Caja Rural de Aragón, preparada para aprovechar todo el potencial de MPLS

La Caja Rural de Aragón -Cajalón- ha culminado, de la mano de Telefónica, un proyecto de modernización de su LAN con equipamiento de
3Com, que permitirá a la entidad aprovechar todo el potencial de la migración a MPLS de la WAN del Grupo Caja Rural, una iniciativa desarrollada por la empresa de servicios TI del grupo de cajas, Rural Servicios Informáticos (RSI), también en colaboración con Telefónica.

Publicado el 10 Feb 2010

25190_12

Lola Sánchez. Computing

Fundada en 1967 bajo la denominación de Caja Rural Comarcal de Calatayud, Caja Rural de Aragón -Cajalón- ha conseguido en sus más de 40 años de historia expandirse fuera de la Comunidad Autónoma de Aragón y ganar peso con la integración de entidades como la Caja Rural de Cariñena en 2002, de forma que a día de hoy la entidad presidida por Bruno Catalán cuenta con 467 empleados y una red de 164 oficinas repartidas en La Rioja, Zaragoza, Huesca y Teruel, sumando unos activos de 2.806 millones de euros y un volumen de negocio de 4.509 millones.

Como entidad integrada en el Grupo Caja Rural, el proyecto de renovación de la infraestructura de red LAN emprendido por Cajalón se acomete en el marco de la migración a MPLS abordada la empresa de servicios TIC del Grupo Caja Rural, Rural de Servicios Informáticos (RSI), en colaboración con Telefónica y con el objetivo prioritario de cara a sacar todo el jugo a la nueva red única MPLS de voz y datos. “Puesto que era necesario abordar la migración a MPLS a fin de elevar el nivel de integración con el resto de entidades englobadas en RSI se hacía necesario llevar a cabo una serie de modificaciones para aprovechar los nuevos caudales y funcionalidades de la nueva red”, explica el director de Comunicaciones de Cajalón, Luis Martín de Castro.   Hasta ese momento, FrameRelay y ADLS dominaban en el escenario de comunicaciones de Cajalón con una presencia modesta de RDSI en determinadas oficinas de pequeño tamaño; de modo que el aprovechamiento de todo el potencial asociado al salto a MPLS exigía la modernización de la LAN y la simultánea unificación de la infraestructura de red de todas las oficinas. El macroproyecto desarrollado por Cajalón en colaboración con Telefónica engloba, por tanto, sendos proyectos WAN, LAN y VoIP; los dos primeros iniciados en 2009 y el tercero planificado para este año.   En cuanto al desarrollo del proyecto LAN y sin perder de vista la migración con RSI puesto que “todo lo que hagamos tiene que servir tanto a Cajalón como a RSI”, Cajalón valoró dos alternativas: “la primera posibilidad incluía equipamiento de Teldat a nivel de routing y de Alcatel para voz, en tanto que la segunda alternativa incorporaba el Communication Manager Cisco para las comunicaciones de voz, el routing de Cisco para las salidas de Internet en Servicios Centrales y las opciones Cisco o 3Com para la parte LAN”.   Finalmente y puesto que “la arquitectura de red que nos propuso 3Com se ajustaba perfectamente a nuestros requerimientos y necesidades”, Cajalón apostó por los equipos de 3Com para llevar a cabo la necesaria modernización de su LAN previa a la implementación de la nueva WAN, en cuyo caso la selección se decantó por Cisco.
La iniciativa ha supuesto, por tanto, la implantación de nuevo equipamiento switching de 3Com tanto en las alrededor de 160 oficinas que conforman la red de Cajalón como en su edificio central y su CPD, localizado en un edificio anexo a su sede principal en Zaragoza.   En la selección del equipamiento de 3Com por parte de Cajalón también pesaron otros factores: “además de ser una marca de prestigio, existían referencias de otras cajas con soluciones probadas, se trataba asimismo de la mejor oferta en cuanto a precio y su servicio post-venta nos daba una garantía de cara al futuro, sin olvidar las facilidades en materia de formación”. Igualmente se tuvieron muy en cuenta las avanzadas funcionalidades de visualización y gestión del software IMC (Intelligent Management Centre) que, como subraya de Castro, “nos proporciona una visión gráfica completa y muy detallada de nuestra red, incluyendo las líneas de conexión, los equipos de switching y routing, y los servidores”.   La modernización de la infraestructura de comunicaciones de la red de oficinas ha supuesto, detalla de Castro, “la instalación en la gran mayoría de las sucursales de un solo switch 3Com 4210 en tanto que, en casos puntuales como las grandes oficinas de Calatayud, Logroño o Huesca, se han instalado los switches 3Com 4500”.   El desarrollo de esta primera fase de despliegue en la red de oficinas se inició a finales del verano de 2009 culminando en el mes de noviembre, de modo que se prolongó alrededor de tres meses sin registrarse ninguna incidencia. “Simplemente se procedió al cambio de los switches existentes por los nuevos equipos, que empezaron a ser controlados por el Centro de Gestión Personalizado (CGP) contratado con Telefónica en su modalidad Oro”, apunta de Castro.

Tolerancia a fallos
Culminada esta primera fase, Cajalón dio luz verde a la implantación del nuevo equipamiento en Servicios Centrales, acometiendo en paralelo la correspondiente instalación tanto en el edificio central de la caja en Zaragoza como en su CPD Principal. Concretamente, en el CPD se ha instalado un equipo S7906 con IMC (Intelligent Management Centre) y capacidades avanzadas de routing que “si bien inicialmente no se van a utilizar, nos ofrecen la posibilidad de confiarles en un momento determinado funciones propias asociadas a MPLS, además de abrirnos la puerta a protocolos avanzados como IPv6”.
En el caso de su sede central, Cajalón ha apostado por un apilamiento Intelligent Resilient Framework (IRF) de cuatro switches 3Com 4800G en la planta principal del edificio que da servicio a más del 80 por ciento de los usuarios en Servicios Centrales. “Esta arquitectura”, destaca de Castro, “nos permite una gestión distribuida como si de una sola IP se tratara, así como garantizar la tolerancia a fallos de los enlaces agregados ya que, en caso de caída de una de las unidades, las otras mantendrían su funcionamiento”. Y es que, adicionalmente y en función de las necesidades de cobertura, se han instalado switches 3Com 4200G y 4500G en armarios de otras dos plantas que, unidos con fibra a 2 Gb, garantizan la tolerancia a fallos. “Los equipos 4800G están apilados a 10 Gb y podríamos sumar otros 10 Gb agregados puesto que existe una conexión de fibra entre los tres armarios”.   En el desarrollo de esta segunda fase del proyecto, que exigió dos semanas de trabajo a finales del pasado noviembre, los técnicos de Cajalón contaron con la colaboración de personal experto de la organización GSO (Global Services Organization) de 3Com en Inglaterra, así como con el apoyo de los profesionales del CGP de Telefónica. De Castro reconoce que “la segunda fase resultó lógicamente más laboriosa y compleja puesto que convivía el equipamiento antiguo y el nuevo para posibilitar el trabajo de forma habitual, con la única excepción de la eliminación de los viejos equipos principales, que se realizó de viernes a sábado puesto que implicaba a entre un 80 y un 90 por ciento de los usuarios”.   Completada la instalación del nuevo equipamiento de switching en Servicios Centrales, Cajalón abordó de forma prácticamente inmediata el cambio de protocolos a nivel de LAN; de modo que a finales de 2009 Servicios Centrales ya estaban operando contra la nueva MacroLAN MPLS que da servicio a todas las cajas del Grupo Caja Rural.   En cuanto al soporte de la nueva infraestructura, Cajalón ha apostado por un servicio mixto: “optamos por contratar a través de Telefónica el servicio Guardian 24×7 de 3Com, de forma que ante el primer indicador de fallo contamos con el soporte del CJP que, desde nuestras instalaciones centrales, se encarga de monitorizar la red disponiendo a su vez del soporte de Guardian”.

Potencia MPLS
Así las cosas y para completar el macroproyecto de Cajalón, actualmente sólo resta la puesta en marcha de la nueva salida a Internet, que se duplica y pasa a contar con dos puntos de salida en activo/pasivo; así como la comunicación de las oficinas de la red de Cajalón con sus Servicios Centrales. Este aspecto resulta fundamental puesto que supone un cambio radical con respecto a la situación previa: “hasta el desarrollo de este proyecto y puesto que las oficinas sólo disponían de una salida, todas las comunicaciones, sean internas para el uso de la plataforma Microsoft Exchange de correo, el ERP o el CRM -alojados en nuestros CPD-, o sean externas para la parte del teleproceso -alojado en el CPD de RSI en Tres Cantos-, se realizan a través de Servicios Centrales, con los consiguientes riesgos de cuellos de botella o de una posible caída de nuestro CPD; ahora y a tenor del despliegue de MPLS, cada oficina cuenta con dos salidas trabajando directamente contra nuestro CPD para el uso de determinadas aplicaciones y contra el CPD de RSI para el teleproceso”.   Completada la conexión con la nueva WAN en Servicios Centrales, el CPD de Zaragoza, RSI y tres oficinas, en las que se realizó un piloto para garantizar el buen funcionamiento en sus comunicaciones tanto con Servicios Centrales como con el CPD de RSI -localizado en el municipio madrileño de Tres Cantos-, en la actualidad Cajalón se encuentra en pleno despliegue en la red de oficinas, con routers Cisco 1841, y la previsión pasa por completar la implantación el 28 de febrero.   La disponibilidad de comunicación directamente en las oficinas de Cajalón con el CPD de RSI no es la única ventaja derivada de la migración a MPLS. Adicionalmente y como destaca de Castro, “hemos conseguido una importante ampliación de los caudales, lo cual resulta clave en la red de oficinas y fundamentalmente en Servicios Centrales, donde hemos saltado de dos a 10 Gb”.

Doble avance VoIP y wireless
Tras finalizar la migración a MPLS de sus oficinas, Cajalón abordará, a través del servicio Corporate IP de Telefonica, la migración a VoIP, que se prevé culmine el 30 de junio. El proyecto contempla, tal y como detalla el director de Comunicaciones de Cajalón, “la instalación de un doble sistema Call Manager de Cisco en el CPD y en la sede central a la búsqueda de redundancia en el aprovechamiento de IP”.   En este punto, de Castro pone el acento en las posibilidades que abre VoIP en integración con las aplicaciones ERP y CRM, así como con las plataformas Exchange y Live Communication Server de Microsoft, un avance que “nos permitirá revolucionar el puesto de trabajo”. En ese sentido, también se prevé renovar los terminales en las oficinas sin necesidad de realizar cambios en los routers ya que “los nuevos equipos instalados actúan también de pasarela para la voz”. En total, se instalarán un mínimo de 500 nuevos terminales VoIP de Cisco.
La experiencia previa con VoIP de Caja Rural de Navarra, que ya está haciendo uso de una solución similar, supone una garantía adicional para Cajalón puesto que “sabemos que avanzamos sobre seguro”.
El abanico de proyectos de mejora de las comunicaciones en Cajalón no podía pasar por alto el omnipresente mundo inalámbrico. En esta vertiente y después de llevar a cabo el correspondiente estudio de viabilidad a finales de 2009, la caja se encuentra en la actualidad desplegando el cableado necesario para la instalación de puntos wireless, en concreto los WA2620E-AGN con un switch wireless 3Com WX5002, todo ello gestionado por ICM. “Vamos a cubrir con 24 puntos de acceso el edificio de la sede central completo”, señala el director de Comunicaciones de Cajalón, que trabaja en este proyecto wireless junto con 3Com y su partner local, Aragonesa de Sistemas y Cableados.

Un contrato único de comunicaciones y servicios
En todos los proyectos de modernización de las comunicaciones emprendidos por Cajalón, la entidad tiene un partner de confianza ya que mantiene un contrato de comunicaciones a seis años con Telefónica que empezó el uno de enero de 2009.
Según las condiciones de dicho contrato, todos los proyectos de la caja en materia de comunicaciones se incluyen dentro de esa misma relación contractual, lo cual ha resultado muy ventajoso para la caja aragonesa. Y es que, Cajalón salía de un contrato por un periodo largo en el que había descendido el coste de las comunicaciones y apostó por absorber esos beneficios optando por incluir los servicios en su contrato de comunicaciones con Telefónica, eso sí, al mismo coste. Así y “considerando la reducción de costes que le solicitamos a Telefónica para el año 2009, por un importe mínimamente superior hemos podido llevar a cabo los proyectos de modernización LAN y WAN MPLS”.

¿Qué te ha parecido este artículo?

La tua opinione è importante per noi!

S
Lola Sánchez

Artículos relacionados

Artículo 1 de 4