InformesMercado TI

Empleo TIC, el poder del candidato

Se ha producido definitivamente el boom de los perfiles IT. Con este ya son cuatro años de fuerte crecimiento en el mercado de las Tecnologías de la Información. Por Julien Mur, Senior Consultant IT en Hays.

Su evolución en 2016 se resume en un incremento notable de la demanda de estos perfiles, lo que se traduce en más ofertas y en un aumento de la calidad de las mismas, entre otras cosas con una subida destacada de los salarios. Un camino que ya veíamos en 2015, pero que en el pasado año ha tomado más velocidad.

¿Pero tiene España suficiente talento cualificado para cubrir la creciente demanda?

El sector IT ha visto la larga crisis que ha vivido la economía española desde lejos. Ahora, cuando parece que más o menos todo el mundo da por finalizado el periodo de dificultades económicas, el sector, ya de por sí poco lastrado por la dureza del entorno, inicia la recuperación con fuerza. No es una situación exclusiva para España. De hecho, el mercado de IT está en pleno auge en la gran mayoría de países desarrollados, donde la tecnología invade todos los ámbitos de la vida pública y privada, hasta el punto de considerar el momento como una Tercera Revolución Industrial. La reactivación de la economía española también apoya el momento que vive el mercado TIC. Y es que las empresas, tanto españolas como internacionales, han recuperado mayoritariamente la confianza en el futuro y vuelven a invertir.

¿Y dónde va mayoritariamente esta inversión? La respuesta es clara: tecnología. Todo parece, por tanto, preparado para un despegue muy importante del sector en España. Sin embargo, la realidad esconde numerosos frenos que no sitúan a la economía española en la mejor de las posiciones en el disparo de salida del universo TIC. El primer obstáculo es de carácter coyuntural. Desde mediados de 2016 ha habido un cierto parón en la contratación, fruto de la incertidumbre política por la falta de Gobierno. Superados los más de diez meses que han sido necesarios para la formación de un Gobierno, los indicadores del sector vuelven a situarse al alza, por lo que es de esperar que la Tercera Revolución Industrial continúe transformando el país.

El resto de frenos son estructurales. Para empezar, el reducido número de grandes empresas tecnológicas en España. Pero también la deficitaria adaptación de nuestro país a la economía numérica, que hace presagiar que si no hay grandes cambios estructurales en los próximos años, será difícil aprovechar todo el potencial de crecimiento y de empleo que podría aportar el sector tecnológico. Urgente cambio educativo… y empresarial El PIB español ya crece por encima del 3%, genera nuevos puestos de trabajo y, aunque con dificultades, reduce el desempleo estructural. En este entorno, por tanto, favorable a un mercado de trabajo más dinámico, se produce la siguiente paradoja: las empresas españolas han visto incrementada, por quinto año consecutivo, su dificultad a la hora de contratar y retener trabajadores altamente cualificados. Es una de las principales conclusiones del Hays Global Skills Index 2015.

El ámbito en el que España recibe una peor puntuación es aquel relacionado con el aumento de los salarios.

en las industrias de alta cualificación, entre ellas y de forma destacada, el universo de las TIC, provocado por el problema en el que se encuentran las empresas en la adecuación de talento disponible con puestos de trabajo sin cubrir. El informe destaca que el mercado laboral español no está adaptando su talento a las necesidades del mercado y esta creciente falta de conocimientos y habilidades adecuados en el mundo profesional amenaza las posibilidades de crecimiento empresarial, a la vez que pone en peligro la productividad de las compañías. Pero no toda la responsabilidad es de un sistema educativo que no se está adaptando suficientemente rápido a las necesidades de una economía -la global- en constante cambio. También es necesaria una mayor colaboración de las empresas con la comunidad educativa, así como una evolución en sus métodos de selección. Y es que es preocupante que las compañías sigan seleccionando a sus nuevos recursos de la misma forma que hace cinco años. Una evidencia: en 2016 el número de ofertas rechazadas por los candidatos del sector IT ha aumentado de forma exponencial. Se trata de un síntoma como mínimo preocupante para un ámbito de la economía altamente globalizado -por lo tanto sin fronteras-, donde las multinacionales pueden instalar sus recursos tecnológicos en cualquier país del mundo a través de Share Service Centers, Hubs Tecnológicos o Software Factories. Será clave en 2017 que las compañías españolas cambien sus prioridades y empiecen a ver los costes salariales de sus empleados ‘tecnológicos’ como una inversión fundamental.

Bienvenido Mr. Dato

¿Cuáles son los perfiles que van a predominar en los próximos años? El mundo tecnológico está cada vez más orientado a la gestión de la información. La gran cantidad de datos generados por el mundo IT hace que la gestión de la información, su almacenamiento, su seguridad, su organización y su análisis sean asuntos estratégicos para las empresas. Estamos en el gran momento del Big Data, por lo que todas las funciones relacionadas con este concepto serán las más demandadas: IT Business Analyst, Data Analysts, CDO, CRM Analysts, BI Consultants, DWH Experts o Data Mining Experts serán las posiciones que las empresas intentarán cubrir. Sin embargo, el mercado laboral de las TIC no acabará en el universo del dato. La reactivación de los grandes proyectos de inversión en nuevos aplicativos implica que la demanda de perfiles de desarrollo continúe siendo muy elevada en todo tipo de empresas (clientes finales, consultoras tecnológicas, startups, empresas online, etc.).

Despegue del open source

Otra de las novedades del ejercicio ha sido la fuerte demanda de perfiles de software libre, como desarrolladores Java, Android o sistema operativo Linux. Los perfiles de movilidad (Android /iOS) también han tenido un gran año, pero su demanda se concentra básicamente en Madrid. De hecho, la realidad del mercado IT en España es que está concentrado en la capital y en Barcelona, con algunas diferencias importantes: Madrid está liderada por las empresas tecnológicas (fabricantes) y las grandes consultoras tecnológicas. Por su parte, la Ciudad Condal es el centro del ecosistema de startups o empresas 2.0, además de los clientes finales. Para acabar, cabe destacar la fuerte demanda de perfiles ‘mixtos’, como consecuencia de la rápida evolución tecnológica, que obliga a las empresas a tener perfiles polivalentes y adaptables: DevOps (Desarrollo y Sistemas) Full Stack (Front-End y Back-End) y Front-End (JavaScript, UI-UX y CSS). El dominio del inglés y de las metodologías ágiles es fundamental para estos perfiles.

El Management y los comerciales, estables

Los perfiles de Management no han visto una subida salarial significativa, situándose por debajo del 3%. Las excepciones son los Service Delivery Manager, Service Desk Manager e Infrastructure Manager. Los niveles salariales de los perfiles comerciales tampoco han variado significativamente, aunque hay una posición a la que le ha tocado la lotería: el perfil Preventa. La razón de la elevada demanda y aumento del nivel salarial de estas posiciones es la cada vez superior complejidad de los proyectos.

Computing 760