OpiniónMundo digital

Evolución digital, la puerta al desarrollo empresarial

Por Eva Sánchez-Caballero, Business Development Manager de Canon España.

Al hablar de transformación digital nos vienen a la cabeza términos como cambio o ruptura, que se asocian a la revolución de los últimos años. Sin embargo, nosotros creemos que, en 2019, es más adecuado hablar de evolución digital, un avance tecnológico que pasa por la movilidad, la gestión documental o la nube, entre otras tendencias.

Accenture estima que en 2020 el 25% de la economía será digital, un porcentaje que, sin duda, aumentará exponencialmente de aquí a 2050. Por tanto, una empresa que dé la espalda a la digitalización lo estará haciendo también al propio desarrollo y crecimiento de su negocio. Para poder evolucionar no vale con usar herramientas digitales, sino que tenemos que sumergirnos en un proceso que requiere de un cambio de actitud en las organizaciones implicando a todas las áreas de la empresa. Este desarrollo debe servir para optimizar el trabajo y facilitar las tareas diarias a los trabajadores, algo que se traducirá en un ahorro de costes y de tiempos y permitirá que la compañía sea más competitiva.

La digitalización nos ayuda a tener un mayor control de los procesos, nos facilita realizar una mejor y más rápida toma de decisiones y un control exhaustivo de los recursos. Sin embargo, esta evolución tampoco es una tarea fácil, ni sencilla ni inmediata. Es un camino a medio y largo plazo, que ha de realizarse de forma racional y estudiada, para sacar el máximo provecho de los beneficios que puede reportarnos. Los principales motores del cambio en las organizaciones requieren de la involucración de los empleados, así como de una estrategia clara y un liderazgo definido. Para comenzar este proceso, es necesario identificar la necesidad de mejora y cambio, planificación, organización y saber contar con expertos que te asesoren y acompañen en este viaje.

En Canon ponemos más de 80 años de experiencia al servicio de todas las compañías que necesiten un socio que les guíe y acompañe en todas las etapas de sus procesos de digitalización. Nuestros profesionales realizan una evaluación constante del estado en el que se encuentra el cambio digital de sus clientes para ofrecerles las soluciones ad hoc que se traduzcan en una diferenciación para las empresas que les ayude a progresar y crecer.

En 2020 el 25% de la economía será digital

La evolución digital necesita de una inversión que ayude a las empresas a ser más eficaces y, sobre todo, más eficientes. Hablamos de una apuesta de valor que permite elevar la productividad. En definitiva, apostar por la evolución es un aspecto completamente necesario. Las compañías que decidan quedarse al margen de esta transformación van a perder competitividad, presencia y, por lógica, podrían desaparecer. Desde luego, subsistir en un sistema digitalizado, implica invertir racionalmente de la mano de un experto para lograr evolucionar.

Computing 785