EntrevistasAnalytics

“El business intelligence de tercera generación democratiza el dato”

Rafael Quintana, Director Regional de Qlik España y Portugal

La transformación digital ha creado nuevas necesidades en las empresas, poniéndolas en muchas ocasiones en aprietos debido a la falta de acceso a los datos o a un análisis poco sofisticado, entre otros desafíos que dificultan la monetización del dato. Para abordar estas cuestiones y presentar las herramientas capaces de salvar estos obstáculos, Qlik hizo una parada en la capital española dentro de su Data Revolution Tour, uno de los eventos más relevantes de analítica de datos a nivel global, al cual asistieron más de 350 representantes de las grandes compañías de nuestro territorio, y donde pudimos charlar con Rafael Quintana, Director Regional de Qlik en España y Portugal.

Rafael Quintana, Director Regional de Qlik España y Portugal
Rafael Quintana, Director Regional de Qlik España y Portugal

¿Cuáles son las grandes tendencias en visualización y analítica de datos que nos trasladan hoy Qlik y sus clientes en este Data Revolution Tour?

R. Q.: El propio nombre del evento, Data Revolution Tour, nos da una pista: para las compañías, el dato ha supuesto una auténtica revolución y ya no es solo importante, sino estratégico. La transformación digital no es una moda, sino una auténtica necesidad, pero muchas veces puede fallar por una falta de visibilidad de los datos, un acceso limitado a estos o estrategias de análisis insuficientes. Por eso insistimos tanto en la importancia de la alfabetización de los datos, que no es otra cosa que la capacidad para realizar descubrimientos significativos a partir de los datos para tomar mejores decisiones de negocio. Solo las compañías con esta cultura, que combina una adecuada estrategia de datos con una estrategia analítica exhaustiva, y que dispongan de la tecnología que lo facilite, serán capaces de llegar a la digitalización impulsada por los datos y convertirse en empresas data centric o data driven, las más competitivas en la nueva economía analítica.

En este evento, hemos debatido sobre los tres grandes cambios o retos necesarios para llegar a ser una empresa data driven. El primero es disponer de todos los datos, en su lugar, gobernados y accesibles, lo que llamamos la democratización del dato. El segundo gran cambio es la Inteligencia Aumentada (es decir, la inteligencia artificial sumada a la intuición humana) para mejorar la alfabetización en datos a través de la tecnología. Y, en tercer lugar, la necesidad de disponer de una analítica embebida en cada uno de los departamentos de la organización, para facilitar el acceso a la analítica allá donde se necesite.

Para esto, resulta esencial apoyarse en la tecnología más innovadora, concretamente, en soluciones de business intelligence de tercera generación diseñadas para dar respuesta a estos retos.

En el evento han anunciado un acuerdo con la unidad de datos de Telefónica, LUCA. ¿Nos podría hablar más de esa alianza?

R. Q.: El acuerdo, firmado en junio de este año, tiene carácter global con el Grupo Telefónica, al cual no obstante se deben adherir cada una de las filiales del Grupo. LUCA, filial de Telefónica que ofrece soluciones de big data y business intelligence, ha sido la primera en hacerlo. Mediante el acuerdo, el Grupo puede utilizar la Plataforma Analítica de Qlik en tres escenarios. En primer lugar, internamente, de manera que Qlik pasa a ser un componente importante dentro de la estrategia de transformación digital de la compañía a nivel global. En segundo lugar, les permite, cómo proveedor de servicios de infraestructuras en cloud, revender las licencias de Qlik y, por último, embeber la tecnología Qlik en las soluciones y servicios con las que el Grupo provee a terceros, en este caso a través de la filial LUCA.

¿Cómo está evolucionando el uso de los datos en las empresas españolas? ¿Cuánto de maduras son respecto a su capacidad de explotar las posibilidades del big data?

R. Q.: El big data ha pasado de ser una moda hace cuatro o cinco años a ser una realidad. Las empresas, sobre todo las de gran tamaño, manejan un gran volumen de datos a gran velocidad y con una gran variedad de formatos. El big data ya es una realidad y de nada sirve tener muchos datos si la empresa no sabe cómo usarlos a través de la alfabetización del dato, lo que para la mayoría de ellas supone un gran cambio. Es ahí donde la tecnología Qlik juega un papel muy relevante como motor de esta transformación, combinando datos de distintas fuentes, que son fácilmente accesibles de forma segura y gobernada, para convertirlos en insights significativos para el negocio.

Ante la superabundancia de información, ¿cómo se aborda el reto de ser capaz de discernir lo accesorio de lo relevante? La información, ¿no se desvirtúa si es excesiva? ¿No resulta abrumador?

R. Q.: La información nunca es excesiva. Hoy en día, no hay limitaciones en el almacenamiento de información. Lo que sí es cierto es que la información, además de voluminosa, cada vez es más compleja y diversa, está alojada en distintas ubicaciones y en muchas ocasiones está desconectada y no gobernada, lo que se traduce en una falta de fiabilidad de los datos y en un acceso limitado a estos. Para resolver este problema, es necesario disponer de una tecnología enterprise escalable, desplegable en cualquier tipo de arquitectura y que se pueda embeber dentro de los procesos y los aplicativos de las organizaciones. De esta manera, conseguimos que la tecnología sea el puente que acerque los datos a las personas permitiéndoles a partir de ellos tomar las mejores decisiones, incorporando nuevas tecnologías de inteligencia aumentada y ayudando a las compañías a transformarse en compañías data- driven.

¿Cómo se están aplicando estas tendencias en España? ¿Nos podría poner algún ejemplo?

R. Q.: Tenemos varios ejemplos de compañías, y algunas están participando hoy en este evento. El primero es el Grupo Telefónica, que hoy nos ha contado como utilizan la tecnología Qlik para dar soluciones analíticas a sus clientes, permitiéndoles convertir el dato en un pilar estratégico de su negocio.

Igualmente, empresas cómo Amadeus, Orange y Grupo Siro también son referentes en este tipo de proyectos. Algunas de ellas se han transformado en empresas data driven de una forma muy rápida. Por ejemplo, Grupo Siro es una empresa que hace dos años usaba sistemas de business intelligence tradicionales y, en menos de dos años, ha sido capaz de transformar la compañía para que esté totalmente cimentada alrededor del dato. No solo ha implementado la analítica del dato en la parte de ventas o en el área financiera, sino que la ha llevado a las propias fábricas, que es donde está el verdadero negocio y donde se toman las decisiones con mayor impacto dentro de la compañía. Esto no hubiera sido posible sin la simplicidad, la rápida adopción y las capacidades de autoservicio que aporta una tecnología cómo Qlik.

¿Qué es lo que hace a la tecnología de Qlik tan distinta y especial en estos proyectos?

R. Q.: Muchos fabricantes continúan apostando por tecnología de business intelligence tradicional. El sector ha evolucionado mucho, hasta llegar al punto de que los sistemas tradicionales ya no son competencia del BI moderno, que permite estrategias muy diferentes y de otra manera inconcebibles. Las empresas más avanzadas han visto que es necesario implementar sistemas de business intelligence de tercera generación para seguir siendo competitivas,para facilitar la toma de decisiones basadas en datos a todos los niveles, independientemente del nivel técnico de los profesionales, y llevando la obtención de insights allá donde se necesite (analítica embebida).

En este sentido, el motor de indexación asociativa de Qlik es único en el mercado y permite una gran capacidad de exploración, en contraposición con las tecnologías tradicionales. El motor permite extraer información de distintas fuentes muy fácilmente, asociarla y analizarla rápidamente. Por otro lado, también es muy importante adaptarse a la manera en la que trabajan las empresas hoy: cualquier solución analítica debe integrarse de manera eficiente y natural a cualquier dispositivo, ya sea móvil, tablet o PC.

Asimismo, el acompañamiento y asesoramiento de nuestros partners en el proceso de despliegue y uso de la tecnología, en muchos casos un momento delicado para las empresas, es un elemento muy importante, diferencial y valorado por nuestros usuarios. Tenemos 48.000 clientes en todo el mundo y una red de partners de 1.700 compañías especializadas en la implementación de nuestra solución que les permiten descubrir la historia oculta en sus datos sin mayores esfuerzos.

Estos y otros casos de éxito, ¿cómo se monetizan? ¿Cuál es el retorno que obtiene la empresa de un proyecto de analítica de datos como los que desarrolla Qlik en sus clientes?

R. Q.: El retorno es claro: antes se hablaba del dato y de su valor potencial, pero entre medias hay un gap. Este gap lo cubre una plataforma de analítica como es Qlik, que precisamente pone en valor los datos, es decir, permite monetizarlos. Esto se consigue facilitando que los empleados, a todos los niveles y en las distintas áreas de negocio, sean capaces de realizar descubrimientos significativos que permitan tomar decisiones que mejoren sus métricas de negocio, cómo pueden ser el ahorro de costes, incremento de las ventas, mejora del nivel de servicio o mayor agilidad y escalabilidad, entre otros. El beneficio económico directo del análisis de datos depende de varios factores. Pero existen muchos beneficios transversales cuando se trata de aplicar técnicas de business intelligence, como los que acabo de exponer. No obstante, no solo hay que tener en cuenta los beneficios, sino también los riesgos de no actuar en un momento altamente cambiante, ya que la empresa puede perder competitividad.

¿Qué retos son los más frecuentes a la hora de implementar proyectos de datos en las empresas?

R. Q.: En primer reto es disponer de todos los datos, gobernados y accesibles. La existencia de silos de datos es muy común en las empresas, y la información estanca y dispersa entorpece mucho el camino hacia la digitalización.

El segundo reto es mejorar la alfabetización de los datos en las empresas. Esto se hace posible en parte mediante plataformas analíticas avanzadas, sencillas y de fácil adopción.Pero el uso de la tecnología necesita de las personas: por eso es importante que los líderes dentro de las organizaciones estén involucrados y comprometidos con esta nueva cultura del dato.

Y, por último, un tercer gran reto sería llevar la analítica allá donde se necesita. Por ello en Qlik no hemos simplemente construido una herramienta de visualización fácil de usar, sino que hemos desarrollado primero una robusta plataforma de análisis de datos, y sobre ella un entorno de visualización atractivo para el usuario. Esto posibilita embeber la analítica en cualquier lugar, en cualquier aplicación y dentro de cualquier proceso, e incluso en entornos IoT (Internet of Things).

Queremos dar respuesta a todos estos retos y mejorar la toma de decisiones basada en datos dentro de la empresa, poniendo a disposición de los profesionales todo el potencial de sus datos, mediante la última tecnología. Con esta combinación de intuición humana, soluciones e información, las empresas son capaces de tomar mejores decisiones basadas en datos y descubrir la historia oculta en estos, para llevar a cabo las acciones necesarias para la transformación digital de su negocio.

Computing 775