EspecialesMundo digital

Firma Digital Certificada vs Firma Digital Segura

Desde hace varios años la firma digital (o firma electrónica) está presente en nuestras vidas así como su utilización en determinados procesos y con diferentes propósitos...

Desde hace varios años la firma digital (o firma electrónica) está presente en nuestras vidas así como su utilización en determinados procesos y con diferentes propósitos,    adquiriendo especial protagonismo en nuestras relaciones con la Administración, el mundo empresarial y el ámbito financiero, donde la firma digital proporciona múltiples ventajas y beneficios.

Aunque es habitual el denominar, indistintamente, a la  firma digital y a la firma electrónica,  muchas legislaciones  establecen que , técnicamente,  la firma digital y la firma electrónica no son la misma cosa , tal y como se explica en el blog del CEO de REALSEC, en los siguientes posts: Firma Electrónica y Firma Digital ¿sinónimos o conceptos diferentes? Y ¿Por qué llamamos electrónica a la firma digital?

Si nos centramos en la firma digital, es importante señalar que para que ésta sea segura y podamos operar con ella en entornos confiables es fundamental que se trate de una firma digital certificada y/o reconocida, es decir, que esté basada en el uso de un certificado digital autorizado, emitido por una Autoridad de Certificación de Confianza, que acredite, tanto a nivel técnico como legal, la identidad de una persona física y/o jurídica.

Gracias a lo anterior, tanto el firmante como el destinatario del documento firmado electrónicamente pueden estar seguros con respecto a la autenticidad, integridad (no manipulación) y no repudio (autoría) del documento firmado.

Así mismo, el certificado digital es el responsable del cifrado de esta comunicación electrónica, lo que otorga al proceso de la firma seguridad y confianza on line.

En definitiva, esta firma digital certificada y/o reconocida es lo que constituye la firma digital segura.

Beneficios de la firma digital

Además de las ventajas, anteriormente citadas, en relación al uso de la firma digital reconocida, podemos señalar otras muchas, tales como:

  • Certeza de que operamos en un entorno digital de confianza.
  • Validación en línea de los documentos firmados, lo que agiliza el proceso de la firma.
  • Posibilidad de efectuar, más rápidamente, varias firmas a la vez y en varios documentos.
  • Ahorro de tiempo y de costes al evitar desplazamientos innecesarios con la posibilidad de poder firmar desde cualquier parte del mundo.
  • Validez legal y jurídica, más auditable que la firma manuscrita.
  • Mayor transparencia y eficiencia (facturación electrónica, firma de presupuestos etc.)
  • Más agilidad en las relaciones y gestiones de los particulares y de las empresas con la Administración Digital.
  • Transacciones y operaciones mucho más seguras en el ámbito de los Medios de Pago.
  • Supresión del papel, en favor del documento electrónico. Lo que facilita su consulta y almacenamiento, a la vez que contribuye a la protección del medio ambiente.
  • Etc.

Mediante el uso de la firma digital, tanto las personas físicas como las personas jurídicas, ganan en seguridad, competitividad y confianza en los procesos y relaciones con la Administración, entidades financieras y relaciones de negocio.

Por ello, animamos a las diferentes entidades e instituciones a promover el uso de la firma digital como un instrumento de protección y confianza y que conozcan las Soluciones de Cifrado y Firma Digital de REALSEC para empresas, entidades financieras y Administración Pública. 

Computing 799