Alejandro Giménez, Advisory Technology Consultant de EMC

La mayor transformación que están experimentando los departamentos de TI es la que tiene que ver con cloud

Publicado el 29 Mar 2012

La situación macroeconómica general está cambiando la forma en que las compañías de todo el mundo operan. Y para seguirles el ritmo, el departamento de TI ha emprendido lo que quizás sea la mayor transformación tecnológica que haya experimentado. Las tecnologías que ayudan a reducir costes y a potenciar la flexibilidad están en el origen de esta transformación, como confirma Alejandro Gimenez, Advisory Technology Consultant de EMC en España, quien explica cómo EMC acompaña a sus clientes en su camino hacia la nube.

¿A qué se refiere EMC cuando habla de IT Transformation?

Hablamos de un proceso de evolución de las TI para proporcionar mayor valor al negocio, donde el entorno competitivo y la presión presupuestaria aconsejan respuestas del tipo “hacer más por menos”. La mayor transformación que están experimentando los departamentos de TI es la que tiene que ver con cloud computing, que busca dotar al negocio de mayor agilidad al tiempo que se reducen los costes, articulando la oferta de TI como un servicio para la empresa. Una importante novedad es que a la hora de componer su mejor oferta de nube, los departamentos de TI no sólo pueden contar con medios internos sino también con infraestructura y servicios externos (cloud pública) añadidos bajo demanda.

Hemos hablado de cloud, pero, ¿qué lugar ocupa la virtualización en esta transformación?

El primer hito de este camino hacia cloud es precisamente la virtualización, que elimina las ataduras entre la infraestructura física y las aplicaciones o servicios. Esto nos proporciona ahorro de costes en primera instancia, al compartir múltiples aplicaciones el mismo hardware. Además nos permite mayor velocidad en la puesta en marcha de nuevas aplicaciones o servicios, al aligerar o hacer innecesarios los pesados procesos de adquisición, instalación, configuración y cableado de infraestructuras Pero además, nos permite balancear recursos y mejorar el nivel de servicio de las aplicaciones, que no son prisioneras del hardware, sino que pueden moverse de un servidor a otro, o de un almacenamiento a otro sin paralizar o impactar el servicio que proporcionan.

¿En qué otras tecnologías se concreta esta transformación del departamento de TI para operar como un proveedor de servicio?

Fundamentalmente las que contribuyen a reducir los costes o a potenciar la flexibilidad de que hemos hablado. Un primer ejemplo pueden ser los almacenamientos estratificados automáticamente en función del SLA o aquellas tecnologías que nos permitan extender la calidad de estos servicios TI más allá de un único centro de datos. Tecnologías como VPLEX de EMC, que facilita la federación de datacenters, componiendo una nube extremadamente segura que dota a las aplicaciones de alta disponibilidad, movilidad geográfica o acceso compartido a los datos entre distintas localizaciones. Otro pilar son las tecnologías que nos permiten hacer frente al crecimiento exponencial de los datos sin incrementar los costes, e incluso disminuyéndolos. Es el caso de las nuevas soluciones de backup, como Avamar o DataDomain, cuyos algoritmos de deduplicación hacen viable mejorar las políticas de seguridad mientras permiten contener el volumen de los datos almacenados, reducir la necesidad de comunicaciones e incrementar el rendimiento de forma simultánea. Me gustaría también citar la automatización, la seguridad y la gestión como tres elementos claves de esta transformación. La gestión basada en SLAs, potenciando el control y la capacidad de realizar chargeback en función del uso de los recursos, la automatización como arma eficaz para gestionar entornos en fuerte expansión sin incrementar los costes de administración y la seguridad, no sólo en los dispositivos, sino embebida en la propia información, y que incluya la capacidad de analizar los riesgos y auditar el cumplimiento de normativas o niveles de servicio, lo que llamamos GRC (Governance, Risk, Compliance).

Para hacer frente a esta situación, ¿qué ventajas aporta esta transformación tecnológica a los negocios?

Los negocios están cambiando a gran velocidad. Me gustaría señalar que para que esta transformación obtenga el máximo valor es importante entender qué espera el negocio de su departamento de TI e incorporar la visión del negocio a dicha transformación. A su vez, los departamentos TI pueden ofrecer con estas nuevas tecnologías servicios de forma más veloz (time to market), más ágil, con recursos menos costosos o añadidos y facturados bajo demanda, posiblemente compartidos con otras áreas de negocio. Menores costes de adquisición y operación, menores costes ambientales y huellas de CO2 reducidas. Las TI puede ofrecer nuevos niveles de estandarización y simplificación que conducen a mayor eficiencia.

¿El mercado español está en línea con esta transformación tecnológica?

Sí, este es un proceso global y España no es una excepción. Quizás lo que es específico del mercado español en este momento es que padecemos un contexto de crisis que presiona los presupuestos en todos los sectores. Por eso es importante señalar y transmitir en nuestras organizaciones que la transformación hacia cloud permite reducir costes e incrementar la productividad, lo que se traduce en un incremento de la competitividad. Las inversiones realizadas en esta dirección proporcionarán un retorno de inversión mayor y más rápido que las tradicionales. La receta: más innovación para hacer frente al momento económico.

¿Cuál es el papel de EMC en este proceso?

Fundamentalmente, acompañar a nuestros clientes en el camino hacia la nube, ya sea privada, pública o hibrida, con la infraestructura, software, servicios y formación que permitan obtener el máximo valor de este viaje. Y es importante señalar que entre estos clientes se encuentran los proveedores de servicios que ofrecen a su vez sus modelos cloud a otros clientes finales.

Con la llegada del cloud computing, el mercado se ha llenado de proveedores que ofrecen servicios y productos en la nube. ¿En qué se diferencia EMC de otros proveedores de infraestructuras de TI?

Esta transformación de las TI que está en marcha con la evolución de nuestros clientes hacia modelos cloud, ha sido adoptada y liderada por EMC desde el primer momento viendo en ella la oportunidad que para nuestros clientes significa incrementar sus eficiencias. De hecho EMC comenzó su propia transformación interna hacia modelos en nube en 2004, por lo que tenemos experiencia en lo que esta transformación supone. EMC ofrece a sus clientes visión e inversión en I+D, que se traduce en una oferta de soluciones adaptada a distintos requerimientos y mercados, con una aceptación que nos lleva a liderar el mercado mundial de almacenamiento en nube. EMC ha creado certificaciones cloud para garantizar la calidad de sus servicios en estos entornos. Tenemos un ecosistema de partners sólidos incluyendo proveedores de servicios. En definitiva, EMC se encuentra en permanente evolución con el fin de mantenerse a la vanguardia de estas oportunidades, ayudando a nuestros clientes a conseguir sus objetivos de forma rápida y minimizando los riesgos.

¿Qué te ha parecido este artículo?

La tua opinione è importante per noi!

Redacción

Artículos relacionados

Artículo 1 de 5