La UCLM, junto con Telefónica, responde al movimiento BYOD

La Universidad de Castilla-La Mancha (UCLM) ha llevado a cabo en colaboración con Telefónica la migración de su red WiFi a una nueva infraestructura basada en equipamiento de Aruba, con la que ha dado el salto al estándar 802.11n.

Publicado el 15 Jun 2012

82261_94

A lo largo de las tres décadas que han transcurrido desde su creación, la Universidad de Castilla-La Mancha (UCLM) se ha convertido en referente para la educación superior en la comunidad castellano- manchega con una oferta formativa que incluye más de 45 grados y 31 másters. La UCLM cuenta con más de 30.000 alumnos, alrededor de 2.300 profesores e investigadores y 1.200 profesionales de administración y servicios repartidos en sus campus en Albacete, Ciudad Real, Cuenca y Toledo, y sus sedes universitarias en Talavera de la Reina y Almadén.

Con una media de 200 kilómetros, no hay ninguna universidad en España en la que exista tanta distancia entre sus campus. La dispersión es, por tanto, una característica propia de la UCLM, que siempre ha entendido las TIC como un eje vertebrador. “Desde los orígenes de la UCLM las TIC se han considerado un elemento más tanto en la actividad diaria de la institución como a la hora de prestar servicios a la comunidad universitaria”, explica el director del Área de Tecnología y Comunicaciones de la UCLM, Andrés Prado.

En este escenario y consciente de la importancia de las comunicaciones en el entorno docente e investigador, la UCLM se plantea en 2004 la introducción de las comunicaciones inalámbricas. “Aparte de los centros docentes”, indica Prado, “contamos con centros de investigación y la mayoría de los profesores son, además de docentes, investigadores; todo esto implica movimiento entre centros, laboratorios, institutos de investigación y aulas”.

La incorporación a EduRoam

Ante esa realidad la UCLM dio luz verde a un primer despliegue haciendo uso de la tecnología disponible en aquel momento y con una apuesta específica por la cobertura de las zonas interiores, focalizándose no tanto en el aspecto lúdico como en la actividad académica e investigadora. El avance significaba la incorporación de la UCLM, con el apoyo de de la Conferencia de Rectores de las Universidades Españolas (CRUE) y Red.es, al proyecto europeo de movilidad en redes académicas EduRoam, haciendo uso de fondos Feder destinados a la mejora de las infraestructuras en las universidades.

Participamos en diferentes proyectos para mejorar la capacidad y la capilaridad, dotando de una cobertura prácticamente total al interior de los edificios”, señal Prado. Con esas miras, la UCLM desplegó su primera red inalámbrica haciendo uso de equipamiento de Cisco en 802.11b. Y, a posteriori, se dio el salto a 802.11g a través de una actualización de equipos que implicó “un cambio de software y de los módulos de radio, pero manteniendo el equipo matriz”.

El acicate BYOD

En paralelo al fortalecimiento de las redes inalámbricas, en la UCLM se generan otros proyectos que cierran el círculo de la movilidad. Así y a partir del curso 2008-2009 se da luz verde a una campaña dirigida a los PAS para la renovación de equipos que se realiza exclusivamente con equipamiento portátil. Junto al impulso de la movilidad, se perseguía igualmente reducir costes.

Esta apuesta, que actualmente se concreta en un acuerdo de homologación con HP y Dell, alcanzó un año después a los alumnos en base a la filosofía de llevar la informática al estudiante en lugar de llevar al estudiante a las aulas informáticas. “En el curso 2009-2010”, recuerda Prado, “lanzamos unos programas de ayuda para la adquisición de netbooks, de tal manera que el estudiante de la UCLM que accedía al primer curso podía adquirir un equipo portátil cofinanciado entre la universidad, el centro universitario en el que iba a estudiar y el propio alumno”.

En base a esta fórmula, en 2009 se adquieren 2.000 equipos y en 2010 otros 3.100 equipos a través de sendos concursos en los que resultaron adjudicatarios Telefónica con LG y HP, respectivamente. Dirigida igualmente a los entre 5.000 y 6.000 alumnos que anualmente ingresan en la UCLM, “la convocatoria del pasado curso se la llevaron los recortes”, lamenta Prado.

A la dotación con portátiles tanto del personal interno como de los estudiantes, se sumó a partir de 2009 un nuevo fenómeno: una explosión en el uso de terminales móviles propios, es decir, lo que se ha venido a denominar BYOD (Bring Your Own Device). “A la incorporación de nuevos servicios, la cofinanciación y el préstamo de equipos, se sumó la explosión móvil, llegándose a un punto en el que la red empieza a tener problemas de capacidad”.

Más capacidad y mejor gestión

La UCLM abrió entonces un proceso de diálogo competitivo con distintos integradores y fabricantes, en el que Cisco y Aruba llegaron a la final. “Tras las conversaciones con Cisco la expectativa era de una renovación parcial a tenor de la financiación de que disponíamos a través de Fondos Feder, pero en las conversaciones con Aruba constatamos que su solución era válida y, además, en la vertiente económica suponía disponer de capacidad para hacer una renovación total”.

Prado reconoce que, como todo cambio, la colaboración con un nuevo fabricante implicaba riesgos, un cierto grado de ruptura con el fabricante con el que se había venido trabajando y la inexcusable gestión del cambio. “Los dos primeros se minimizaron por la ventaja económica y la segunda por AirWare”, indica el director del Área de Tecnología y Comunicaciones de la UCLM, que venía utilizando el software AirWave antes de su adquisición por parte de Aruba.

Salto al estándar 802.11n

Una vez tomada la decisión de tomar el camino de Aruba, que se presentó al diálogo competitivo a través de Telefónica, la UCLM inicia en el verano de 2010 un despliegue progresivo. “Aprovechamos los meses con menos actividad con la idea de iniciar el siguiente curso con la migración finalizada”. De hecho, el despliegue se inició en agosto y en noviembre la UCLM estaba presentando el proyecto en las Jornadas Técnicas que RedIRIS celebró en Córdoba.

Comunicaciones unificadas

De cara al futuro, la UCLM tiene una meta muy clara: las comunicaciones unificadas y con esas miras se encuentra actualmente en pleno diálogo competitivo para un nuevo concurso de comunicaciones en el que están participando Telefónica, Ono y Vodafone.
La evolución de la universidad”, constata Prado, “pasa por los servicios de comunicaciones unificadas, incluyendo la capacidad de acceder a servicios de voz y vídeo a través de dispositivos móviles.

No obstante, la situación no es fácil para UCLM, que si en julio del pasado año se vio obligada a reducir en un 25% un presupuesto TIC de 2,7 millones, todavía hoy no dispone de presupuesto para el ejercicio económico 2012 ya que la Junta de Comunidades de Castilla- La Mancha, de la que proceden un 70% de sus fondos, todavía no ha determinado su financiación. “Estamos reduciendo la contratación de forma masiva y analizando cuáles son los servicios críticos, incluyendo infraestructuras, para mantenerlos funcionando”, señala.

El concurso de comunicaciones es una buena muestra de la situación económica. “En 2009 el concurso de comunicaciones contó con un presupuesto de 2,3 millones y este año en el diálogo competitivo se maneja un presupuesto de 1,2 millones”, apunta Prado.

¿Qué te ha parecido este artículo?

La tua opinione è importante per noi!

Redacción

Artículos relacionados

Artículo 1 de 4