InformesMundo digital

El CIO se posiciona como el impulsor clave de la estrategia empresarial

7 de cada 10 ejecutivos encuestados por Deloitte califican el crecimiento disruptivo como fundamental para el éxito de sus compañías

Las tendencias tecnológicas emergentes son los elementos clave sobre los que sustentar nuevos modelos de negocio y estrategias empresariales. El paso de la tecnología instrumental de la década pasada a la disrupción que nos proponen los próximos años estará determinado por la resiliencia de los líderes empresariales.

La duodécima edición del informe Tech Trends, elaborado por la consultora Deloitte, identifica las nueve tendencias estratégicas que proporcionarán una ventaja en medio de un escenario de incertidumbre. Según nuestro estudio, el 40% de los CEOs señalan que el CIO constituye el impulsor clave de la estrategia empresarial dentro de la organización.

Asimismo, 7 de cada 10 ejecutivos califican el crecimiento disruptivo como fundamental para el éxito de sus compañías, pero solo el 13% confía en que su organización pueda cumplir con esa prioridad estratégica.  “A medida que los altos mandos de la compañía ven a la tecnología como un imperativo para activar la oportunidad estratégica, los líderes pioneros en IT están adoptando enfoques diferentes, tecnologías y casos de negocio para revitalizar los activos fundamentales de la empresa”, sostiene Óscar Rozalén, socio de Consultoría Tecnológica de Deloitte España.

MLOps: Inteligencia artificial industrializada

De la Inteligencia Artificial se debe pasar a los procesos de MLops que implican la aplicación de enfoques de la metodología DevOps dentro de los procesos de la organización. Esto puede fomentar la experimentación y la automatización inteligente dentro de las compañías. Para lograrlo, resulta necesario la profesionalización de estas tecnologías dentro de la operación de las empresas. Según el estudio, el 68% de los CEOs consultados considera la brecha de habilidades en este aspecto en su organización de ´moderado a extremo´.

Por otro lado, solo el 8% de los ejecutivos encuestados considera que los programas de Machine Learning eran sofisticados. El problema también reside en la lentitud de los procesos: el 22% afirmó que tardaba entre 1 y 3 meses en implementar un modelo de Machine Learning desarrollado recientemente por un 18% que aseguraba necesitar más de un trimestre.

Lo digital se encuentra con lo físico

En 2020 la virtualización de la cotidianidad fue evidente, y entre la nostalgia de los encuentros presenciales y la facilidad de lo digital, los consumidores exigirán a medio plazo lo mejor de estos dos modelos. Al final, se tratará de generar experiencias completas y personalizables. 

En los próximos 18-24 meses, las tendencias apuntan a borrar la línea divisoria entre las experiencias virtuales y presenciales

Por ello, en los próximos 18-24 meses, las tendencias apuntan a borrar la línea divisoria entre las experiencias virtuales y presenciales, para dar paso a una integración de las mismas, que deberá configurar el diseño de los productos y los servicios, un traje hecho a medida del consumidor. “Las organizaciones están asumiendo que la experiencia de usuario óptima se encuentra en el equilibrio de hacer las experiencias humanas físicas tradicionales más digitales y las experiencias digitales más físicas”, sostiene Rozalén.

 

Replantear el lugar de trabajo desde lo digital

Las organizaciones están optando por nuevas estrategias para crear una experiencia diferencial y potenciar el compromiso dentro de la compañía. Antes de la pandemia, solo el 15% de los empleados trabajaba desde casa, y ahora este porcentaje ha escalado a más del 35%.

La oficina como la conocemos dará el paso a los centros de colaboración, donde las reuniones se harán para innovar y mejorar la experiencia de los empleados.

Computing 801