de aceptación en compañías que necesitan complementar su centralita actual o renovar la antigua e incluso entre empresas de mayor tamaño que necesitan una solución a los problemas que plantean la apertura de nuevas delegaciones en su conexión con la sede central.

Incluso, la operadora supera la resistencia emocional de algunos clientes a eliminar su terminal fijo en su entorno de oficina al ofrecer la posibilidad de instalar un terminal inalámbrico con características similares al fijo tradicional. Vodafone también incluye las prestaciones de una centralita fija, pero aportando las ventajas de flexibilidad ligadas al concepto de movilidad. Entre ellas cabe citar la marcación por extensiones, donde todos los empleados tienen asignado un número corto; multiconferencia, con conexión de hasta cinco interlocutores; herramientas web que permiten definir el uso de dispositivos entre los empleados, o un software de gestión con las funciones avanzadas integradas en las centralitas tradicionales a través de un programa instalado en el ordenador.

Para el caso de los servicios de acceso a Internet o de transmisión de datos que utilizan muchas pymes y autónomos, Vodafone propone la solución “Router 3G”, un dispositivo fabricado por Linksys que garantiza la conexión de un grupo de hasta cinco usuarios de forma simultánea mediante una oferta de tarifa plana.

¿Qué te ha parecido este artículo?

La tua opinione è importante per noi!

C
Redacción Computing

Artículos relacionados

Artículo 1 de 2