NoticiasMundo digital

Nace Alastria, primera red nacional multisectorial blockchain

Grandes compañías españolas constituyen el consorcio Alastria para desarrollar el ecosistema Blockchain en España.

Muchas de las principales compañías españolas de banca, energía y telecomunicaciones, entre otros sectores, han constituido Alastria, la primera red nacional regulada basada en blockchain del mundo. Este consorcio, sin ánimo de lucro, ha sido presentado de forma simultánea en las ciudades de Madrid, Barcelona, Bilbao, Valencia y Málaga. Desarrollará la tecnología de registros contables compartidos, llamada a convertirse en el nuevo ecosistema de intercambio de datos y que habilitará y acelerará la transformación digital de distintos sectores industriales y empresariales en los próximos años gracias a su agilidad, veracidad, seguridad y eficiencia.

El consorcio Alastria nace para acelerar la creación de ecosistemas digitales poniendo a disposición una plataforma colaborativa común: la red Alastria. Desde su misma constitución, el consorcio está compuesto por cerca de 70 de las mayores empresas e instituciones de distintos sectores.

Momento de la presentación de Alastria
Momento de la presentación de Alastria

Además, entre sus fundadores destacan profesionales como notarios y abogados que velarán por la seguridad y veracidad de la información a través de la identificación de las personas físicas y jurídicas. No en vano, el ID digital será el foco principal de Alastria en sus inicios a través del estándar de Identidad Digital “ID Alastria”, que permitirá que los ciudadanos tengan el control sobre su información personal de forma transparente siguiendo las directrices que marca la Unión Europea.

Alastria es una plataforma abierta a que se adhieran más empresas, startups, pymes, grandes corporaciones, universidades y otros actores de todos los sectores en España.

La red Alastria constituirá una plataforma compartida sobre la cual los distintos participantes, y en especial las grandes empresas, podrán crear representaciones digitales de los activos con los que trabajan en su actividad económica habitual, también llamados “tokens”. Con estos “tokens” es posible desarrollar nuevos productos y servicios de corte innovador, además de poder desarrollar los procesos actuales de forma más rápida, segura y eficiente.

El objetivo de Alastria es trascender el ámbito empresarial y ha mantenido reuniones con representantes de la Administración Pública y Reguladores, que han manifestado su interés en colaborar con el consorcio. En este sentido, Alastria ha solicitado la apertura de vías de colaboración para identificar casos de uso en los organismos públicos y monitorizar aquellos servicios que están en proceso de estudio y análisis.

Además, el desarrollo de la plataforma será abierto. De esta forma, el consorcio Alastria pondrá a disposición de la comunidad recursos y contactos para que el ecosistema pueda crecer y ampliar sus beneficios potenciales a más empresas y usuarios.

Más allá de empresas, Administración Pública, Reguladores y comunidad de desarrolladores, en el Consorcio tendrá un papel relevante la comunidad universitaria. Actualmente ya se han cerrado varios acuerdos con centros de renombre y, además, será un proceso abierto en el que irá sumándose un número relevante de instituciones y centros universitarios. El objetivo es el establecimiento de acuerdos que promuevan la investigación, experimentación y formación.

Computing 782