OpiniónMundo digital

2020: El año que nunca olvidaremos

Por Francisco Javier Latasa, Presidente de VASS.

Francisco Javier Latasa, Presidente de VASS.
Francisco Javier Latasa, Presidente de VASS.

Finalizamos ya este maldito 2020 que tanto sufrimiento y cambios nos ha traído y antes de nada quiero enviar desde esta tribuna que me facilita Computing un fuerte abrazo a todo el sector y especialmente a aquellos de vosotros que habéis sufrido el impacto de la pandemia de primera mano. Recibid, todos, un mensaje de ánimo de toda la familia VASS.

Que levante la mano a quien este año 2020 no le haya cambiado, poco o mucho, su forma de trabajar, de relacionarse y en definitiva de entender la vida. Para bien o para mal esta situación nos ha cambiado a todos y quiero centrarme en aquellos aspectos que considero positivos y que pueden suponer una enorme oportunidad para el sector en su totalidad.

En primer lugar, creo que vivir esta situación nos ha hecho mejores personas y reflexionar sobre lo que verdaderamente es importante. Percibo en mi día a día una mayor humanidad en las relaciones sociales y laborales, con un interés verdadero en la salud y bienestar de quienes nos rodean y, en general, esto es un aspecto muy positivo que espero permanezca y que no caiga en el olvido.  

Mantener los criterios de excelencia en el trabajo en entornos remotos es el gran reto que tenemos las empresas del sector

Un sector ‘cross’

Siempre he creído que somos unos afortunados por poder dedicarnos a lo que nos dedicamos y por trabajar en uno de los sectores más interesantes y dinámicos que existen. La pandemia no ha hecho más que confirmarlo. Desde el primer día, en aquellas semanas de marzo, pudimos seguir trabajando sin apenas esfuerzo, mientras que otros sectores simplemente no estaban preparados y, además, hemos podido mantener la mayor parte del empleo e incluso hemos seguido generándolo durante estos meses. La clave radica en que somos un sector ‘cross’ que da servicio a clientes de distintos sectores de actividad y esta diversificación se ha mostrado diferencial a la hora de compensar con nuevos clientes, los que irremediablemente todos hemos perdido.

Si hay algún sector que salga reforzado de esta crisis ese es el nuestro. Nadie duda ya de que la tecnología es el eje sobre lo que todo gravita y el factor que diferencia a las organizaciones y sociedades exitosas. El siglo XXI es y será el siglo de la tecnología digital y supone una enorme oportunidad para todo el sector, que debemos saber aprovechar.

Existen retos importantes que conviene despejar y, entre ellos, destaco el de los nuevos modelos de trabajo remoto. Quien espere que el teletrabajo va a funcionar para todo se equivoca; el teletrabajo ha servido y servirá para cumplir una serie de tareas, pero no es la solución para un sector donde una de las cuestiones más diferenciales son las personas, los equipos, el talento y la cultura que los hace excelentes. Mantener esos criterios de excelencia en el trabajo en entornos remotos es el gran reto que tenemos las empresas del sector.

Quiero finalizar estas palabras felicitando a nuestros a amigos de Computing por estos 25 años siendo la referencia del sector. Espero que cumpláis otros 25 más, por lo menos, y que todos podamos verlo.

Computing 805