“Aunque no será orgánico, este año creceremos un 20 por ciento facturando 77 millones de euros”

A pesar de la crisis, Grupo Alten se muestra optimista de cara al año que viene, en el que continuarán comprando empresas españolas para que les aporten un valor añadido en tecnología, presencia en una zona geográfica nueva, o ganar nuevos clientes. Asimismo, sus claves para 2010 serán la Administración Pública y el sector energético, y avanzar en su objetivo de llegar a los 2.000 empleados.

Publicado el 09 Dic 2009

78752_14

Lores Serrano. Computing Dada la situación económica y la dificultad de crecer hoy en día, ¿cómo está pasando Grupo Alten este año 2009 en términos de resultados?
Es cierto que 2009 es un año difícil respecto al crecimiento que viene de un problema sencillo: la inversión en TI entre nuestros clientes ha disminuido de forma importante. Nosotros hemos sufrido mucho más en el primer semestre ya que en el segundo estamos percibiendo más estabilidad en el mercado, lo que nos ayudará a salvar nuestras cifras. Para 2010 aún no sabemos nada porque los clientes tampoco saben cómo va a pintar el año, pero creo sinceramente que no va a ser peor que los primeros seis meses de este año, ya que la reestructuración y recortes de presupuestos ya están hechos. Somos más optimistas entonces para el año que viene dado, además que la cifra global de negocio de 2009 crecerá respecto a 2008 por las adquisiciones efectuadas, -las españolas BBR y Burke-, aunque no al ritmo de años anteriores. Hablamos de cinco o seis puntos que sumarán un crecimiento del 20 por ciento con una facturación aproximada de 77 millones de euros.

¿Cuáles son los factores que impulsarán este crecimiento del 20 por ciento?
A corto medio plazo tenemos dos sectores que serán nuestra prioridad hasta 2011: la Administración Pública española, que con Burke representa más del 50 por ciento de nuestro negocio; y el sector de la energía, que constituye el 15 por ciento de nuestros ingresos. Grupo Alten tiene tres áreas: TIC Sector Público, TIC Sector Privado y Energía. Es cierto que el sector privado es el que más ha sufrido este año, sobre todo cuando los otros dos sectores casi han crecido y han aumentado las posibilidades de negocio. No obstante, para 2010 el sector público será el más debilitado tal y como ha anunciado el Gobierno, que ha recortado los presupuestos. Pero, no nos preocupa demasiado porque pensamos que con nuestros productos, cuando el mercado se recupere, vamos a resistir.

La incorporación de nuevas empresas es otra de sus claves, ¿podría explicar su política de adquisiciones?
Nosotros teníamos el objetivo de ser en Alten España 2.000 personas a finales de 2009, pero no lo vamos a conseguir porque no habíamos previsto una crisis tan grande. Asimismo, entonces estábamos a punto de comprar una empresa que al final no lo hicimos porque no era viable. Sin embargo, aún mantenemos esas cifras, únicamente aplazamos el timing para dos años. A día de hoy somos 1.460 y somos conscientes de que ese objetivo no lo alcanzaremos vía crecimiento orgánico. Por tanto, estamos estudiando otras probabilidades de comprar otras empresas en España. Evidentemente no queremos comprar por comprar, sino que buscamos compañías que aporten al grupo un valor añadido en tecnología que no tenemos, la posibilidad de entrar en una zona geográfica en la que no estemos, o nuevos clientes. Globalmente el primer punto es el más importante para nosotros, tal y como fue el caso de Burke cuando la adquirimos el año pasado.

¿Cuántas empresas españolas entonces planean comprar?
Dos o tres, pero no grandes porque no queremos adquirir empresas que sean más de 300 o 400 personas ya que sería altamente complicado integrarlas en nuestro sistema. Lo que nos interesa más bien son compañías de 50 a 200 empleados porque eso lo sabemos hacer. La idea siempre es integrar hasta el top management y directivos que han creado la empresa. Mejor sentir que se van a involucrar en el modelo de una multinacional; la motivación es importante. Asimismo, esta intención de comprar más firmas prueba el interés del grupo Alten, que es francés, de seguir invirtiendo en España.

Dado que Burke les ha hecho ganar presencia en el sector público, ¿una de sus áreas de interés para adquirir una compañía sería el sector de la energía?
Evidentemente puede ser porque es un mercado que tiene un gran futuro y es uno de nuestros sectores estratégicos. Estamos empezando a ser reconocidos en este mercado, más en Francia y menos en España porque somos más pequeños.

Burke ha sido también la empresa más grande que han comprado en España y han finalizado su integración en ocho meses. ¿Cómo queda ahora la estructura de la compañía?
Teníamos dos compañías que estaban trabajando para la Administración Pública, Burke y Cronos, las cuales además no competían en clientes porque la oferta era distinta. Por tanto, el proceso de integración ha sido bastante sencillo sin afectar a los clientes y empleados. Lo único que hemos querido hacer rápidamente es tener un director común y crear una organización específica, Soluciones y Productos, para el mercado de la Administración Pública, que para nosotros es una prioridad.

¿El nombre de Burke desaparecerá?
Sí, el año que viene ya que es decisión corporativa vender una marca única que es Alten. En 2010 todo el mundo, Burke, BBR, Alten Energía, Cronos… se llamará Alten para facilitarnos el competir en un mercado más grande.

Los últimos contratos que han conseguido con el Ministerio de Justicia, Sescam… ¿han venido de Burke?
Por supuesto. Y esto demuestra que Burke ha sido una buena compra; nos ha aportado un valor que nunca hubiéramos sido capaces de conseguir. Ahora estamos en un proyecto para el Senado, un contrato que ha ganado Burke pero que no tenía el conocimiento, y en otros con BBR.

¿En qué otras áreas de actividad están obteniendo buenos resultados?
Nunca estamos contentos con lo que tenemos, siempre queremos más. Un mercado que también vamos a potenciar, por ejemplo, es el del sector seguros, con el que estamos empezando a hacer cosas interesantes. También el sector financiero, pero más en la parte banca. En cuanto al sector telco, somos más pesimistas y la visión que tenemos para 2010 no es muy buena.

Finalmente, para el año que viene, ¿ya tienen definida su estrategia?
Si. Queremos trabajar más con el Gobierno Central, especialmente con las Comunidades Autónomas porque todavía tenemos poco negocio con ellas, sobre todo, con la Comunidad de Madrid y la Generalitat de Cataluña. Igualmente, nos dirigiremos a los Ayuntamientos. En cuanto al sector energético, como antes comentaba, la estrategia tendrá foco sobre todo en el eólico, en el que somos muy optimistas para 2010. Otro área de importancia será el mercado de la automoción, que ha sufrido mucho con la crisis, pero creemos que tendrá un impacto bastante bueno para nosotros cuando de nuevo empiecen a invertir en I+D. Somos muy optimistas, aunque será difícil.

¿Qué te ha parecido este artículo?

La tua opinione è importante per noi!

Redacción

Artículos relacionados