OpiniónAnalytics

La visión del directivo: Un camino de éxito hacia la inteligencia artificial

Pilar López, Presidenta de Microsoft España.

Pilar López, Presidenta de Microsoft España
Pilar López, Presidenta de Microsoft España

Durante el último año he pasado una cantidad significativa de mi tiempo con clientes y partners conversando sobre inteligencia artificial (IA), las oportunidades y beneficios que plantea, así como sobre el camino adecuado para acelerar su adopción.

Los avances en esta tecnología, que tiene el poder de potenciar las capacidades humanas, están creando nuevas oportunidades para que las empresas aceleren su innovación, mejoren su competitividad y lideren su sector de actividad. Sin embargo, según se desprende de un reciente estudio que hemos llevado a cabo en Microsoft junto a EY, aunque la mayoría de las empresas en España (65%) cuenta con planes, proyectos piloto o pruebas de concepto alrededor de las tecnologías de inteligencia artificial, las compañías de nuestro país están doce puntos por debajo de la media europea (20% frente al 32%) en el despliegue efectivo de soluciones basadas en IA. Se hace necesario, por tanto, acelerar este proceso y pasar de la fase de prototipado a la de aprovechamiento real de todo el potencial de estas tecnologías.

La inteligencia artificial está transformando la forma en la que las empresas se relacionan con sus clientes, gestionan el talento de sus empleados, optimizan sus operaciones y desarrollan nuevos productos y servicios digitales. Pero el camino hacia la inteligencia artificial no es necesariamente lineal. Dado que existen múltiples puntos de entrada para la aplicación de la IA, la clave es determinar un enfoque que genere resultados a corto plazo y construya un activo a largo plazo. Es decir, priorizar el ámbito de aplicación de estas soluciones, definiendo su alcance y las necesidades de negocio específicas en cada una de las áreas clave para las organizaciones. Se trata de elegir las herramientas y los puntos de entrada adecuados para cada organización y escenario, y pensar en lo que tiene más sentido desde el punto de vista de inversión y oportunidad.

La cuestión no es utilizar la inteligencia artificial en todos los escenarios al mismo tiempo, sino definir dónde puede utilizarse la IA para ayudar a una empresa a crecer y diferenciarse, y contribuir a construir sus propias capacidades digitales para mejorar su posición competitiva. Lo que estamos viendo es que las empresas que están apostando más decididamente por la inteligencia artificial están liderando su sector de actividad, aprovechando una ventana de oportunidad que sus competidores no están siendo capaces de reducir.

La apuesta por la IA debe hacerse de forma consistente en toda la organización

Por ello, es importante que la apuesta por la inteligencia artificial se haga de forma consistente en toda la organización, desde el consejo de administración y el comité de dirección, hasta los empleados de todos los niveles, y con una estrategia tecnológica y de datos definida, que permita contar con la información válida para alimentar las aplicaciones de IA y aprovechar su potencial.

El fomento del talento digital en las compañías es también pieza indispensable en este proceso, así como contar con las habilidades y los conocimientos requeridos para progresar a lo largo de la curva de aprendizaje de la IA con la ayuda de partners tecnológicos estratégicos. Y todo ello debe hacerse desde un marco ético que tenga en cuenta el impacto de estas tecnologías en las organizaciones y en las personas, garantizando cuestiones fundamentales como el derecho a la privacidad y seguridad de los datos personales de los clientes. Las empresas y las personas no van a utilizar tecnología en la que no confíen. Y, por supuesto, este diseño ético debe garantizar también equidad, inclusión, transparencia y responsabilidad a la hora de desarrollar soluciones tecnológicas. No hay que plantearse lo que puede hacer la inteligencia artificial, sino lo que debe hacer.

Para acceder a más contenidos del Anuario Computing 2019 acuda al Kiosko BPS.

Computing 780